Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Te quiero más que a mis libros (pero no me pidas que te lo demuestre)

En Islandia existe una tradición llamada Jólabókaflóô (sí, tiene nombre de mueble de IKEA) que consiste en regalar libros en nochebuena y pasarte toda la Navidad leyendo. ¡Viva Islandia! Islandia es el país que más libros per capita publica del mundo y además los leen, sí, lo sé, increíble, y la palabra Jólabókaflóô significa literalmente “inundación de libros”, así que imagínate la cantidad de libros que se compran, regalan y leen en Navidad. Vaya, que si no fuera por el frío y porque no me veo capaz de aprender su idioma, me plantearía seriamente mudarme allí.

Aquí, cuando llega la Navidad, la única inundación que tenemos es de anuncios; anuncios de juguetes, de perfumes y de turrones, y de la lotería. Pero no de libros, y es una pena. En realidad, diciembre es uno de los meses que menos novedades literarias se publican en España porque “se sabe” que en Navidad solo se venden “best-sellers” (los premios literarios del año) o libros de regalo, es decir, libros para poner en las mesas de café del comedor, libros de cocina, de fotografías o cajas que se crean especialmente para la ocasión (la colección entera de “El señor de los anillos”, la serie completa de Ken Follet, etc). Sé que nosotros tenemos Sant Jordi y la Feria del Libro, pero no puedo evitar pensar que ambas ocasiones son para comprar libros y no incluyen el “vamos a leer sin parar y luego hablamos como posesos de la novela”. Leer es increíble, pero leer y después pasarte horas comentando el libro con otra persona es algo parecido a cabalgar un unicornio (o así es como debería ser).

Y digo yo, si hemos adoptado Halloween y San Valentín, ¿por qué no nos quedamos también con el Jólabókaflóô? Imagínate lo que sería tener “permiso” para pasarte el día de Navidad en el sofá con un libro y después comentarlo durante la cena. Sí, en mi mente empezar y terminar un libro el mismo día es relativamente normal. Los libros son los mejores regalos del mundo y leerlos con amigos, hermanos, familia, es maravilloso. Mis libros preferidos normalmente lo son porque los asocio a las conversaciones que he tenido con mis hermanas sobre ellos, y cuando escribo confieso que una parte de mí siempre se pregunta qué pensarán ellas y Marc cuando lo lean. No puedes imaginarte lo exigentes que son (y lo mucho que se lo agradezco).

Siempre se dice que leer es una afición solitaria, pero yo no estoy de acuerdo del todo. Sí, obviamente leemos solos, y la verdad es que en mi caso, cuando estoy enganchada a un libro y me interrumpen, esa persona corre el riesgo de perder alguna extremidad. De hecho, me regalaron una camiseta que dice “Go away. I am reading” para evitar futuros malentendidos. Pero una vez has acabado el libro, ¿no te mueres de ganas de comentar con alguien esa escena tan maravillosa o ese momento en que habrías estrangulado al protagonista si lo hubieses tenido delante? A mí me pasa, y por eso afirmo que más que leer, lo que de verdad me apasionada es hablar de libros con las personas que quiero y cuya opinión respeto, como tú. Me gusta reírme con ellos sobre lo que hemos leído, darle mil vueltas de tuerca al argumento hasta que llegamos a la conclusión de que hemos abarcado todos los giros habidos y por haber, hablar de los protagonistas como si fuéramos íntimos o bromear sobre todo lo que haríamos con ellos si apareciesen en el comedor de casa.

Por eso, aunque adoro leer y me moriría sin escribir, he escrito este post para desearte feliz Navidad y para decirte que te quiero más que a mis libros.

Feliz Navidad

El diseño de la lámina es de mi hermana Marina, que además de tener devoción por los vikingos, los libros de Lisa Kleypas y la Coca-Cola sin gas, tiene un estudio de diseño donde hace cosas increíbles. Ahora mismo estoy intentando sobornarla para que me haga una camiseta y una bolsa con esta ilustración, ya te contaré si lo consigo.

La semana que viene, después de celebrar la Navidad y el Jólabókaflóô (yo ya he decidido instaurarlo en mi casa), escribiré un post para darte las gracias por estar aquí y te contaré qué planes tengo. En realidad no tengo ningún plan, vivo en una especie de caos constante, pero te contaré qué manuscritos he terminado y qué libros tengo muchísimas ganas de que lleguen a tus manos en el 2016.

 

7 comentarios el “Te quiero más que a mis libros (pero no me pidas que te lo demuestre)

  1. Ketty
    diciembre 18, 2015

    Feliz Navidad a ti también 🙂

    Me gusta

  2. Rosa
    diciembre 18, 2015

    Muy felices fiestas y mejor 2016 para ti Anna!!! Muy agradecida por las historias que has creado y he leído y por las que llegarán. Instauremos Jólabókaflóô pero sin el frío…jajaja.

    Me gusta

  3. Sara
    diciembre 18, 2015

    Hola, y Feliz Navidad!
    Por favor, pero qué tradición tan estupenda tienen estos islandeses!!, jejej, aunque tiene todo el sentido del mundo, con el frío que hace allí, que se dediquen a leer en Navidad 🙂
    Tienes razón, que una de las mejores cosas de haber leido una buena historia, y una mala también, es luego poder hablar sobre ella y darle mil vueltas a todo y emocionarte reviviendo esos momentos que más te han gustado, que has soltado alguna lagrimilla, o te has reido o te ha repateado que el personaje hiciera una cosa y no otra…en definitiva, genial tener el rato para leer, pero luego siempre compartir.
    Por cierto, si tu hermana hace camiseta, bolsa o lo que sea con esa ilustración, aquí una que lo compra, es preciosa!
    A pasarlo bien, descansar lo que se pueda y a leer lo que nos dejen; deseando que llegue el 2016, entre otras cosas para tener entre manos tus historias!!!

    Un beso

    S

    pd: hace poco que hemos incorporado en mi familia un nuevo miembro, una perrita preciosa y guapísima y se llama Cleo! Mi historia corta preferida de todas las que he escrito, aunque cuando leo una nueva siempre cambio de opinión 😉

    Un abrazo

    Me gusta

  4. Montserrat
    diciembre 18, 2015

    Hola Anna 🙂

    Gracias a tu artículo el viernes ha sumado otro punto. reitero tu ¡Viva Islandia! y sumo otro más. Qué maravilla pasarte las navidades leyendo. A mi no me gustan mucho estas fiestas pero si el plan fuera leer las miraría con mejores ojos. Una pregunta la camiseta con ese gran mensaje “Go away. I am reading” creo que sería otro buen regalo junto con un lote de libros.

    Yo quería escribirle al Reyes una carta llena de títulos de libros pero no he podido esperar y me he comprado unos cuantos (muchos) libros. Aunque pensándolo bien una lectura empedernida siempre tiene libros pendientes de leer y de comprar. Jajajajaja.

    Feliz Navidad a ti también. Que 2016 te traiga muy buenas lecturas y nosotr@s tus lector@s tus historias 😉

    Una abraçada. Molts petons. Bones Festes.
    Un abrazo. Muchos besos. Felices fiestas.

    Me gusta

  5. Laura Caballero
    diciembre 18, 2015

    Feliz Navidad y felices fiestas a ti también!
    Si consigues esa camiseta y la bolsa avisa y si necesitas apoyo también 😉
    Yo pienso seguir esa costumbre, el día de Navidad leyendo. Otra cosa es que pueda comentarlo. Besos

    Me gusta

  6. flopys1310
    diciembre 18, 2015

    Que bella costumbre verdad? Yo siendo Chilena me siento facinada por ella. No hay mejor forma de viajar que leer un libro que te transporte a otro lugar desconocido. Anna querida que pases muy lindas fiestas y que este otro año nos sigas deslumbrando con tus libros 🙂 un abrazo gigante nunca dejes de escribir …

    Me gusta

  7. M.Angeles
    diciembre 22, 2015

    Feliz Navidad y que 2016 nos traigan muchas cosas buenas sobre todo tu libro de Martina y Leo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 18, 2015 por en El Club de los Adictos Literarios, Libros imprescindibles, Mi inspiración, Peripecias y etiquetada con , , , .

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.183 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Esta pared de madera pintada pertenece a una casa de un pequeño pueblo de Fife llamado Culross donde nos hemos parado por casualidad (si viajáis con niñas en coche sabéis a qué clase de paradas me refiero; para evitar que haya un asesinato dentro del vehículo). Y aquí hemos confirmado que si la naturaleza y la historia de Escocia son espectaculares su gente aún lo es más, os cuento. Culross está tan pegado al mar que las olas han estado a punto de engullir el pueblo varias veces y un par casi lo consigue. Esto lo sabemos porque hemos entrado en el local de información y allí hemos conocido a una señora maravillosa, cabello rojizo oscuro, ojos azules y eyeliner púrpura para rivalizar con Úrsula de la Sirenita. Catherine, call me Kat, nos ha explicado que ella normalmente no está aquí, ella se ocupa de cuidar del castillo (donde está la pared pintada), que en realidad no es un castillo sino una casa💛, pero lo llaman así porque su propietario, Sir George, salvó al pueblo de ser destruido en el siglo XVI cuando inventó un sistema de drenaje de las minas de carbón que hay debajo. Al parecer George había estado en Egipto y sacó de allí cómo hacerlo. Kat ha saltado entonces de tema y nos ha explicado que Diana Gabaldón se quedó en el pueblo mientras escribía y después volvió cuando rodaban la serie, nos ha dicho que una turista americana se desmayó de la impresión al conocer este dato (los lugares donde estuvieron la escritora y los actores están señalados, si vais). Luego se ha disculpado por la descripción caótica, que a nosotros nos ha encantado, y nos ha dicho que estaba nerviosa porque sus gallinas están esperando polluelos y ojalá nazcan hoy o mañana. Las gallinas, ha seguido, viven en el jardín del castillo, como debe ser, con sus dos gallos, el más grande se llama George y el segundo Theo. Theo es más de fiar. El jardín en vez de arena está hecho de conchas marinas 🐚. Nos ha dado un mapa y nos ha pedido que, por favor, echásemos un vistazo a las gallinas mientras ella seguía en la tienda. Después nos ha llevado a un pub llamado Red Lion con una novela escrita en el techo. Lo dicho, la gente de Escocia es espectacular. #Scotland 💚#CosasQueNosPasan 🧜🏻‍♀️
🎶 Sing me a song of a lass that is gone Say, could that lass be I? 🎶 #Outlander Hola desde Escocia 🏴󠁧󠁢󠁳󠁣󠁴󠁿 🙋🏼‍♀️. Confieso que solo he visto la primera temporada de Outlander -sufrí mucho-, pero desde que llegamos a las Highlands oigo la canción de la serie en bucle en mi cabeza, claro que Agata busca escenas de Harry Potter por todos lados y Olivia dice que está en el bosque de Maleficent o en el de unos cuentos que lee ahora de animales mágicos un poco raros 🤷🏼‍♀️, así que todo bien dentro de nuestra normalidad. Marc bastante tiene con conducir por el otro lado y con trazar las distintas rutas de este viaje, y con hacernos parar cada segundo para hacer fotos (nos quejamos mucho, pero luego nos encanta tener tantas. No se lo digáis 🤫) Otra confesión, las novelas de higlanders no son mis preferidas, aunque sin duda entiendo de dónde sacan la inspiración y buscaré unas cuantas cuando vuelva 🌿 #LaNormalidadEstáSobrevalorada #VacacionesDeSemanaSanta #Highlands #Scotland 💚#VisitScotland #MeEncantaCómoHablaEstaGente 🤩#ViajarConNiñasQueLeen 🤓 #EnNuestrasMaletasHayMásLibrosQueZapatos 📚 (práctico no es, pero no lo cambiaría por nada)
Ayer fui a renovarme el d.n.i y el pasaporte y cuando la señora agente me pidió que colocase el dedo índice en la máquina esa que guarda las huellas la lié. Al parecer no tengo huellas dactilares en casi ningún dedo de las dos manos, la señora no podía creérselo (y Marc y Agata, que estaban allí, tampoco). Me pusieron crema hidratante para ver si así “salía algo” y nada. La señora me preguntó entonces, “¿pero usted a qué se dedica que se le han gastado las huellas a esta edad?” a lo que Marc respondió que “era asesina a sueldo pero está retirada”. La señora, que estuvo brillante, lo miró y le respondió muy seria que no podía decir esas cosas en una comisaría de policía. Luego me guiñó un ojo y me dijo “en serio, ¿usted a qué se dedica?”. Le respondí y tras escucharme, ella y otro agente llegaron a la conclusión que se me han gastado las huellas de tanto teclear. Os juro que es verdad (aunque mi abuela decía que no se jura nunca). Al parecer hay personas muy mayores a las que les pasa lo mismo. o casos de gente que ha sufrido alguna enfermedad grave, que por suerte no es mi caso. ➡️ Esta tarde participo en una charla junto con otras escritoras en la BookCon de Barcelona (dejo info en comentarios) sobre “qué es escribir” y supongo que empezaré con esto. ❤️ Entre “Nadie como tú” y “Buenas Intenciones” hay 10 años y 20 libros, así que supongo que mi ausencia de huellas tiene sentido. Si me habéis acompañado en este viaje, en todo o en alguna parte, gracias. Estoy segura de que aún me quedan muchos caminos por descubrir. (Al final me encontraron media huella en el dedo medio y grabaron la información en el chip para que no tenga problemas en los aeropuertos 😅) #LoQueNoMePaseAMí #LlamadmeNikita 🗡 #CómoPasaElTiempo #MisLibros📚❤️ #CómoHemosCambiado 📕📗📙#YaVeréisElDíaQueTengaQueIrEnAvión 🤦🏼‍♀️ #EscribirEsMásPeligrosoDeLoQueParece 😏 #BookLove #BookNerd
Tenemos una estantería nueva en el comedor, en principio tenía que servir para libros de Agata y Olivia y estar en su habitación, pero no medí bien ni la pared, ni la caja de la persiana, ni la ventana ni los escritorios. Vaya, que no medí nada y confié en la suerte... y ahora tenemos la típica y famosa estantería blanca del señor IKEA en el comedor (llena de libros “de mayores”) y el precioso cojín que me hizo mi madre queda perfecto encima. Creo que lo de no medir no me ha salido del todo mal 🤷🏼‍♀️ Y no me veía capaz de desmontar la estantería, volver a meterla en la caja y devolverla al sádico de los muebles 🤫 #LaPróximaVezTomoMedidas 🤞🏻 La estantería ya está casi llena porque esos libros llevaban años en pilas en el suelo de mi despacho 🤦🏼‍♀️. Luego mis hijas van a casa de gente que no tiene ni un libro a la vista y vuelven entre confusas e intrigadas. #MiMadreEsUnaArtista 💖 #TengoElMejorCojínDelMundo #LOVE #crossstitch #Shelfie #Libros #Books #BookLove #LlenarLaCasaDeLibrosYDeHistorias 📚
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: