Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

El club de los adictos literarios

Aunque seguramente no lo parece llevo días planeando distintas entradas para el blog, una relacionada con todos los propósitos que quiero llevar a cabo durante el mes de agosto (cualquiera diría que dura mil días viendo mi lista) y otra sobre la “mala reputación” de ciertos géneros literarios. No sé cómo quedaran al final estas entradas, y te prometo que intentaré que puedas leerlas pronto, pero cuando me he sentado frente al ordenador he cometido la temeridad de curiosear por Twitter y Facebook antes de ponerme a trabajar (realmente debería prohibírmelo) y he descubierto que hoy es el “National book lovers day”. Al parecer desde que existe este sinfín de redes sociales hay días para todo, te aviso con tiempo para que te reserves el 12 de diciembre para celebrar el día del unicornio por todo lo alto (en serio).

En fin, que cuando he visto que hoy es el “Book lovers day”, el día de los amantes de los libros, he sentido un escalofrío y he decidido que era la excusa perfecta para regalarme dos libros por los que llevo babeando varios días. Evidentemente, cuando el señor Amazon me ha mandado su mensaje de confirmación M me ha pillado con las manos en la masa y enarcando una ceja me ha preguntado, “¿Más libros?”. Yo le he contestado con una obviedad, “tampoco tengo tantos”, y él me ha señalado la estantería y se ha ido con una sonrisa y dejándome por imposible.

Sola de nuevo frente al ordenador he optado por ponerme a trabajar, pero de repente, al conectarme a la web del diccionario inglés que utilizo cuando traduzco, el traidor del señor Google me ha colado un anuncio de una novela que sin duda necesito. Entonces me he visualizado a mí misma frente a una sala repleta de gente confesando: Hola, me llamo Anna, y soy adicta a los libros.

Si la situación que he descrito te resulta familiar, tal vez también lo sean estas.

-Cuando descubres un libro maravilloso, uno de esos que han pasado desapercibidos por los blogs y las librerías, te sientes como un elegido de los dioses, un jedi, y decides que tu misión en la vida es conseguir que todo el mundo, TODO EL MUNDO, lea esa obra de arte.

-Hay libros, ESOS libros, que los tienes en e-book, en papel, en tapa dura, en bolsillo, en inglés, en español, en edición especial, y si lo reeditan de alguna otra manera, volverás a comprártelo, evidentemente. En mi caso confieso que tengo la serie de El jinete de bronce de Paullina Simons en todos los formatos imaginables en inglés y en español, y lo mismo con Forastera de Diana Gabaldon, Pride and Prejudice de Jane Austen (cualquiera de Jane, en realidad), y El Conde de Montecristo de Alexandre Dumas.

-Si vas de viaje a cualquier ciudad, cualquiera, tanto da que sea Tokyo como Albacete, entras en todas las librerías porque te parece de vital importancia saber cómo ordenan los libros y porque necesitas asegurarte de que en alguna de ellas no está ese libro que llevas años buscando.

-Cuando vas al supermercado de una gran superficie comercial pasas sí o sí por la sección de libros y cuando ves que están mal colocados, que hay una novela negra en romántica, una juvenil en la sección de cocina, o una de erótica en la de misterio, te entran ganas de ponerte a llorar o de ir a por el encargado y cantarle las cuarenta.

-En el tren, en el metro, en la consulta del médico, si ves a alguien leyendo un libro que tú has leído tienes que morderte la lengua para no entablar una conversación con esa persona. Y si son dos personas las que están criticando una de tus novelas preferidas te contienes porque si no te acercarías a ellas y les explicarías porque están equivocadas.

-No concibes salir de casa sin un libro o tu lector. Tal vez un día saldrás sin peinar, pero nunca sin algo que leer.

-Cuando ves que la cartelera actual (y desde hace años) está poblada de adaptaciones literarias tienes sentimientos encontrados: por un lado te alegra que esas obras adquieran otra dimensión y lleguen a más gente, y por otro te entran ganas de sujetar por el cuello a todas esas personas que son capaces de ver la película y aplaudirla y, sin embargo, no han querido abrir el libro.

-Cada final de mes te prometes que no comprarás tantos libros, tienes un montón de libros pendientes y si te quedas sin puedes ir a la biblioteca (cada final de mes sabes que mientes).

-Si existiera una clínica de rehabilitación para adictos a la lectura tendrías una habitación reservada permanentemente, pero no irías a desintoxicarte. Irías allí a leer tranquilamente porque seguro que allí puedes leer sin que el mundo real se entrometa.

Creo que conservaré esta lista e iré añadiendo nuevos puntos a medida que los vaya descubriendo. Y ya sabes que si te apetece puedes dejarme un comentario y añadirlos tú directamente.

 

El Club de Adictos Literarios

El Club de Adictos Literarios

Por cierto, dentro de unos días tendré mi momento Umbral y te hablaré de Saltar al vacío, mi próximo libro.

 

15 comentarios el “El club de los adictos literarios

  1. Ana B. Román
    agosto 9, 2014

    Anna, lo primero felicitarte por la entrada, genial como siempre. Y decirte que me he sentido identificada contigo. Yo es que no puedo pasar por una librería y no entrar, mi marido cuando ve más libro ya no dice nada y se ríe. Me has dado una gran alegría hay libro tuyo nuevo a la vista, eres de mis escritoras preferidas y estoy deseando leer algo nuevo. Feliz agosto. Besos
    PD: yo seguro que tendré una habitación reservada en la clínica de rehablitacion para adictos a la lectura.

    Me gusta

  2. Laura Caballero
    agosto 9, 2014

    Totalmente de acuerdo contigo, Anna. Con todos y cada uno de los puntos. Pero no me gustaría ir a rehabilitación, jajajaja que me dejen con mis libros, jajajajaja 🙂
    Estaré atenta a las próximas entradas. Deseando pillar nuevo libro tuyo 🙂 un beso

    Me gusta

  3. Dunia
    agosto 9, 2014

    Yo me siento identificada en todos los puntos jJaajajajja desde luego es una adicción sin fin! Muy buena entrada!
    Besitos

    Me gusta

  4. Mariam Losada
    agosto 9, 2014

    Anna todos esos puntos y MÁS. Cuando voy a una librería y veo que los libros están desordenados, que no tienen una lógica en cómo están colocados, a mí me entran ganas de ponerme a colocar todos los estantes… Es un gran vicio. Es un buen vicio. Me ha encantado el artículo. Besitos

    Me gusta

  5. Menchu Garcerán
    agosto 9, 2014

    Pues salvo todas las versiones de un mismo libro, cumplo todos los demás requisitos para ser adicta. Ahora mismo estoy viendo un montón de…(espera que los cuento) 11 libros en papel sin leer, esperando turno y algunos en la tablet, lo que no quita que me pase por Amazon y “cargue” de vez en cuando. Si. Creo que entro en el club. Me llamo Menchu y soy adicta a los libros. (El otro día le comentaba a mi hijo, que es de los nuestros, que qué pena la cantidad de libros que hay por ahí y el poco tiempo que hay para leerlos)

    Me gusta

  6. Elizabeth Osuna
    agosto 9, 2014

    Lo confieso! Soy adicta a los libros en formato digital o físico, en especial de aquellas historias que hacen que se estruje el corazón y me tengan al borde de un ataque de nervios.
    Sé que actualmente es muy difícil encontrar historias a las cuales sea imposible compararlas con alguna telenovela, película u otro libro, pero yo tengo mi mecanismo de defensa ante eso! Iiteralmente me concentro en lo que tengo enfrente, aislando mi mente y dejando que mi “capacidad de sorprenderme” tome el control, porque en mi planeta, toda historia de amor merece la pena, y quien diga lo contrario entonces que me explique: ¿porque seguimos emocionándonos entonces cuando nuestras amigas nos cuentan sobre su nuevo galán? o ¿porque nos emocionamos cuando alguien nos platica la historia de cómo le propusieron matrimonio? si siempre es lo mismo! detalles más, detalles menos, pero al fin y al cabo se reduce al amor, y nos evoca emociones, así que para mí siempre merecerán la pena.

    Como resultado tengo acumuladas muchas noches de desvelo, interminables platicas con mi novio sobre el nuevo y maravilloso libro que he leído (obviamente él JAMÁS retiene toda la información valiosa que le proporciono, pero bueno, me deja expresarme y lo valoro ♥) y lo peor… varios book boyfriends acumulados! Mi primer amor literario fue Mr. Darcy, y mi copia de Orgullo y Prejuicio la guardo como mi tesoro más valioso.
    Y recientemente… me he hecho adicta a lo que escribes aquí Anna! Amé esa vez en la que escribiste lo que le dirían a Jane Austen si quisiera publicar en este siglo sus novelas, o cuando defendiste el género de la novela romántica.
    En fin, amo leer y amo tus libros también, gracias por ellos, en verdad que me han hecho muy feliz los últimos meses, en especial la historia de Amanda y David, que aunque sea corto, es mi favorito hasta el momento.
    Un abrazo desde México! Y disculpa tanta palabrería! Es la primera vez que me animo a comentar por aqui 🙂

    Me gusta

  7. Vicky Sánchez Romero
    agosto 9, 2014

    YO CONFIESO….. que soy una adicta a los libros…… a veces solo entro a una librería a ver los libros, pues no tengo dinero para comprarlos…. pero aún así me gusta ir a verlos. Muchas veces he leído hasta las 3 am para poder terminar un libro que NECESITO saber el final, más de una vez ha sido uno de los tuyos Anna Casanovas….. =) en dónde envió mis acreditaciones para formalizar mi entrada en el Club? 😉

    Me gusta

  8. silvia torres
    agosto 9, 2014

    Hola Anna, me siento totalmente identificada con todo lo que comentas punto por punto … Cada que vez que llegaba a casa con un libro nuevo me recibia la misma pregunta ” donde lo vas a poner??” .. solucion de D, regalarme un kindle ( mi tesoro!!!!) .. Todos los dias cuando salgo de casa compruebo que vaya en el bolso ( puedo salir sin cartera pero sin el IMPOSIBLE) y a la menor oportunidad lo enciendo y me aislo del mundo con alguna historia ..
    Las reuniones de amig@s giran en torno a los libros que estamos leyendo con el consiguiente cabreo de nuestros respectivos que nos dicen que estamos abducidas .. jajaja.
    Y lo mal que se pasa cuando no puedes seguir leyendo y estas en un momento importante … eso crea ansiedad!!
    En fin, todas las que somos adictas a la lectura supongo que pecamos de lo mismo … pero como lo disfrutamos no???
    VIVAN LOS LIBROS!!!!

    Me gusta

  9. Sabrina ST
    agosto 10, 2014

    Anna, me he reído muchísimo con tu comentario! Realmente no sabia si me habías espiado y hablabas de mi… jajajj … siempre tenemos un motivo para entrar a la librería y mirar nuestros libros y si lo vemos mal colocado lo acomodamos y lo miramos con cariño… hasta le sonreímos!! Y si vemos a alguien leyendo algo que ya leímos… pensamos uhhh porque parte estará!! 😉
    Genial! besotes, desde Argentina!

    Me gusta

  10. canelita
    agosto 10, 2014

    Soy una que tiene una cuenta de deuda permanente con mi tarjeta para pagar uno o dos libros (o tal vez 3) de aquellos libros que su sinopsis suena interesante o que me han recomendado, así los tenga en mi tablet, es la necesidad de tenerlos en papel y disfrutarlos allí.
    con F cada vez mira la biblioteca y la ve más llena me dice “y de donde salen tantos libros?”, pongo cara de inocente y digo como me enseño una amiga “me los regalaron”

    Me gusta

  11. Me voy a presentar, Soy Mónica y soy Adicta a los libros… creo que coincido contigo en casi todo lo que dices… y añado algo más… no soy capaz de salir una noche entera de fiesta porque “alego” estar cansada, pero después se me hace de día en la cama leyendo…

    Me gusta

  12. Montse Rrat
    agosto 11, 2014

    Hola Anna!!

    Me ha encantado tu entrada 🙂 Creo que nos encontraríamos en la clínica de desintoxicación. Naturalmente para leer con más calma. No creo que nunca lleguemos a tenir suficientes libros porqué son vitales para nuestra supervivencia. Lo que siempre nos faltará es suficiente espacio para nuestros queridos libros. No pierdo la esperanza de encontrar un castillo en Escocia (una elección totalment al azar) por un precio raonable para poder forrarlo por dentro con estanterías para mis libros. Total, reservar un pequeño espacio para la cocina el baño y el dormitorio es mucho más fàcil que resistir la tentación de comprar un libro. Te entiendo perfectamente.

    Ya tengo señalada en la agenda la fecha del 17 de Septiembre cuando publiquen “Saltar al vacío”.

    Un abrazo y feliz verano.

    P.D.: Mi autoregalo favorito es una nueva edición de “Orgullo y prejuicio”.

    Le gusta a 1 persona

  13. Freyja Silva
    agosto 12, 2014

    Hola Anna !!
    También soy “UNA ADICTA A LOS LIBROS”
    Siempre digo que no me pasare de mi presupuesto de libros mensual pero ciempre fallo, siempre hay una autora nueva que descubrir un libro a un no e leído o terminar de leer los de mis autoras faboritas , también están las promociones especiales de Amazon, Tunnes,La casa del libro, etc . que NO PUEDO DEJAR PASAR 😉
    ( definitivamente un síntoma de adicción)
    jejejeje… También están los libros que te recomiendan que leas o los que encuentro en los blog de libros que tienes comentarios interesantes y NO PUEDO DEJAR DE LEERLOS !!!!
    En Fin ¡SOY UNA ADICTA!;)
    Saludos desde New York😊

    Me gusta

  14. La estación de las letras
    agosto 18, 2014

    Tal cual, no hay un punto en el que no coincida contigo!! Pobre M… ya me lo imagino todo resignado jajajaja

    Genial como siempre, me encantas!! Y mis dedos ya huelen a Saltar al vacío, lo quiero ya!!
    Besos 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 13.962 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Creo que es una especie de tradición hablar hoy de Jane Austen y si no lo es aún voy a crearla, al menos para mí. Jane Austen murió el 18 de julio de 1817, tenía 41 años y llevaba unos meses enferma. Ya en el siglo XX unos científicos, Alberta y Henry Burke, consiguieron que les dieran permiso para analizar un mechón de pelo de Jane y descubrieron importantes rastros de arsénico. No es que fuera envenenada adrede, en la época georgiana muchas medicinas tenían arsénico, pero es probable que tuviese una enfermedad menos grave de lo que aparentaba. Jane no llegó a publicar “Persuasión”, ni siquiera le había puesto título, y era una obra que se guardaba, nadie sabe por qué. Su hermano Henry le puso el título y se publicó meses después. De las maravillas que escribió, esta es mj preferida, creo que es la que tiene más alma y que, aunque está escondida, más pasión. Yo nací un 18 de julio, casi en la carretera porque entonces era festivo, y desde hace unos años paso el día con mis hijas, trabajo, voy a cenar con mi familia y releo a Jane (y me regalo una edición nueva de una de sus obras 🤫). Os dejo un pedacito de “Persuasión” y un par de frases que me gustan mucho en la foto: {-No lleva usted tanto tiempo en Bath -dijo- como para conocer los encantos de las reuniones que aquí se celebran. -Claro que no. Pero el modo en que suelen desarrollarse no va conmigo. -Pues a mí me ocurre otro tanto. Además, no sé jugar a las cartas. Ya sé que usted tampoco, pero la gente cambia con el tiempo. -No creo haber cambiado hasta ese punto.} #Persuasion #JaneAusten 🌷 #AnneElliot #CapitánWestworth #EstoEsCrearTensiónEnUnDiálogo 🖋 #QueenJaneAusten #LibrosQueDeberíaLeerTodoElMundo 📚 #TenerMásDeUnaEdiciónDeUnLibroEsNormal #LaQueHeLiadoParaHacerLaFoto 🤦🏼‍♀️ #OTD
Si encontraseis una fuente mágica y os diese a elegir entre saber una cosa cierta de vuestro futuro o poder viajar al pasado a ese momento que ha marcado vuestro presente, ¿qué haríais? Yo no lo sé, ayer vimos “La La Land” (preciosa, sí, y si has crecido con unos abuelos como los míos que te ponían “Cantando bajo la lluvia”, “Un americano en París” o “Sobrero de copa” cada sábado, todavía más) y llevo dándole vueltas a si todos tenemos ese instante que cambia para siempre el resto de tu vida y, si es así, si sabemos reconocerlo. Tal vez podríamos preguntárselo a la fuente el día que la encontremos 🦁🌳 #FuentesMágicas #AslanVenAMí #SiAlguienLaEncuentraDeVerdadQueAvise ⛲️ #EfectosSecundariosDeVerLaLaLand #YEscucharLaBandaSonoraEnBucle✨ #LaLaLandPodríaAcabarBienYSeríaIgualDeMaravillosa #NadieVaAConvencermeDeLoContrario 🤭 #LaManíaDeHacerTerminarMalLasHistoriasDeAmorParaQueLasTomenEnSerioMeExaspera 😑 #YoMeEntiendo #MagicForest ☘️ (Esta fuente sé donde está, hice la foto ayer, pero de momento no funciona... o está disimulando 😏)
Es la primera vez que escribo algo así, aunque llevaba años (muchos) pensándolo. He tenido que desaparecer un tiempo, en mi cabeza solo estaba esta historia, y va a costarme un poco volver a la “normalidad”, así que perdonadme la torpeza y todo. A partir de mañana os hablo de libros, de planes -literarios- de verano, y de “cosas” (gran palabra que demuestra lo cansada que estoy) varias 🦄. Será divertido, espero, pasaros por aquí si os apetece. En cuanto a mi nueva novela, de momento puedo deciros que llevo mucho tiempo queriendo presentaros a Anne y a Manel y que espero contaros más detalles pronto. #EscribirEsDifícil 📝 #YEmocionante ❤️ #YCuandoEscribesLaPalabraFinTeDaUnAtaque #LasNovelasContemporáneasTambiénTienenDocumentación 📚 #NoSinMisPostIts 📌 #NoTeFíesDeLaGenteConEscritoriosOrdenados #LoDigoParaConsolarme 🤦🏼‍♀️ #InstagramSeHaVueltoLocoDuranteMiAusenciaYAhoraTieneTele 😳
El impresionante esqueleto que cuelga del también impresionante techo victoriano del museo de historia natural de Londres pertenece a una ballena azul llamada Hope. Esperanza. Hope apareció en las costas de Irlanda en 1891 y murió allí al quedar barada en la arena del pueblo de Wexford Harbour. Esta foto es de cuando estuvimos en Londres con mis hermanos Josep y Julia, aquí salen con Agata porque Olivia estaba embobada mirando un panel (también impresionante) de pájaros de todo el mundo, en concreto le fascinó una gaviota que decía llamarse Deborah 🤷🏼‍♀️. En fin, que Hope es espectacular, pero no puedo quitarme de la cabeza que cuando montaron el esqueleto y tuvieron que desembalar los huesos encontraron noticias de periódicos y notas de los trabajadores que los envolvieron en 1900. No me digáis que aquí no hay una historia. ¿Qué clase de nota esconde alguien entre las vértebras del animal más grande del mundo? Yo de momento lo tengo todo anotado en una libreta (que si algún día ve alguien me encierran seguro). El motivo de esa visita al museo fue para ir a una exposición de venenos 💀-no preguntéis- y porque a la protagonista de la nueva novela le gustan los 🐧 y pasear por allí (lo de los venenos no va con ella). Espero que Hope le traiga suerte, al fin y al cabo las ballenas azules estaban a punto de extinguirse y las hemos salvado. #tbt 🐋 #Hope #HayHistoriasFascinantesEnTodasPartes #EstoyAPuntoDeEntregarYMePierdo #NuncaHabíaEscritoUnaHistoriaAsí 📚 #MisHermanosPequeñosSonGemelos 👫 => Una curiosidad más y me voy: la nueva novela pasa en la actualidad -casi toda- el protagonista es de Barcelona y ella de Londres (y es complicado) 🤐 A partir de mañana intento centrarme 🙃 y hablar de libros o algo parecido.
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: