Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

La teoría de Gretta

El pasado mes de mayo tuve la suerte de conocer en persona a Susan Elizabeth Phillips, uno de los pilares de la literatura romántica contemporánea. La señora Phillips nunca ha sido una de mis escritoras preferidas, leí su serie más famosa, los Chicago Stars, en su momento y aunque disfruté mucho con ella no llegó a marcarme. Pero sí que siempre he creído que es una mujer lista con mucho talento, una gran capacidad de trabajo y muy generosa; no se cansa de dar consejos a aspirantes a escritor y recomienda constantemente libros de otros autores (algo de lo que sin duda todos podríamos aprender). La visita de la señora Phillips fue anunciada por su editorial, Ediciones B, durante semanas y yo me planteé ir, pero era sábado y me faltan horas por todas partes, así que descarté la idea. Hasta que las organizadoras del evento y la editorial tuvieron el gesto de invitarme (gracias de nuevo) y mi hermana Marina (gran lectora del género y admiradora de la señora Phillips) se decidió a acompañarme. Con los canguros organizados y zapatos de tacón y maquillaje para la ocasión nos fuimos a Barcelona cargadas de libros.

No voy a contarte cómo fue el evento (si sientes curiosidad puedes encontrar muchos y buenos posts sobre el tema), voy a contarte que la señora Phillips me dio uno de los mejores consejos que me ha dado nadie desde que me dedico a escribir: “Tienes que hacer respetar tu trabajo. Tienes que plantar cara a cualquiera que intente robártelo o que no quiera pagarte por él y tienes que exigir que lo traten con la dignidad y la profesionalidad que se merece”. Después de esa frase, que se quedará conmigo para siempre (de hecho me estoy planteando hacer una lámina con ella y colgármela en el despacho), la señora Phillips me recordó que un libro, del género que sea, son meses o años de trabajo y que si nosotras, los autores, les dedicamos tanto, es obvio que los otros involucrados en el proceso tienen que hacer lo mismo. Pero, ¿qué sucede cuando eso no es así?

La señora Phillips me contó que antes de llegar a España había estado leyendo sobre nuestro mercado editorial y que se había quedado horrorizada con la altísima piratería que sufríamos y lo “bajas” que eran, por tanto, las ventas reales de libros. Ella sacó el tema y se quedó ojiplática cuando una persona le contestó que aquí, sencillamente, no se puede hacer nada. Otra de las personas que participaba en esa conversación le explicó que muchos “piratas” se justifican del siguiente modo: 1) el precio de los libros (sin duda este tema da para otro debate), 2) la supuesta publicidad que hacen después de piratearlos y 3) si alguien tiene “la suerte” de escribir no pasa nada si yo le robo su trabajo.

Sí, sin duda el mercado norteamericano no puede compararse al español, pero la última excusa es como si alguien entrase a trabajar en Zara porque le hace ilusión y entonces su jefe le dijera: “mira, como a ti te hace ilusión estar aquí, tú no cobras”. Pues con los libros y los escritores igual.

Bueno, si has leído hasta aquí tal vez te preguntes quién es Gretta. Gretta es el personaje que interpreta Keira Knightley en la película Begin again, vi la película hace tiempo y me dio mucho que pensar. En la película, Gretta es una compositora que tras romper con su novio, que le es infiel, conoce a un directivo de una discográfica que pasa por una situación personal y emocional muy complicada. Si no la has visto, te la recomiendo, pero la escena que a mí me afectó tanto sucede al final. El ex directivo, interpretado por el genial Mark Ruffalo, consigue que Gretta grabe un disco con sus composiciones y músicos amigos y, tras meses de trabajo no remunerado presentan la grabación a una súper discográfica. Los señores de la discográfica le dicen que sí, que le producirán el disco, pero que dado que ella no es Madonna va a tener que hacerlo todo ella; la publicidad, las maquetaciones, etc. Todo, absolutamente todo. Pero claro, ella tendrá un disco producido por la gran discográfica y será súper feliz en el país de los unicornios.

Gretta, que en ese momento se convirtió en mi ídolo, les contesta que no. Les dice que claro, que si ellos de verdad creen en ella deben invertir en el disco parte de su tiempo y de sus recursos porque si todo el trabajo lo va a hacer ella, ¿por qué diablos tiene que cobrar solo el 10% y dejar que ellos, que no van a hacer nada, se queden con el 90% restante? Bravo Gretta.

No soy idiota, entiendo que si una discográfica, una editorial o una productora invierte mil millones en un disco o en un libro quiera recuperarlos. Pero por la misma regla de tres es de cajón que si no invierten nada en ti no harán nada para ganar dinero contigo porque ¿por qué tienen que hacerlo? Si va bien, genial. Si va mal, no han perdido nada, ni tiempo ni dinero. Es imposible vender cien miel entradas para un concierto si solo te organizan una pequeña actuación en un bar de tu ciudad. Pues con los libros igual.

Gracias a Gretta y a la señora Phillips he recordado que debo valorar y respetar mi trabajo porque si no lo hago yo, ¿cómo puedo esperar que lo hagan los demás?

En la película, Gretta cuenta con un grupo de amigos músicos, compositores como ella, o incluso empresarios como Mark Ruffalo, que la apoyan y se apoyan entre ellos. Incluso su ex novio, el mismo cretino que le es infiel, se comporta como un profesional al final. Entre los escritores de aquí, los aprendices de escritores, los juntalentras, llámalo como quieras, también debería existir esta profesionalidad. No digo que debamos comportarnos como si nos hubiésemos fumado algo, es obvio que no se puede ser amigo de todo el mundo, pero deberíamos comportarnos como personas decentes y poder hablar de cualquier tema profesional con objetividad, elegancia y con el único objetivo común de conseguir que el mercado, las editoriales y nuestros lectores nos tratasen lo mejor posible a todos.

Con este post tan íntimo quiero decir que estoy harta, muy harta, de ver cómo se piratean mis libros, de no ser tratada con la educación y el respeto que nos merecemos todos los profesionales, del sector que sea, y de tener a mi alrededor gente que no solo no ayuda a los demás sino que disfruta creando mal ambiente y atacando el trabajo ajeno.

Me despido con la gran Aretha Franklin que tenía mucho más talento que yo y supo exigir que la respetasen como nadie.

Y por último, una cita de la desternillante y brillante Amy Poehler.

nada más que añadir...

nada más que añadir…

8 comentarios el “La teoría de Gretta

  1. Anabel Botella
    junio 20, 2015

    Muy ciertas cada una de tus palabras.
    Saludos :*

    Me gusta

  2. lydia leyte
    junio 20, 2015

    Estupendo, Ana.

    Me gusta

  3. Menchu Garcerán
    junio 20, 2015

    Chapeau, Anna

    Me gusta

  4. Pingback: Paseo por el Ciberespacio: junio 2015 (2ª Quincena) | Vuelve la PáginaVuelve la Página

  5. Montserrat
    junio 22, 2015

    ¡¡Bra-va Anna!!

    Me gusta

  6. Bona
    junio 22, 2015

    Quien crea un producto y lo pone en el mercado, tiene derecho a cobrar por aquello que realiza y otros disfrutan.
    Hasta el Harlequin más sencillo es imposible de escribir si no tienes cierta técnica y no le pones tu tiempo y tu creatividad.
    En cuanto a la piratería, qué voy a decir. Ya he dado mi opinión al respecto en la pestañita M&MB en mi blog. Simplemente, trabajar gratis se llama esclavitud.

    Me gusta

  7. Raquel
    julio 27, 2015

    ¡Ay, que leí esta entrada desde el móvil en su día y no la había comentado! Podría soltar una de mis parrafadas y aun así no terminaría de expresar del todo qué pienso sobre este tema. Así que solo te voy a mandar ánimo para sobrellevarlo y a lanzar una pregunta: si todos, incluidos los trabajadores de Zara que se dedican a doblar camisetas o las personas que están en prácticas sacando adelante trabajo real gratis hiciésemos respetar nuestra labor, ¿habríamos llegado a la situación en la que estamos ahora a nivel general?

    Un abrazo!

    Me gusta

  8. Marta
    agosto 10, 2015

    Mi pequeña aportación a esta entrada se va a resumir en un pensamiento mio propio
    “Si tu escribes, me gusta lo que leo y disfruto de ello, pago por tu trabajo. Si por lo contrario no me gusta lo que leo, no vuelvo a invertir ni un céntimo en el.
    Si escribir y enamorar al lector fuera tan sencillo, todo el mundo escribiría, pero no es así.”
    Yo he pagado por tu trabajo. Espero no tener que dejar de hacerlo

    Me gusta

Responder a Montserrat Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 19, 2015 por en Mi inspiración, Mis novelas, Peripecias, Propósitos y etiquetada con , , , .

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.655 seguidores

Curiosea por mi Instagram

La sociedad literaria: propuestas para MARZO 🌷 Esta semana aún estamos con el libro de febrero y quiero gritar a los cuatro vientos que la sociedad me está entusiasmando y que compartir lectura con vosotras está siendo una experiencia increíble ❤️. Gracias por animaros a participar en esta aventura literaria 📖 Si las cuatro novelas que propuse para febrero tenían en común un viaje, las que propongo para marzo comparten un misterio, una trama épica, mujeres como protagonistas y grandes emociones... o eso espero. Estoy impaciente por saber cuál elegiréis 😉. Podéis dejar vuestro voto en los comentarios, tenéis hasta el viernes por la noche y el sábado colgaré la foto con la elegida y el calendario, ¿qué os parece? Las novelas son estas, en stories y en destacados dejaré las sinópsis: ✒️”La musa” de Jessie Burton (traducción Cristina Martín Sanz) 🌊”Lo que esconden las olas” de Emma Lira 🐝”Los héroes felices” de Vea Kaiser (traducción Isabel García Andánez) 👓”De repente la libertad” de Évelyne Pisier y Caroline Laurent (traducción Núria Petit) Las cuatro llevan algún tiempo publicadas, pueden encontrarse en la biblioteca y están en ebook y papel. ***Disclaimer o explicación legal*** La sociedad literaria es idea mía y las novelas que propongo las he comprado con mi dinero y las elijo, con mayor o menor acierto, según mi criterio 📍Cualquier idea o sugerencia que tengáis sobre el funcionamiento de la sociedad literaria o sobre lo que sea será muy bien recibida. #LaSociedadLiteraria #LaSociedadLiterariaMarzo #MarzoÉpico #BookLove ❤️ #Bibliophile #BookClub #ClubDeLectura 📚 #PonUnClubDeLecturaEnTuVida 😉 #ReduciréMiListaDePendientesCuesteLoQueCueste 😅 #ElPreciosoCojínEsObraDeMiMadre 😍
La sociedad literaria. 📚Tercera semana de nuestro espectacular club de lectura 📚”El secreto de Helena”. Yo a los capítulos de esta semana los llamo “¿qué diablos estás haciendo, Lucinda?” aunque queda mucho mejor definirlos con una frase que dice William: {Por lo visto, todos los caminos de Helena, pasado, presente y futuro, llevan a Pandora.} pág. 250. Veamos, lo primero, me lo estoy pasando genial compartiendo lectura con vosotras, estos días he tenido que contenerme para no buscaros por todas partes. Gracias de nuevo por uniros a la sociedad literaria ❤️ Lo segundo, los capítulos de esta semana OMG, yo he pasado de 😳 a 😱 a 😳 otra vez. A ver si consigo explicarlo mejor y lo destripamos entre todas: •Lo de Sascha: esa escena en la que él llega y le da un beso en la frente. ¿! A santo de qué!? En mi opinión, esta escena quita emoción a la novela y te deja 🤷🏼‍♀️. •Lo del nombre de Sascha/Alexander: yo aquí tuve desde el principio un momento “El jinete de bronce” -si habéis leído esta novela seguro que me entendéis- y he sabido siempre que Sascha se llamaba Alex. Y hasta ahora pensaba “Lucinda no me va a hacer esto porque sería demasiado fácil” y va Lucinda y me lo hace. A mí esta revelación me ha decepcionado ¿y a vosotras? •Demasiadas casualidades: Fabio aparece de la nada •Lo del secreto y William: yo no concibo estar casada diez años con alguien y no decirle que ya conocía de antes a su mejor amigo. Por no mencionar lo de no contarle que dicho menor amigo es el padre de mi hijo. Este tema seguro que lo desarrollaremos en los comentarios. ¿Por qué nadie dice nada en 10 años 😣? •Distribución del tiempo y tramas: nos hemos pasado capítulos arreglando la casa y comprando electrodomésticos y cuando llega el gran momento todo pasa muy rápido. A mí me han faltado páginas. •Alexis casi ha desaparecido de escena, ¿por qué desinfla tanto a un personaje tan potente? Y con Sadie pasa lo mismo, ¿por qué la desaprovecha? La echo de menos. •El diario de Alex: me gusta como narrador y me ha gustado su escena con Rupes. •¿Por qué nos cuenta todo eso del príncipe en plan Grace Kelly y no nos cuenta la historia de amor con William? •¿Y la abuela de Alexis? ¿Y Chloë? 🤷🏼‍♀️
Juntos fuimos valientes... 🎶 Es un poco más fácil afrontar nuestros miedos si tenemos al lado a las personas adecuadas. ¿No os parece? Estas imágenes son del videoclip de una de las canciones de la novela “Carolina y los Valientes” y llevo toda la semana dándole la vuelta a muchas (probablemente demasiadas) cosas en la cabeza: la primera, en los últimos años he escrito dos novelas donde la música es muy importante, incluso necesaria, para los protagonistas. “Carolina y los Valientes” y “La partitura”. La segunda, en las dos novelas el miedo está muy presente, no miedo a un monstruo o a un asesino, sino miedo a la vida, quizás también a la felicidad. En las dos los protagonistas lo superan... así que yo voy a dejar de ponerme intensa y voy a seguir trabajando en la nueva novela y en algo muy bonito relacionado con “La partitura” Ah, y no me olvido de la Sociedad Literaria, ahora mismo preparo la foto y mis comentarios de los capítulos de esta semana, que me han dejado 😳. En un ratito vuelvo por aquí, pero quería dejaros esta canción de Carolina para desearos buen viernes de carnaval ❤️ ¿A vosotros qué cosas os dan miedo pero hacéis igualmente? A mí hablar en público y cruzar pasillos largos a oscuras, o dormir con la puerta de la habitación cerrada #CarolinaYLosValientes #CadaChicaOChicoQueVeoDisfrazadoDeLosSesentaPiensoQueSrHaInspiradoEnLaNovela 😂 #AlParecerMeGustaEscribirLibrosConMúsicos 🤷🏼‍♀️ #TambiénEscribíLasCancionesQueSalenEnMiNovelaSinMiedoANada #PeroEsoEsOtraHistoria 😉
¡Segunda semana de la Sociedad Literaria 🎉! ¡Y segunda semana de lectura de “El secreto de Helena”! Esta novela es un sin vivir, una montaña rusa que por momentos parece previsible y luego va y te sorprende por dónde no esperabas. Tengo muchas ganas de saber qué os está pareciendo y de comentar las teorías que seguro tenéis en la cabeza. Estas son las mías: •Alex está fatal, en el mejor de los sentidos, quiero decir y su enamoramiento total y absoluto con Chloë es tremendo. Chloë me intriga, ¿de verdad es tan relajada y tan bien ajustada? Si es así, ¿cómo es posible que se crea que Rupes le ha escrito un poema 🤷🏼‍♀️? Fan de su habitación-escobero-biblioteca. •Hablemos de Rupes; me parece un matón demasiado simple, aunque intuyo que a lo largo de la vida de Alex reaparecerá. •Viola: es una niña genial y estoy dispuesta a apostar lo que queráis a que cuando Alex entre en razón de mayor se enamorará de ella (no me baso en nada para decir esto) •SADIE: solo diré Yas Queen. Es la mejor y me pelearé a muerte con quien la ataque. Lo del curso sobre cómo dejar de enamorarte de tíos hechos mierda y con fobia al compromiso 👏🏻👏🏻😂 •La abuela de Alexis, Christina... bien jugado, señora Riley, bien jugado. Las teorías sobre Angus se desbocan, ¿es solo el padrino de Helena? ¿Es su padre? •Helena: sigo sin entender por qué no le ha contado nunca la verdad a William. No entiendo que te cases con alguien sin hablar de algo tan serio (quizás son cosas mías). •Jules: es una petarda. ¿Qué aportan Sasha y Jules a la historia? ¿Solo crean caos o será algo más? •William y Alexis: no acaba de cuadrarme el comportamiento de ninguno de los dos en la fiesta de compromiso. Mal por mal, entiendo a William, pero no sé si fiarme de él. Bravo por todas las que dijisteis que Alexis la había ido a ver bailar sin decirle nada a Helena 👏🏻👏🏻 •Un último apunte: se le notan los años en la novela por cómo habla del aborto. A mí no me gusta cómo ha tratado el tema, aunque entiendo que es algo muy personal. Tampoco me gusta cuando Alex dice que siente alivio por no ser gay, aunque, repito, se escribió hace años y entonces “pasaban estas cosas” 🤦🏼‍♀️ ¿Y vosotras? ¿Qué pensáis? ¿Os está gustando?
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: