Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

¡Oh, Dios mío, tengo una adolescente atrapada en mi interior!

Hola, me llamo Anna y aunque normalmente me comporto como una persona adulta hoy he descubierto que sigo teniendo a una adolescente atrapada en mi interior… Y me encanta. Ahora te cuento porque, pero con la condición de que seas sincera, o sincero, y al terminar confieses que a ti te pasa igual. 

Veamos, todo empezó ayer por la noche cuando vi el último capítulo de Juego de Tronos. (Si no lo has visto no sigas leyendo, voy a chafarte una sorpresa, vas a encontrarte con un spoiler como la copa de un pino. Lo digo en serio). Allí estaba yo, sentada en el sofá con mi taza de té japonés y mis gafas de pasta negra viendo como los Lannister y los Stark se arrancan los ojos (y las manos), cuando de repente aparece Jon Nieve con esa chica pelirroja (por qué será que siempre hay una pelirroja y es sí o sí, lista, rebelde y guapa, ¿no hay pelirrojas feas y convencionales?). En fin, sigamos con Jon; Jon está subiendo una montaña de hielo y a media escalada salva a la pelirroja de morir atrapada en un alud. Y entonces, oh, sí, llegan a la cima y él la besa con el amanecer de fondo. Y ya está, me olvidé del té, se me empañaron las gafas, y decidí que soportaría todas las torturas que George R. Martin quisiera infligirme con tal de ver a Jon casado y con niños con su pelirroja.

Te dejo unos segundos para que te rías de mí. Basta.

Sigamos, allí estaba yo, en el sofá, con la gafas ahora por fin desempeñadas y enganchada sin remedio a esa historia de amor.  Cuando mi nivel hormonal recuperó cierta normalidad, empecé a pensar en los motivos por los que esa clase de escenas funcionan siempre –siempre- y cogí uno de mis cuadernos.  Sí, era hora de irse a la cama,  pero opté por la opción temeraria y me acerqué a mis estanterías llenas de libros. Allí encontraría la respuesta que tanto buscaba. Y cuál era la pregunta…

¿Cómo sabes si tienes una adolescente atrapada en tu interior?

 1-Porque aunque te has comprado Correcciones de Jonathan Franzen, el último libro que acabas de leer es el Kate Morton, o el de Lisa Kleypas, o el de Nora Roberts, y los próximos serán el de Marian Keyes (fantástico) y el de Samantha Young. (Nota para mí misma: no volver a dejarle la tarjeta de crédito a mi yo adulto, tiene un gusto literario excesivamente aburrido.)

2-Porque si Jane Austen estuviese viva y tuvieses su dirección de correo electrónico, que sin duda sería Mr.Darcy@janeausten.com,  le escribirías para felicitarla y pedirle, por favor, por favor, por favor, que escribiese el epílogo de Orgullo y Prejuicio.

3-Porque sigues siendo capaz de pasarte la noche en vela leyendo una novela y te parece de lo más lógico y normal. Y al día siguiente vas cansada al trabajo y tienes mala cara, pero te da absolutamente igual porque has podido comprobar con tus propios ojos (los mismos que ahora no puedes mantener abiertos) que la novela acaba bien.

4-Porque a pesar de que te apasiona leer el desarrollo de los personajes, el trasfondo histórico, las descripciones de las ciudades, las intrigas, los diálogos, y un largo etcétera de recursos literarios, lo que más te gusta es cuando los protagonistas se dan su primer beso. Y después cuando se reconcilian al final de la novela.

5-Porque cuando te engañan y te llevan al cine a ver Ironman 3 (o cualquier otra película de acción) solo prestas atención cuando Tony Stark deja de comportarse como un cretino y pierde la cabeza y el corazón, por fin, por Pipper Pots.

6-Porque los capítulos que más te gustan de Juego de Tronos, Castle, o incluso de Homeland son los que tienen una historia de amor. Y si sale un beso, se convierten en “magníficos”.

7-Porque tus películas clásicas preferidas, las que salvarías de un incendio, son las románticas. Vamos, seamos sinceros, entre Ciudadano Kane y Historiras de Filadelfia, yo elijo a Katherine Hepburn todas las veces. Y entre Encadenados y Sed de mal, digamos que me basta con Gary Grant para decidirme.

8-Porque si tienes niñas y ponen Enredados en la tele, o La Sirenita, o La Bella y la Bestia, no sabes cómo pero terminas sentada en el sofá con ellas. (Un día hablaremos de las pérfidas técnicas hipnóticas de Walt Disney)

9-Porque cuando ves una película en la que disparan al protagonista te tapas los ojos con las manos o con un cojín, o gritas; y cuando besa a la chica se te queda cara de boba. Y porque sigues comprándote palomitas cuando vas al cine. Y porque todavía estás convencida de que hay canciones que tienen que cantarse en voz alta, como algunas de Bon Jovi, aunque seas completamente incapaz de afinar. Y porque siempre te emocionas cuando compras un libro que llevas meses esperando…

10-Y porque pase lo que pase seguirás leyendo las novelas que te gustan hasta el final y seguirás yendo al cine a ver películas románticas. Los protagonistas, tanto de unas como de las otras no envejecerán jamás, y ni tú ni yo tampoco.

¿Tú también tienes una adolescente atrapada en tu interior?

 iron3

29 comentarios el “¡Oh, Dios mío, tengo una adolescente atrapada en mi interior!

  1. Gambetta
    mayo 21, 2013

    Completamente de acuerdo en todos y cada uno de los puntos!! Hace meses que repito una y otra vez, a quien me quiera escuchar, que yo siempre seré adolescente (cumplo 37 a finales de mes y tengo 2 niños)…

    Me encanta leerte!! Gracias por compartir tu talento!!

    PD: Adoro a los Martí… 😉

    Me gusta

    • librianna
      mayo 25, 2013

      Genial, Gambeta, seguro que además estás estupenda!!
      Yo también adoro a los Martí, no sé qué haría sin ellos.
      Gracias por pasarte por aquí.
      Besos mil.

      Le gusta a 1 persona

  2. Menchu.
    mayo 21, 2013

    Por la edad ,tengo un par de ellas dentro de mi….. cuanta razòn en estas palabras!! Rebeca tiene razòn tu blog està muy bien :-)) (Enredados es lo màs).

    Me gusta

    • librianna
      mayo 25, 2013

      Gracias, Menchu!
      Rebeca siempre tiene razón. Siempre.
      Cuando fui al cine a ver Enredados mi hija quería ir al baño y casi la obligo a seguir sentada (lo que probablemente me convierte en la peor madre del mundo… aunque al final nos levantamos y fuimos al bano a la velocidad de la luz). Saludos a tu par de adolescentes internas. Besos

      Me gusta

  3. DMar (@Dalimarr)
    mayo 21, 2013

    Sin dudas to tengo una adolescente en mi interior y me encanta.Creo que si nunca debemos dejar morir nuestro niño interior tampoco a nuestra adolescente.Esos momentos son unicos y nos hacen muy feliz.

    Le gusta a 1 persona

  4. monica
    mayo 22, 2013

    Pues va a ser que sí Anna.

    Me gusta

  5. Rosa María
    mayo 22, 2013

    Hola Anna, definitivamente hay una adolescente en mi y me encanta. Cumplo todos tus requisitos y me encanta. Mi niña, mi adolescente, mi joven, mi mujer en todo el amplio sentido de la palabra es todo lo que soy y me encanta.
    Acabo de leer “Un beso a oscuras” casi sin aliento y me he emocionado casi con cada palabra como adolescente y mujer. Gracias por ser tan buena contando historias.

    Me gusta

  6. Soraya
    mayo 23, 2013

    Tengo 19 años y se supone que la etapa de la adolescencia la deje pasar hace varios. Ha sido leer el post y darme cuenta de que nunca he llegado a superar esa época. Creo que jamás llegaré a pasar esta etapa.

    Me gusta

    • librianna
      mayo 25, 2013

      No llegará jamás, Soraya, y probablemente sea mejor así. Es fantástico seguir emocionándote por un buen libro o una buena película.
      Genial verte por aquí.
      Besos.

      Me gusta

  7. Loreta Sanchis
    mayo 23, 2013

    Nop, esos argumentos no son los que se deben usar, que me chafas los míos, jajaja.

    Yo me limito a indicar que a mí, lo que en realidad me interesan, son las relaciones humanas, ese intercambio de vivencias y experiencias que hacen únicas las vidas. Y claro, con esos argumentos…. se calla todo el mundo.

    (Madre, madre, si ellos supieran los 15 años que tengo por dentro)

    Le gusta a 1 persona

    • librianna
      mayo 25, 2013

      Te pasaré una comisión por los argumentos robados Loreta.
      Me encanta la frase “intercambio de vivencias y experiencias”… algún día me será muy útil.
      Tu edad secreta está a salvo conmigo, yo también rondo los 15, más o menos.
      Besos.

      Me gusta

  8. Ara
    mayo 24, 2013

    Qué razón tienes!!!! Con 31 años y viven muchas adolescentes dentro de mi, y que sigan!!!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • librianna
      mayo 25, 2013

      ¡Qué sigan, Ara!
      Cuida muy bien de tus adolescentes, seguro que así vivirás mucho más y tu vida será mucho más divertida. Esto de la edad adulta me suena un poco a estafa, ¿no te parece?
      Besos a montones.

      Me gusta

  9. Celeste
    mayo 26, 2013

    Anna tienes toda la razon y yo al numero 9 le añadiria que si pasa eso con el protagonista te acercas instintivamente a la persona que tienes al lado sea quien sea!! Es que te da una pena increible!! Pobre si ellos son los mejores!! Me encanta el post!!

    Me gusta

    • Nathalie
      mayo 27, 2013

      Buenos días, concuerdo con todo lo que habéis dicho… soy una niña, una adolescente, una mujer y estoy absolutamente encantada!!!!!!!!!!!!!!! Qué sería de la vida sin La bella y la bestia de Disney? jejejej… o sin el suspiro final al terminar un libro o ver una peli romántica? y esas noches en las que está una muerta de sueño y acabas acostándote a las 6h de la mañana…. pero has llegado al final? ay, qué bonito!!!! y encima te “enamoras” del prota y te acuestas soñando con él… esos momentos no tienen precio!! y son absolutamente, magníficos!! Alimentemos, pues, nuestra adolescente interior, nuestra niña… sin ellas no seríamos mujeres… tan interesantes!! Feliz día!! Un abrazo.

      Me gusta

  10. Merybeth
    mayo 27, 2013

    Cuanta razón tienes. Yo tengo varias adolescentes en mí. Para verme la carita de boba que se me pone cuando veo las peliculas románticas o dibujos, incluso las veo repetidas al día siguiente y la cara se me pone igual. JEJEJE. Hoy empiezo otra de tus novelas. Que ganitas!!!

    Me gusta

  11. Marián
    junio 3, 2013

    Acabo de descubrirte y me encantas!!! Me has sacado unas cuantas carcajadas!! jajajaja! Sí, yo también sigo teniendo una adolescente en mi interior y no me aburro nunca de ella! … Voy a por otro post!!!

    Le gusta a 1 persona

    • librianna
      junio 8, 2013

      ¡¡¡¡Gracias por descubrirme!!! Ahora no me abandones.
      Encantada de conocerte, mi casa es tu casa y todas esas cosas. Un beso para ti y otro para tu adolescente de mi parte.

      Me gusta

  12. Joane
    junio 4, 2013

    Sí, yo también tengo una adolescente atrapada en mi interior, me temo.
    Uno de los libros que más me atrapó en 2012 fue la trilogía de Los Juegos del Hambre, de verdad, de un tirón, fantástico! Sí, hay mucho de adolescente en mi, en concreto 9/10 partes. El punto de quedarse despierta leyendo toda la noche resulta que llegada cierta edad no es aconsejable. Hasta los Óscar los veo en diferido.
    El resto, ¡claro!
    El único libro que tengo de Jonathan Franzen sigue en la balda desde hace muuuucho tiempo y sin leer aún…
    Si Jane Austen estuviese viva, necesitaría una orden de alejamiento contra mi…
    Sí, sólo un cínico de vuelta de todo como Robert Downey Jr., puede despertar algo de pasión de la pescaílla fría nueva era vegetariana de Gwyneth.
    Lo más apasionante de Homeland es la historia de amor, por supuesto, es que hay algo más???
    Y como el resto, sigo enamorándome de Cary y de James en Historias de Filadelfia, a pesar de que el mensaje de la película parece ser que los millonarios cincuentones que se echan amantes 30 años más jóvenes, humillando públicamente a sus esposas es por culpa,… de sus poco cariñosas hijas?

    Post data: Pido consejo… Estoy buscando algo de romántica adolescente o “joven adulto” para una adolescente que sigue con Laura Gallego y Tolkien. ¿Qué romántica más bien “blanca” puedo aconsejarle? Es que la romántica de mis baldas está algo subida de tono.

    Me gusta

  13. silvia
    julio 6, 2013

    Confieso: tengo una adolescente en mi interior. Acabo de cumplir 40 años y si me preguntan cual es mi pelicula preferida, que he visto 4000 veces por lo menos, es la Cenicienta. Sin ningun pudor respondo que mi primer amor es el principe de la Cenicienta y el segundo es Mr. Darcy. confieso que cuando muere el papá del Rey León, la mamá de Bambi o cualquier personaje ficticio, al cual le tome cariño, lloro como una magdalena. No puedo dejar de leer una novela que me atrapo hasta terminar así sean las 5 de la mañana y tenga que ir a trabajar… Creo firmemente que lo que nos mantiene jóvenes y con esperanza en este mundo tan cruel es que tenemos aún una parte de nosotras inocente e intacta, que aún encuentra maravillas en el mundo….

    Me gusta

  14. Camila
    julio 24, 2013

    Soy una adolescente aún jajaja… Especialmente en el punto de no dormir y pelear al día siguiente para mantenerme despierta todo por ver si los protagonistas se besan o no.

    Me gusta

  15. ELENA RUIZ
    septiembre 13, 2013

    Coincido en tantos puntos que no paraba de sonreír mientras leía!!!
    Gracias a esa adolescente que llevas dentro, mezclada con tu talento, podemos saborear cada una de las novelas que escribes! gracias!
    pd.Me encantaron los Martí!

    Me gusta

  16. Jane
    septiembre 20, 2013

    Me ha encantado la entrada! Acabo de descubrir el blog y pienso seguirte 🙂
    Y si, también coincido punto por punto con la lista, así que he tenido que reconocer ante mí misma que debo tener una adolescente atrapada en mi interior por algún sitio. Ella es la causante de que me quede hasta las 4 o 5 de la mañana leyendo cual soñadora empedernida romanticona que es; es algo totalmente ajeno a mi y no puedo pararla jajajja

    Me gusta

  17. Freyja Silva
    mayo 25, 2014

    Hola !! Anna 😉
    (navegando por el internet encinte tu página web y tu bloc)
    Y SIIIIII……. definitiva mente tengo un ADOLECENTE en mi , me e muerto de la risa con tu artículo por que da la casualidad q mi familia y yo vemos la serie de juego de tronos cada temporada y juro mirando esa misma esena ( que describes de Jon y la peli roja besándoce a la puesta del sol o al amanecer pensé lo mismo)QUE ROMÁNTICO e igual me los imaginé al final de la serie juntos y felices comiendo perdieses.
    y estoy de acuerdo con todos tus puntos ciento igual; que rico no perder al ADOLECENTE q tenemos dentro 😉

    Me gusta

  18. Lyteypa
    junio 16, 2014

    Ante todo Anna felicitarte, has cumplido mi sueño desde adolescente, escribir novela romántica. ¡Y además escribes de las buenas!

    Yo también tengo una adolescente en mi interior, aquella chiquilla de trece años que no dejaban ver la televisión y la obligaban a leer libros infantiles. Aquella a la que una enfermera del turno de noche le prestó un libro más “apropiado a sus edad” bajo su punto de vista, mi primera novela romántica, recuerdo que leí durante toda la noche, toda la mañana siguiente (por la tarde caí desfallecida de sueño) y el segundo día por la noche otra vez… tres noches enteras, con sus mañanas dedicadas a la lectura. Ahora ya no recuerdo mucho de aquel libro, pero me acuerdo de que cuando lo terminé quería más y más. Mientras duró mi hospitalización aquella enfermera me surtió de libros románticos y maravillosos.

    Desde entonces no suelto un libro hasta que lo termino.

    Me ha causado verdaderos problemas con mi marido el pasarme las noches enteras leyendo, es algo que él no comprende (aunque yo tampoco le veo el interés a las válvulas o el motor de un coche antiguo)

    Y cada libro es como el primero, con cada uno vuelvo a ser aquella niña de trece años, con grandes gafas enterrada en una cama de hospital con un gran libro en las manos.

    Lo mismo me pasa con las películas, La verdad es que mis padres pensaban que la televisión “atontaba” y no me la dejaban ver salvo en su presencia. y, claro, con quien más estaba era con mi madre…y bueno, tenía sus preferencias cinematográficas, … algunas de las que recuerdo muy vívidamente justo en aquella época de adolescencia de ver con mi madre Memorias de áfrica, Los puentes de Madison, Tal como éramos…. me parecían magníficas.

    No quiero olvidarme nunca de esas sensaciones de adolescente, seguiré leyendo y viendo películas “de llorar” como las llama mi marido.

    Me gusta

  19. Rodrigo
    junio 18, 2017

    Vaya, cualquiera creería que sólo las mujeres tienen la capacidad de encerrar a “otra yo” en su interior, y liberarla en los momentos menos esperados.
    Pues no. Aunque dudo que haya muchos dispuestos a confesarlo, lo cierto es que hay no pocos jovenzuelos encerrados en cuerpos ajenos y ajados. Y -cuando menos- conozco a uno.

    Me gusta

Responder a ELENA RUIZ Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 21, 2013 por en Cosas que me hacen reír, Mi inspiración y etiquetada con , , , , , .

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.375 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Como montar en bicicleta 🚲 ¿Sabéis eso que dicen cuando tienes miedo de hacer algo que hace tiempo que no haces? Como montar en bicicleta. ¿O cuando has hecho algo que te ha salido mal y te aterra volver a intentarlo? Como montar en bicicleta. Quizá como frase no sea nada del otro mundo, en realidad es un tanto absurda y más en mi caso que pedaleo fatal y me da miedo circular por calles transitadas (transitadas = más de una persona en mi camino), pero este año es parte de mí. No os suelto más rollos, espero poder enseñaros poco a poco a qué me refiero; una de las cosas que voy a retomar es el blog -esta me da poco miedo, algo, pero poco- y otra es retomar proyectos pendientes desde hace (demasiado) tiempo. Y otra, escribir una historia que lleva tiempo en mi cabeza pero con la que aún no me había atrevido 👩🏼‍💻 Y por último 🎉🎉 ¡”Carolina y los Valientes” y yo nos vamos de presentación! 🎉🎉 Este miércoles estaré en Castellón, en la llibreria Argot, acompañada por la diputada de cultura de la Diputació de Castelló para hablar del Galardón Letras del Meditérraneo y de Carolina y sus chicos, por supuesto. Si estáis por la zona, agradeceré vuestra compañía y abrazos. #CarolinaYLosValientes 💖#GalardónLetrasDelMediterraneo #SéValiente #ComoMontarEnBicicleta 🚲 #MiPrimeraFotoDel2020
¿Qué es lo que convierte un libro o una película en el libro o la peli perfectos para Navidad? ¿Tiene que suceder en Navidad? ¿Tiene que acabar bien? ¿Tiene que ser un drama? 🤷🏼‍♀️. Una de mis pelis de Navidad preferidas es “Jungla de cristal” y pelearé hasta quedarme afónica con quien me lleve la contraria, otra es “About time”, y estos días leo libros juveniles o románticos que acaben bien porque para dramas todos ya tenemos bastantes. Las novelas que he elegido para concluir este calendario de adviento son perfectas -en mi opinión, total es mi calendario- para estas fechas. Las dos están traducidas al castellano (la edición del de Jeanette Winterson es preciosa 🥺) ¿Tenéis algún libro o género literario preferido para estos días? ¿Y alguna película? Contadme, quiero añadirlas a mi lista 😘 🥮”Christmas days” de Jeanette Winterson (en castellano “Días de Navidad. Cuentos y recetas”). Si no habéis leído nada de Jeanette Winterson dejad el móbil e id a por uno de sus libros, cualquiera. Me espero. Este que os propongo es muy buena opción porque son doce historias cortas, divertidas, imaginativas y geniales cada una con su receta. #ChristmasDays #JeanetteWinterson 🛏”The flat share” de Beth O’Leary (“Piso para dos”). Lo compré por casualidad en semana santa y me cogió por sorpresa, algo que a estas alturas no me sucede tan a menudo como querría. Tiffy trabaja de día y Leon de noche, comparten piso y no se conocen, es la solución perfecta. Se dejan notas y claro eso no complicará las cosas, no, qué va. #TheFlatShare #BethOLeary 🎄Gracias por compartir estos días conmigo, por vuestros comentarios y sugerencias lectoras. Feliz Navidad.🎄 Aunque acabe el calendario seguiré hablando de libros 🤫. Y de “Carolina y los Valientes”💖 #CalendarioDeAdvientoLiterario 23/24 24/24 📚 #LibroNavidad 🎄 #Bibliophiles #BookLove ❤️ #Books #AllIWantForChristmasIsBooks #AllIWantForChristmasIsYou #AndBooks #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro
Hoy el New York Times publicaba que a finales del pasado mes de octubre, a los sesenta y siete años, fallecía Johanna Lindsey tras padecer cáncer de pulmón. Los que no leéis novela romántica -este punto lo dejamos para otro día- es probable que no sepais quién es, pero es como si muriera Scorsese o Spielberg; quizá no toda su carrera son aciertos, pero el género al que pertenecen no sería lo mismo sin ellos. Pues sin Johanna la romántica, la narrativa femenina y la industria editorial que las rodea no serían las mismas. Quería fotografiar un libro suyo, pero los tengo guardados en casa de mis padres porque es cierto que con los años mis gustos de lectora me han llevado lejos de la señora Lindsey, pero eso no significa que no reconozca el valor que tuvieron en su momento. El único libro que conservo en mi casa de esa época es este. Esta es la primera novela romántica que compré en castellano, fue en 1999 y siempre está en mi biblioteca porque me recuerda quién era yo entonces, por qué leía romántica y qué significó para mí. Por eso la recomiendo hoy en el calendario de adviento, no por la novela en sí sino por lo que significan a veces estas historias imperfectas que nos marcan casi sin darnos cuenta. Como el legado de Johanna Lindsey. ¿Cuál fue la primera novela que os marcó sea por lo que sea? Contadme ❣️”Cuando tú llegaste” de Judith McNaught (traducción de Josefina Guerrero. Otra editorial la reeditó con otro título: “Pasajes al corazón”) ❣️¿De qué va? Una rica americana viaja de EEUU a Inglaterra para casarse con un noble, pero la americana en cuestión no quiere tal matrimonio y planea escabullirse. La doncella que la acompaña, Sheridan Blomleigh, humilde y que ha convivido con indios, es la encargada de darle la noticia al noble prometido. Pero al desembarcar un mástil se rompe y la golpea en la cabeza y... ¡la amnesia de la que os hablaba el otro día! Sheridan no recuerda quién es y Stephen Westmoreland, el lord prometido, cree que se trata de su futura esposa pues no se han visto nunca. Esta novela es un locurón, está llena de comportamientos anticuados (gracias a Dios) pero le tengo mucho cariño y eso, en mi opinión, también es importante 😘
La Navidad y todos esos almuerzos con sobremesas, charlas y partidas de cartas que los convierten en cenas y a veces en “¿por qué no os quedáis a dormir?” Ya casi está aquí y quizá por eso he cambiado el libro que iba a colgar hoy por este; porque es una historia familiar llena de personajes imperfectos y reales, de esos que quieres abrazar cuando llegas a la última página. 🌍”Tiene que ser aquí” de Maggie O’Farrell (traducción de Concha Cardeñoso) 🌍¿De qué va? La trama se desarrolla entre 1944 y 2016 y la estructura es desordenada: salta hacia atrás y hacia delante. Al principio puede parecer un poco confuso -a mí estas formas de narración me encantan-, pero si no es así os aseguro que en este caso merece mucho la pena hacer el esfuerzo. Además, la historia nos lleva a Nueva York, Irlanda, París y es preciosa. La novela, aunque nos presenta bastantes personajes, gira en torno a Daniel y Claudette. Daniel es un linguista de Nueva York que cuando conoce a Claudette y se enamora de ella ya tiene un matrimonio fracasado y dos hijos a los que casi no ve a sus espaldas. Los motivos no os los cuento. Claudette es una actriz que en el momento más álgido de su carrera hollywoodiense decidió dejarlo todo y mudarse a la campiña irlandesa. Tampoco os cuento por qué. Allí es donde vive feliz en la actualidad con Daniel y la familia que han creado hasta que su marido recibe una noticia sobre una mujer de su pasado y sus vidas, sus sentimientos y ese lugar en el mundo que han construido juntos son puestos a prueba. Es una historia sobre el amor, sobre la familia y sobre la ausencia. Una cosa más: el libro tiene fotografías en el interior que acompañan cierta parte del argumento de una manera maravillosa. 🌍Una frase: {¡Qué diferente podría haber sido todo, qué minúsculas las causas y qué devastadoras las consecuencias!} #TeníaQueSerAquí #MaggieOFarrell 💙 #CalendarioDeAdvientoLiterario 📚21/24 #LibroNavidad 🎄#CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro #BookLove ❤️ #Books #Bibliophiles
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: