Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Booklook… si los libros formasen parte de las revistas de moda

Llevo días con esta idea rondándome por la cabeza, en realidad llevo pensando en esto desde el principio de los tiempos, pero desde mi última visita a una sala de espera (la del pediatra, para ser más exactos) se ha acentuado. Leer, a pesar de que a ti y a mí nos gusta creer lo contrario, no es una actividad generalizada; esta misma semana leí un artículo a través de Twitter que afirmaba que durante el pasado 2013 más de la mitad de españoles mayores de edad no leyó ningún libro (no he conseguido encontrar el artículo para añadirlo aquí, si lo logro, o si alguna ánima caritativa me lo manda, lo haré de inmediato, así verás que no me lo invento). No todo el mundo lee y no es solo culpa de los precios de los libros, de la piratería, o de la mala calidad de algunas obras. Probablemente hay muchos motivos que servirían para justificar o, como mínimo, analizar la falta de lectura, pero en mi opinión uno es que la literatura en general tiene un mal relaciones públicas. A pesar de que la gran mayoría de libros que se publican, o que se intentan publicar, cada año van dirigidos al gran público, a personas como tú y como yo, se sigue tratando la venta de libros y su publicidad como si fuese un producto selecto, destinado solo a cuatro elegidos, y no se consideran objetos de uso cotidiano. En muchos medios de comunicación, principalmente la prensa escrita de gran consumo, apenas hablan de libros o, si lo hacen, los relegan a unas sencillas recomendaciones al final de sus páginas. En cambio nos encontramos páginas y páginas y más páginas recomendando maquillaje, perfume, zapatos, coches, viajes, hoteles, cremas, y un larguísimo etcétera.

En las revistas de moda aparecen de vez en cuando artículos sobre un escritor o sobre alguna novedad literaria, cierto, pero son artículos enfocados básicamente a promocionar un gran lanzamiento de un escritor o escritora ya conocido, o colaborador de dicha revista. A veces también nos encontramos con algún artículo hablando de algún gran éxito, como el verano de 50 de sombras en el que era imposible abrir una revista sin encontrarte páginas y páginas hablando de E.L James, sus obras, los libros de otras autoras en esa misma línea, y las posturas de cama recomendadas. Esta hazaña, la de aparecer en las páginas centrales de estas revistas, también la han logrado otras novelas, casi siempre al anunciarse que iban a tener su adaptación cinematográfica. Yo me refiero a algo distinto, a algo más sutil, más constante, y que tal vez podría resultar más efectivo.

¿Qué crees que pasaría si cada dos páginas de una de esas revistas se hablase de un libro, si lo mencionasen con tanta frecuencia como una barra de labios o el nuevo perfume de la temporada? Yo creo que alguien, o más de un alguien, se interesaría por esa historia. Los reportajes de estas revistas funcionan, yo, desde que salí del pediatra, sé que los colores de este año son el rojo y el naranja, que Marc Jacobs ha sacado una línea de maquillaje imprescindible, que las bases tienen que ser traslúcidas y que se llevan los botines y no las botas. Si en todas esas páginas hubiese habido además un libro, seguro que también querría echarle un vistazo. Sería bonito encontrarte con un libro junto al bolso del momento, otro al lado del perfume del otoño y otro haciendo juego con los zapatos de tacón que no puedes perderte. Convertir a los libros en objetos de deseo tal vez lograría que cuidar nuestro interior con una buena lectura fuese tan importante como cuidar nuestro exterior con una buena crema.

Quizá no serviría de nada, aunque lo dudo, a modo de ejemplo diré que en mi pueblo hay dos librerías y diez perfumerías, así que deduzco que se venden muchos más pintalabios que libros, lo cual es una pena porque hay muchos que valen lo mismo… o incluso menos.

Esta es mi propuesta, un booklook basado en Alexia de “Saltar al vacío”, si hubiese aparecido en una de las revistas de las que te hablo, tal vez habría captado la atención de una mujer real, de una lectora como nosotras.  (El booklook está inspirado en la escena del hospital, cuando Alexia y José Antonio vuelven a encontrarse).

1.  Saltar al vacío, 2. Collar de Monica Vinader (regalo de la abuela), 3. Camiseta negra de Zara, 4. Vaquero TopShop, 5. Botines Clarks, 6. Cámara Nikon (la preferida de Alexia), 7. Barra de labios de Marc Jacbos, 8. Perfume At Last de Lolilla (el nombre pudo con Alexia)

1. Saltar al vacío, 2. Collar de Monica Vinader (regalo de la abuela), 3. Camiseta negra de Zara, 4. Vaquero TopShop, 5. Botines Clarks, 6. Cámara Nikon (la preferida de Alexia), 7. Barra de labios de Marc Jacobs, 8. Perfume At Last de Lollia (el nombre pudo con Alexia)

 

Creo que haré más booklooks de mis novelas, de mis personajes, voy a intentar demostrarte que leer es sencillamente imprescindible y nunca pasa de moda. ¿Tú qué crees?

14 comentarios el “Booklook… si los libros formasen parte de las revistas de moda

  1. Yanina
    octubre 12, 2014

    Totalmente de acuerdo. Lamentablemente vivimos en una sociedad consumista y todo entra por los ojos, estoy segura que habrían mas “mujeres lectoras” si las revistas de moda publicaran o recomendaran libros en sus paginas, justamente seria una Moda leerlos.
    Pero buenos, habrá que seguir siendo parte de ese selecto grupo, que prefiere leer a ver en la tele algún reality show de turno.

    Me gusta

  2. Mía Soare
    octubre 12, 2014

    Soy fiel seguidora de tu forma de escribir, y ya que cada vez que publicas no pierdo tiempo para acercarme a la librería más cercana para hacerme con un ejemplar y deseando llegar a casa para leerlo… Pensé que sería genial estar también al tanto de lo que escribes por aquí. Un besote Anna! ❌😘❌😘 #Mía.

    Me gusta

  3. Lidia
    octubre 12, 2014

    Hola!
    Me gusta la idea del booklook. Utilizar la moda puede un gran atractivo para futuras lectoras. Y a las que ya nos tienes ganadas pues es una forma divertida de recordar cierto momento del libro.
    Personalmente, me gustaria una revista digital o simplemente una web para poder enterarme de todos los libros que vayan saliendo. Tengo controlados a varios escritores pero siempre se me escapa algun libro.
    Saludos!

    Me gusta

  4. yasmina
    octubre 12, 2014

    Lamentablemente, tienes razón en todo lo que has dicho en tu articulo. Poco más queda por decir. Vivimos en una sociedad superficial, egoísta y sobretodo consumista, donde nos bombardean con toda clase de artículos, la mayoría de ellos en mi opinión, superfluos e innecesarios. Es cierto que el precio de algunos libros es elevado, pero existen las versiones digitales, que son mucho más económicas,( quien no tiene hoy en día una Tablet, e-book, Smartphone, ipad….)
    La sociedad no ha sabido inculcar un hábito tan pleno, satisfactorio y hermoso, una lástima, porque este país se está perdiendo el placer de disfrutar del trabajo de grandes escritores/as y descubrir el talento de otros muchos noveles.
    En fin, prefiero disfrutar de un buen libro aunque me tachen de bicho raro, que saber que ropa se va a llevar la próxima temporada.

    Me gusta

  5. Noelia
    octubre 12, 2014

    Estoy de acuero contigo, en todas las revistas hay publicidad de muchísimas cosas, de los libros no. A mi me encantan los libros y cuando entro en una librería me pierdooooooo, porque me encantan………. mis hijos a veces me lo prohíben porque pasaría horas y horas. Si hiciesen publicidad de los libros así como de los perfumes,por ejemplo, igual mas de una persona se animaba a leerlo, igual esa “pequeña historia” le picaba la curiosidad……. y lo compraba…. Yo no puedo entender mi vida sin los libros, los prefiero antes que la televisión una y mil veces!!!!! Gracias Anna por tus novelas!!!!

    Me gusta

  6. Sandra Mariscal
    octubre 12, 2014

    Yo siempre me preguntaba el porqué de que casi ningún libro sale en las revistas, pero tampoco lo había visto como tú, y la verdad es que creo que tienes toda la razón en ello. Yo también opino que si salieran más, y no como de pasada al final de las hojas, mucha más gente leería.
    Ojalá que alguien lea este artículo y decida dar una vuelta de tornillo a las cosas…

    Me gusta

  7. Begoña
    octubre 12, 2014

    Estoy de acuerdo, se necesita ver un libro en cada película, en cada serie formando parte de la vida cotidiana q se refleja en ellas.Pocas veces se ve en los medios a gente leyendo. Una foto en una revista con el modelo de turno con un libro en la mano. Espero que mis hijos aprendan que un lector es una persona informada y más difícil de manipular o engañar. ¡Leer es un placer!

    Me gusta

  8. Bona
    octubre 12, 2014

    Buena reflexión. Me encanta la idea del booklook. Muy currado y seguro que sirve para promocionar libro vía twitter por ejemplo.

    Con el precio que pagamos por la revista o por el periódico, la editorial no cubre gastos. En realidad, el producto somos los lectores. Meten en las páginas aquello que les pagan por promocionar. Las editoriales no pagan a estos medios de comunicación de masas, ergo no les hacen publicidad gratuita. Todo lo más, hablarán de algún libro de la propia editorial editora del periódico o de la revista.

    Comparto totalmente que el libro debería verse. Pero estoy harta de leer en blogs de “letraheridos” que para las “basuras” que lee la gente (y consideran como tales todo lo que sea popular, desde la novela romántica a autores de superventas como Arturo Pérez-Reverte o Gómez-Jurado) mejor que no lean nada.
    Disparate al que procuro replicar cuando puedo, pero con escaso éxito. Puro snobismo. Dicen que quieren más lectores. Pero con la boquita pequeña. En realidad, les encanta sentirse parte de un grupito reducido que habla de novelas que sólo ellos conocen.

    Por otro lado, hay que ser realistas: hoy en día, hay cosas muy atractivas y fáciles que se llevan nuestro tiempo. Es más cómodo ver una serie de televisión, o jugar a videojuegos, o saltar por internet leyendo titulares que enfrascarse en una lectura, labora que requiere cierto esfuerzo intelectual para que no te distraiga una mosca que pasa.

    Me gusta

    • Bona
      octubre 12, 2014

      … “Que el libro debería verse como un producto cultural más, objeto de consumo masivo”. Inciso que quedó suprimido en la versión definitiva de mi comentario.

      Me gusta

    • Anna Casanovas
      octubre 13, 2014

      Muy buena reflexión, Bona, gracias por compartirla conmigo. He releído tu respuesta varias peces pues todos los puntos que comentas tienen mucho sentido. Es cierto que las revistas promocionan productos porque les contratan por eso, y también es cierto (y triste) que existe este grupo de críticos/lectores snobs. Y sí, pensamos exactamente igual en lo de que hoy en día casi nadie está dispuesto a “esforzarse” por nada y se recurre a lo fácil. Pero mientras haya gente como tú y como yo, personas que disfrutamos eligiendo un libro, leyéndolo, recomendándolo, o intentado escribirlo, creo que vale la pena defender la literatura, del género que sea, ¿no te parece?
      De nuevo, mil gracias por compartir tus pensamientos conmigo. Un verdadero privilegio.

      Me gusta

  9. Raquel
    octubre 13, 2014

    Personalmente, creo que hay varias cuestiones de fondo en todo ese tema, empezando por el hecho de que los objetivos perseguidos o, más bien, conseguidos no son los mismos.

    Es decir, cuando las campañas de venta (y la realidad) digan que un libro va a proporcionarle a los compradores aceptación social, éxito “amoroso” e, incluso, envidia en su entorno, entonces la cosa cambiará.

    Y si me remito a los datos de visitas en nuestro blog (en el que de momento solo sigo escribiendo yo de forma habitual y es sobre libros ;-/), las búsquedas se disparan en la sección de maquillaje. Pero lo curioso es que una de las entradas que más éxito ha tenido ha sido la que hablaba sobre cómo realizarse el look de Arish Agoriuq en la serie de televisión basada en el libro. ¡No buscaban la novela, sino el maquillaje de la protagonista!

    Leer está visto como una actividad aburrida, solitaria, que no reporta sentirse de un grupol, salvo cuando la masa sigue una tendencia y eso sirve como tema de conversación mientras se compran pintalabios. Según la mayoría, los lectores no somos sociables.

    Me gusta

  10. Montse Rrat
    octubre 13, 2014

    ¡Hola Anna!

    Pues lo del lookbook no es mala idea 🙂 Sin ponerme muy muy filosófica, creo que como hoy se da tanta importancia a la imagen y sus gadgets (maquillaje etc) lo de cuidar, mimar y ampliar tu vida interior (y mental) leyendo libros no se entiende. Aquello del “mens sana in corpore sano” incluye la lectura. Es muy triste pero a no ser que algun/a famoso/a diera un titular del estilo ” a X le encanta leer” la gente no copiaría a la “estrella”.

    Lo que me da mucha rabia y pena al mismo tiempo es que sean las mismas editoriales las que transformen un libro (entiéndase como una obra de arte) en un producto más. En consecuencia lo más importante es vender sin mirarni la forma ni el contenido. Los que entendemos el libro como un tesoro (e innegociable cuando tu pareja te echa en cara que no hay sitio en casa) ir a una librería supone al mismo tiempo “la agonía y el éxtasis”. Montones de libros tratados como objetos de supermercado.

    Por eso cada vez más me descubro comprando libros de segunda mano o por intercambio. Las editoriales descatalogan los libros en un plis plas y con unos precios… Si al menos tuviéramos una red de bibliotecas y librerías más amplia quiero creer que el panorama sería otro.

    Feliz lunes y felices lecturas a todas. Un beso.

    Me gusta

  11. Rosa Maria
    octubre 23, 2014

    Me encanta tu idea, aunque yo no soy lectora de revistas, y apoyo la lectura y la promoción de los libros en todas sus formas, leer y aprender es fundamental en mi vida y me gustaría que muchas más personas leyeran pero vivimos en un mundo plural donde cada quien elige el modo de compartir sus inquietudes y donde todo cabe. Yo creo que si algo ha de llegar a tus manos encontrará el modo de hacerlo…los libros que he de leer siempre me alcanzan.
    Gracias por escribir y compartir tus inquietudes y reflexiones, nos enriquece a quienes te leemos.

    Me gusta

  12. Romina Demicheli
    noviembre 3, 2014

    Hola! Muy lindo tu blog, Anna! y muy linda tu propuesta. creo que tenés razón en lo de poner los libros al alcance de la moda. Yo ya ni leo revistas femeninas, porque prefieron comprar libros o estar más al tanto de lo que se lee, aunque es cierto que en el consultorio del médico o en la peluquería sólo salís conociendo las tendencias en moda y maquillaje! besos!

    Me gusta

Responder a Rosa Maria Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 12, 2014 por en Booklook, Mis novelas, Propósitos y etiquetada con , , , .

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.375 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Como montar en bicicleta 🚲 ¿Sabéis eso que dicen cuando tienes miedo de hacer algo que hace tiempo que no haces? Como montar en bicicleta. ¿O cuando has hecho algo que te ha salido mal y te aterra volver a intentarlo? Como montar en bicicleta. Quizá como frase no sea nada del otro mundo, en realidad es un tanto absurda y más en mi caso que pedaleo fatal y me da miedo circular por calles transitadas (transitadas = más de una persona en mi camino), pero este año es parte de mí. No os suelto más rollos, espero poder enseñaros poco a poco a qué me refiero; una de las cosas que voy a retomar es el blog -esta me da poco miedo, algo, pero poco- y otra es retomar proyectos pendientes desde hace (demasiado) tiempo. Y otra, escribir una historia que lleva tiempo en mi cabeza pero con la que aún no me había atrevido 👩🏼‍💻 Y por último 🎉🎉 ¡”Carolina y los Valientes” y yo nos vamos de presentación! 🎉🎉 Este miércoles estaré en Castellón, en la llibreria Argot, acompañada por la diputada de cultura de la Diputació de Castelló para hablar del Galardón Letras del Meditérraneo y de Carolina y sus chicos, por supuesto. Si estáis por la zona, agradeceré vuestra compañía y abrazos. #CarolinaYLosValientes 💖#GalardónLetrasDelMediterraneo #SéValiente #ComoMontarEnBicicleta 🚲 #MiPrimeraFotoDel2020
¿Qué es lo que convierte un libro o una película en el libro o la peli perfectos para Navidad? ¿Tiene que suceder en Navidad? ¿Tiene que acabar bien? ¿Tiene que ser un drama? 🤷🏼‍♀️. Una de mis pelis de Navidad preferidas es “Jungla de cristal” y pelearé hasta quedarme afónica con quien me lleve la contraria, otra es “About time”, y estos días leo libros juveniles o románticos que acaben bien porque para dramas todos ya tenemos bastantes. Las novelas que he elegido para concluir este calendario de adviento son perfectas -en mi opinión, total es mi calendario- para estas fechas. Las dos están traducidas al castellano (la edición del de Jeanette Winterson es preciosa 🥺) ¿Tenéis algún libro o género literario preferido para estos días? ¿Y alguna película? Contadme, quiero añadirlas a mi lista 😘 🥮”Christmas days” de Jeanette Winterson (en castellano “Días de Navidad. Cuentos y recetas”). Si no habéis leído nada de Jeanette Winterson dejad el móbil e id a por uno de sus libros, cualquiera. Me espero. Este que os propongo es muy buena opción porque son doce historias cortas, divertidas, imaginativas y geniales cada una con su receta. #ChristmasDays #JeanetteWinterson 🛏”The flat share” de Beth O’Leary (“Piso para dos”). Lo compré por casualidad en semana santa y me cogió por sorpresa, algo que a estas alturas no me sucede tan a menudo como querría. Tiffy trabaja de día y Leon de noche, comparten piso y no se conocen, es la solución perfecta. Se dejan notas y claro eso no complicará las cosas, no, qué va. #TheFlatShare #BethOLeary 🎄Gracias por compartir estos días conmigo, por vuestros comentarios y sugerencias lectoras. Feliz Navidad.🎄 Aunque acabe el calendario seguiré hablando de libros 🤫. Y de “Carolina y los Valientes”💖 #CalendarioDeAdvientoLiterario 23/24 24/24 📚 #LibroNavidad 🎄 #Bibliophiles #BookLove ❤️ #Books #AllIWantForChristmasIsBooks #AllIWantForChristmasIsYou #AndBooks #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro
Hoy el New York Times publicaba que a finales del pasado mes de octubre, a los sesenta y siete años, fallecía Johanna Lindsey tras padecer cáncer de pulmón. Los que no leéis novela romántica -este punto lo dejamos para otro día- es probable que no sepais quién es, pero es como si muriera Scorsese o Spielberg; quizá no toda su carrera son aciertos, pero el género al que pertenecen no sería lo mismo sin ellos. Pues sin Johanna la romántica, la narrativa femenina y la industria editorial que las rodea no serían las mismas. Quería fotografiar un libro suyo, pero los tengo guardados en casa de mis padres porque es cierto que con los años mis gustos de lectora me han llevado lejos de la señora Lindsey, pero eso no significa que no reconozca el valor que tuvieron en su momento. El único libro que conservo en mi casa de esa época es este. Esta es la primera novela romántica que compré en castellano, fue en 1999 y siempre está en mi biblioteca porque me recuerda quién era yo entonces, por qué leía romántica y qué significó para mí. Por eso la recomiendo hoy en el calendario de adviento, no por la novela en sí sino por lo que significan a veces estas historias imperfectas que nos marcan casi sin darnos cuenta. Como el legado de Johanna Lindsey. ¿Cuál fue la primera novela que os marcó sea por lo que sea? Contadme ❣️”Cuando tú llegaste” de Judith McNaught (traducción de Josefina Guerrero. Otra editorial la reeditó con otro título: “Pasajes al corazón”) ❣️¿De qué va? Una rica americana viaja de EEUU a Inglaterra para casarse con un noble, pero la americana en cuestión no quiere tal matrimonio y planea escabullirse. La doncella que la acompaña, Sheridan Blomleigh, humilde y que ha convivido con indios, es la encargada de darle la noticia al noble prometido. Pero al desembarcar un mástil se rompe y la golpea en la cabeza y... ¡la amnesia de la que os hablaba el otro día! Sheridan no recuerda quién es y Stephen Westmoreland, el lord prometido, cree que se trata de su futura esposa pues no se han visto nunca. Esta novela es un locurón, está llena de comportamientos anticuados (gracias a Dios) pero le tengo mucho cariño y eso, en mi opinión, también es importante 😘
La Navidad y todos esos almuerzos con sobremesas, charlas y partidas de cartas que los convierten en cenas y a veces en “¿por qué no os quedáis a dormir?” Ya casi está aquí y quizá por eso he cambiado el libro que iba a colgar hoy por este; porque es una historia familiar llena de personajes imperfectos y reales, de esos que quieres abrazar cuando llegas a la última página. 🌍”Tiene que ser aquí” de Maggie O’Farrell (traducción de Concha Cardeñoso) 🌍¿De qué va? La trama se desarrolla entre 1944 y 2016 y la estructura es desordenada: salta hacia atrás y hacia delante. Al principio puede parecer un poco confuso -a mí estas formas de narración me encantan-, pero si no es así os aseguro que en este caso merece mucho la pena hacer el esfuerzo. Además, la historia nos lleva a Nueva York, Irlanda, París y es preciosa. La novela, aunque nos presenta bastantes personajes, gira en torno a Daniel y Claudette. Daniel es un linguista de Nueva York que cuando conoce a Claudette y se enamora de ella ya tiene un matrimonio fracasado y dos hijos a los que casi no ve a sus espaldas. Los motivos no os los cuento. Claudette es una actriz que en el momento más álgido de su carrera hollywoodiense decidió dejarlo todo y mudarse a la campiña irlandesa. Tampoco os cuento por qué. Allí es donde vive feliz en la actualidad con Daniel y la familia que han creado hasta que su marido recibe una noticia sobre una mujer de su pasado y sus vidas, sus sentimientos y ese lugar en el mundo que han construido juntos son puestos a prueba. Es una historia sobre el amor, sobre la familia y sobre la ausencia. Una cosa más: el libro tiene fotografías en el interior que acompañan cierta parte del argumento de una manera maravillosa. 🌍Una frase: {¡Qué diferente podría haber sido todo, qué minúsculas las causas y qué devastadoras las consecuencias!} #TeníaQueSerAquí #MaggieOFarrell 💙 #CalendarioDeAdvientoLiterario 📚21/24 #LibroNavidad 🎄#CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro #BookLove ❤️ #Books #Bibliophiles
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: