Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Perder el tren y la estación entera

Cuando estudiaba derecho tenía un profesor de derecho tributario que utilizaba siempre esta expresión, “perder el tren”, mientras además nos trataba de usted. Me ponía los pelos de punta. “Ustedes van a perder el tren si no hacen esto o esto otro” (él no decía “esto”, obviamente, puedes rellenar este espacio con cualquier tema fiscal que se te ocurra). El hombre nos tenía aterrorizados a la mitad la clase, a la otra mitad no porque esos estaban convencidos de que iban a dominar el mundo en plan La Tapadera de John Grisham. Una tarde tuve que ir al despacho de ese profesor, estábamos haciendo un trabajo en grupo y teníamos que pasar unas tutorías con él. Lo cierto es que fue interesante, aunque yo siga sin saber qué ventajas o desventajas tienen ciertas reformas fiscales, y cuando nos despedimos de él nos dio la mano a cada uno en plan muy formal. Recuerdo que a mí me dijo “señorita, perderá el tren si no incorpora a su plan de estudios más asignaturas de derecho fiscal y tributario”.

Dejando a un lado que yo en mi mente me imaginaba ese tren como un vagón lleno de asientos de cuero rojo con el Doctor No o el malo del Inspector Gadget sentado en la presidencia, el consejo de mi profesor era bienintencionado. Pero, ¿de verdad es tan horrible que perdamos uno o dos trenes, o cientos? A veces perder un tren en concreto es lo mejor que puede pasarnos. Sé que el problema es que no sabemos de antemano si un tren es el bueno o el malo, pero aun así, creo que es bueno perder alguno de vez en cuando. A menudo las mejores historias surgen cuando estamos donde no debemos estar y en el peor momento posible.

Perder el tren

Perder el tren y encontrarte a ti…

No es que yo sea una persona muy “zen”, la verdad es que ayer mismo estuve al borde de un gran ataque de histeria porque mi ordenador decidió convertir él solo (yo insisto en que no tuve nada que ver) el archivo de 400 páginas en el que estoy trabajado en un compendio solo de números. Yo llamé a Marc porque se supone que ese es su trabajo, ¿no? consolarme y decirme que no pasa nada, que él podrá arreglarlo porque introdujo en mi ordenador un arma secreta y que todo saldrá bien. Me aterroricé cuando Marc me dijo que apagase el ordenador y me fuese a otra habitación. “No lo toques más y lee un rato”, esas fueron sus palabras exactas y yo, desesperada como estaba y planteándome qué haría si de verdad había perdido mi archivo, le hice caso. Elegí un libro que llevaba mucho tiempo en casa y fiel a la suerte que estaba teniendo resultó ser surrealista y exactamente lo que necesitaba porque me crucé con la frase: “palpitante almeja”. No es un libro de cocina y sí, la almeja es exactamente lo que estás pensando. Primero me reí, por eso digo que fue exactamente lo que necesitaba, pero después me enfadé y me quedé con ganas de escribirle a la editorial y al traductor (un hombre, sí, a veces, aunque sé que es políticamente incorrecto, creo que hay ciertos libros que quedan mucho mejor si los traducimos mujeres) y preguntarles si realmente no se les había ocurrido ninguna palabra mejor que “almeja”. Al menos una que no diera ganas de cerrar el libro o que no te provocase un ataque de risa.

En fin, dejando a un lado (y bien lejos de mí) el libro de la “palpitante almeja”, hay muchos libros en los que el protagonista “pierde el tren” y vive una gran historia, la única que le da sentido a su vida. Estos son unos cuantos de los que más me han gustado últimamente y prometo actualizar Goodreads y dejar allí mi opinión completamente subjetiva por si te apetece leerla. Los libros te aconsejo que los leas.

RecomendacionesPerderElTren

En cuanto a mí, puedo afirmar que he perdido un montón de trenes, algunos lo he lamentado, pero la mayoría no pues me han obligado a enfrentarme a mis miedos y a hacer cosas que de otra manera quizá no habría hecho. Además, mientras esperaba en la estación siempre se me ocurría alguna historia que escribir.

No puedo despedirme sin dar las gracias a todos los que habéis leído “Vanderbilt Avenue” estos últimos meses y a todos los que me felicitasteis por el Premio Titania. GRACIAS. Ninguna de estas novelas existiría si no hubiese perdido muchos trenes y en el caso de “Herbarium. Las flores de Gideon” especialmente. Puedo decir que “Herbarium. Las flores de Gideon” es la novela que llevo años escribiendo, soñando, esa que de verdad creía que nunca me atrevería a enseñarte y que gracias a un tren (que perdí) mandé al concurso. La novela se publicará en febrero del 2016, pero yo, si me lo permites, te iré contando cosas sobre ella y sobre muchos otros temas, a menudo sin demasiada lógica, por aquí.

¿Tú has perdido muchos trenes? ¿Crees que tu vida sería distinta si te hubieras subido en ellos? ¿Te gustan las novelas con protagonistas imperfectos como a mí o prefieres que lo tengan todo claro desde el principio? Me voy antes de que te inunde a preguntas. Besos.

Por cierto, Marc, que se define a sí mismo como “súper-freak-informático-arreglatodo”, salvó el archivo y recuperé las 400 páginas 🙂

7 comentarios el “Perder el tren y la estación entera

  1. vallu95
    noviembre 19, 2015

    Cómo no! Varios trenes, pero como bien dices aún arriba del tren no hay garantías. Así que vivo hoy ocupándome de ser y hacer Feliz.

    Le gusta a 1 persona

    • Anna Casanovas
      noviembre 23, 2015

      Creo que los trenes que has perdido te han convertido en una persona muy savia que sabe disfrutar de la felicidad. Besos y gracias por pasarte por aquí.

      Me gusta

  2. Marc "el de las armas secretas"
    noviembre 20, 2015

    Amor, no estaria de més que comentéssis que al final t’ho vaig arreglar i que la gent podrà llegir el llibre gràcies a les meves armes secretes, no? 😉

    Le gusta a 2 personas

  3. Montserrat
    noviembre 20, 2015

    Hola Anna

    Com anem?

    Pues quizás el tren que cogí y en el cual me lo pasé mejor fue el de los estudios. Siempre pensé en ir a la universidad y la verdad es que me encantó. Ahora quisiera volver pero no puedo. Así que he cambiado de vía y sigo estudiando por otras vías. Mira qué metafórico todo 😛 El único tren que descarriló un poco fue una experiencia laboral que me enseñó muchas cosas. Así que en parte lo agradezco por todo lo aprendido.

    Yo creo que cada uno tiene que coger sus trenes. Sin mirar en el resto de vías. Al fin y al cabo el viaje lo haremos nosotros mismos con nuestro equipaje así que libreta y pluma en mano para tomar apuntes sin dejar de disfrutar del viaje. Uy, qué metafórica estoy hoy.

    En el tema de la vida rebelde del ordenador te entiendo perfectamente. Con todos mis respetos a los informáticos en general (y está mal generalizar, lo sé) no estoy nada de acuerdo con la frase “tu ordenador es una máquina que hace lo que tú le dices”. Pues entonces mi portátil es un rebelde con causa, premeditación y alevosia.

    Gracias por tu entrada en el blog. El viernes ha mejorado mucho. Enhorabuena de nuevo por tu premio Titania.

    Molts petons i una abraçada.

    Me gusta

    • Anna Casanovas
      noviembre 23, 2015

      Hola, Montse
      Yo también he estado en este tren laboral que descarrió y lo cierto es que sí, se pasa muy mal, pero lo bueno es que logramos sobrevivir y que como bien dices tú aprendimos muchísimo de la experiencia. Me alegro mucho de que sigas estudiando y que estés luchando por hacer realidad tus sueños e ilusiones. Creo que mi portátil y el tuyo son hermanos que los separaron al nacer porque te aseguro que el mío, a pesar de lo que diga todo el mundo, tiene vida propia y hace lo que le salen del disco duro.
      Gràcies per visitar-me i per les teves paraules, tinc moltes ganes de que puguis llegir la novel.la del premi :-*

      Me gusta

      • Montserrat
        noviembre 23, 2015

        Hola Anna!

        Por el tema portátil seguro que si. Separados al nacer. Yo intentaré vender el mío nunca había “sufrido” tanto con un ordenador 😦 La tecnología + yo misma = the twilight zone.

        Aaaains la novel·la del premi. Ja tinc agenda pel 2016 i ja ho he apuntat al mes de Febrer. Més que una agenda seria un recordatori literari.

        Un abrazo y muchos besos.
        Una abraçada enorme y molts petons.

        Me gusta

  4. Bona
    diciembre 12, 2015

    ¿Sabes? Odio la metáfora de los trenes. Me suena a fabulosas y reales oportunidades perdidas. Prefiero ver la vida como puertas que se cierran, como un embudo, que poco a poco se va estrechando y cada vez te vas quedando con menos opciones. Pero puede que esas puertas que no abriste no tuvieran nada particularmente interesante y que lo que tienes, aunque no sean muchas opciones, sin embargo, merecen la pena.
    Creo que mi vida sería distinta si hubiera decidido abrir otras puertas, seguir otros caminos, pero no me puedo quejar de la que tengo, y prefiero pensar en las opciones que aún me quedan.
    En novelas, la verdad es que ya no sé. Hay protas imperfectos que seducen y otros que son cansinos con sus angustias. Cada vez valoro más los tipos nada complicados, alegres, que sean el reposo de la chica guerrera. Y no me importa que tengan claro desde el principio sus sentimientos.
    Aparte de eso, yo guardo buen recuerdo de mi profe de tributario, al menos me enseñó a hacer la declaración de la renta, y me decía yo a mí misma que siempre podría ganarme la vida con eso. ¡Ah, y también que la ley de presupuestos es la más importante y política de las que aparecen en el BOE!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.170 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Hoy “Buenas Intenciones” llega a las librerías y si tengo suerte a vuestra casa ❤️. Han sido muchos meses de trabajo y de ilusión y no miento cuando os digo que en lo que a días de publicación se refiere nunca había estado tan nerviosa como hoy. Gracias a todos por hacerlo posible. 💌 ¿De qué va “Buenas Intenciones”? Nada garantiza que un consejo dado con buena intención logre el resultado deseado y eso Anne lo sabe mejor que nadie, vive con las consecuencias del que siguió hace poco más de ocho años. Peo va a cambiar. No volverá a celebrar otro cumpleaños empapada por la lluvia tras trabajar horas de más en ese restaurante. La inteligencia artificial forma parte de nuestro día a día, es la que nos reconoce en las fotografías del móvil o el mapa que nos guía hasta ese lugar en el que nunca hemos estados. Manel lleva años trabajando en algo así, en una inteligencia artificial que ha bautizado con el nombre de Jane, por Jane Austen. Tom Lefroy es el hombre que supuestamente le rompió el corazón a Jane Austen y la lanzó a escribir. Aunque tal vez creer eso sea un gran error. Tal vez Jane Austen y Tom Lefroy tuvieron otra clase de relación, y tal vez Manel y su Jane puedan descubrir la verdad si esta vez Anne toma la decisión adecuada. #BuenasIntenciones 💌 #DíaDePublicación #CreíaQueNoLlegaríaNunca 🤩 #CuandoViLaFajaCasiMeMuero #BookBirthday 📚 #QueenJaneAusten #LaInteligenciaArtificialDeBuenasIntencionesQuiereConoceros 👓 #FelizLunes 📚 Estoy preparando cosas en el blog, pronto presumiré de la gente tan preciosa que me ha dado la oportunidad de hablar de “Buenas Intenciones” en su casa y os diré los lugares que voy a visitar con la novela, pero ahora me voy a escribir... porque todavía me quedan muchas historias por contar 😉
El 30 de octubre de 1811 una editorial de Londres, Thomas Egerton, anunciaba la publicación en tres entregas de “Sense and Sensibility” {Sentido y sensibilidad} de Jane Austen, aunque entonces utilizó el pseudónimo “a Lady” y tuvo que pagar para su publicación. En serio, Jane tuvo que pagar al editor para que le publicasen su primera novela y éste se llevaba además una comisión del 10% por cada libro que vendía. No soy capaz de imaginarme un mundo sin la obra de Jane, así que doy las gracias a lo que fuera que la empujó a correr el riesgo y por eso hoy -y siempre- os la recomiendo. 🌺”Sense and Sensibilty” de Jane Austen (esta edición es la Bicentennial Edition de Penguin y es preciosa, tiene ilustraciones de Audrey Niffenegger -la autora de “La mujer del viajero del tiempo 😳-. En castellano hay ediciones muy bonitas) 🌺¿Por qué la recomiendo? Porque de Jane Austen hay que leerlo todo y aunque esta novela no es mi preferida la redescubrí cuando me documentaba para escribir “Buenas Intenciones” y ahora tiene un lugar muy especial en mi corazón. Y porque es la historia de unas hermanas y su madre y a mí estos temas me pueden. Y por Elinor Dashwood, el “sentido” del título y uno de los mejores personajes de la historia que sin duda se merece el mundo. 🌺Una frase: {She had an excelent heart, her disposition was affectionate, and her feelings were strong; but she knew how to govern them; it was a knowledge which her mother had yet to learn, and which her sisters had resolved never to be taught} #SenseAndSensibility #JaneAusten 🌺 #LeoAutorasOct #LeoAutorasTodoElAño 📚 💐En stories estoy contando “cosas” de #BuenasIntenciones y de Jane 🙃
Me alegro muchísimo de que gracias a Netflix (y otras plataformas) estemos redescubriendo grandes libros, aunque confieso que a veces, cuando oígo a alguien cantar las maravillas de “La maldición de Hill House” o de “A todos los chicos de los que me enamoré” tengo que contenerme para no decirle “pues bien que podrías haber leído el libro antes” 🤦🏼‍♀️ [La maldición de Hill House es un libro de Shirley Jackson y A todos los chicos... de Jenny Han]. La verdad es que si estas series y películas sirven para que leamos más pues bienvenidas sean y que no dejen de hacerlas. Por eso hoy he decidido recomendaros esta autora y sus novelas. 💕”The sum of all his kisses” de Julia Quinn (está traducido al castellano, se titula “La suma de todos sus besos”, pero yo no lo tengo) 💕¿Por qué lo he elegido? Porque además de que siempre me ha gustado esta autora Netflix ha comprado una de sus series, los Bridgerton, y le ha encargado a Shonda Rhimes, la señora que ha creado “Anatomía de Grey” y “Scandal” entre otros, que los adapte a la televisión. Así que dentro de un tiempo, cuando la nueva serie de Netflix arrase ya podré decir que os recomendé los libros antes 😉 💕¿De qué va? Las novelas de Julia Quinn transcurren en Inglaterra a principios del siglo XIX y se centran en las vidas de una familia, los Bridgerton, en sus historias de amor y en las de sus amigos. Lo mejor de estos libros son los diálogos, que son muy divertidos, la profundidad de los personajes y la evolución que tienen. En esta novela, por ejemplo, Hugh es un matemático que ha quedado cojo tras un duelo que nadie, ni él mismo, le perdonará jamás y lady Sarah nunca ha podido soportarlo, el duelo y su cojera le dan igual, es a él a quién no tolera. Pero unas circunstancias les obligan a pasar tiempo juntos y descubren que los prejuicios y las primeras impresiones suelen estar equivocados. Añadiré que además de romántico es muy sincero al tratar cierto tema muy serio. 💕Una escena: {-Do you like cake? -Doesn’t everyone? -Then why haven’t you eaten any? -I’m thinking. -You can’t eat and think at the same time?} #TheSumOfAllHisKisses 💕 #JuliaQuinn #LeoAutorasOct #LeoAutorasTodoElAño 📚 #YaVeréisCuandoNetflixSaqueLaSerie 🎉
Hay pocos autores actuales que puedan presumir de haber creado un género y los primeros que me vienen a la cabeza son mujeres, Agatha Christie, J.K Rowling y mi elección de hoy: 💙”Outlander” de Diana Gabaldon (en castellano lleva el título de “Forastera”, y también podéis ver la serie que se está emitiendo en digital, yo no la sigo porque sufro cuando ya sé qué va a pasar, pero mis hermanas dan fe de que es estupenda). 💙¿Por qué la he elegido? Diana Gabaldon es zoóloga y bióloga marina, de hecho no dimitió de su cargo de profesora en la universidad de San Diego hasta años después de haber piblicado su segundo libro. Es muy aficionada a Doctor Who, como debe ser, y ella siempre cuenta que fue viendo un capítulo de esta serie cuando le vino a la cabeza el personaje de Jamie -el capítulo se llama “Juegos de guerra”, si tenéis curiosidad-. Pero lo verdaderamente revolucionario, la genialidad de la señora Gabaldon no es Jamie sino Claire. Estaba harta de damiselas en peligro y de mujeres que debido al rigor histórico no podían tener ciertos ideales y comportamientos, así que se le ocurrió la genial idea de hacer que Claire viajase en el tiempo de un modo más o menos “razonable”. Otra genialidad es el némesis de Jamie y de Claire, Jack Randall. Absolutamente brillante. En varias entrevistas cuenta que cuando quiso escribir supo que antes tenía que leer y leer mucho, y lo hizo. Podéis no leer histórica, podéis no leer fantasía, podéis no leer romántica y aún así estoy segura de que si leéis esta novela os gustará. La historia es la siguiente: en 1945 Claire, una enfermera que regresa de la II Guerra Mundial, se reencuentra con su marido, también soldado, y para ver si reviven su matrimonio realizan una segunda luna de miel. Durante las vacaciones Claire toca un dolmen y tras perder el sentido despierta en Escocia en 1743. Allí conoce a Jamie Fraser, un rebelde escocés. 💙Una frase: {Don't be afraid. There's the two of us now} #Outlander #DianaGabaldon #LeoAutorasOct #LeoAutorasTodoElAño 📚 •Una curisoidad: circula la leyenda de que en la primeta traducción al castellano “faltaban” unas páginas porque les parecieron inapropiadas 🤦🏼‍♀️. En las de ahora está todo.
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: