Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Buenas Intenciones

El 12 de noviembre llegó a las librerías Buenas Intenciones, mi última novela (de momento). Han pasado ya unos cuantos días, así que si he tenido algo de suerte tal vez algunos ejemplares estén ya en vuestras estanterías y quizá os hayáis perdido -y encontrado- en sus páginas.

Dicen que preguntarle a un escritor cuál de sus obras es su preferida es como pedirle a una madre que elija a uno de sus hijos y si bien es cierto (aunque a mí la comparación nunca ha terminado de gustarme), también lo es que no con todos los libros se sufre igual al escribirlos y que no en todos hay la misma parte de uno mismo.  Hace diez años habría sido incapaz de atreverme con una historia como esta y os aseguro que la novela en la que estoy trabajando ahora es completa y absolutamente distinta. Para mí no hay dos novelas iguales. Con esto quiero decir que estoy convencida de que Buenas Intenciones ha llegado cuando tenía que llegar y que soy consciente de que es una obra arriesgada y diferente, pero -espero- con el alma y las emociones de siempre. Quizá más.

La idea de Buenas Intenciones surgió hace años cuando estábamos de viaje y leí en un periódico un artículo sobre Jane Austen en el que el autor tenía la teoría de que si Jane se hubiese casado y hubiese sido feliz no habría escrito. El artículo me indignó. Entiendo lo que pretendía decir, es obvio que la vida de Jane habría cambiado si se hubiese casado, pero no comparto que entonces ella no hubiese escrito porque nunca he leído semejantes teorías respecto a escritores masculinos. Digamos que ese artículo dejó un poso dentro de mí y pocos meses después me encontré yo misma respondiendo una entrevista en la que me preguntaban cómo compaginaba mi trabajo con mi faceta de madre. No es que me molestase, pero empecé a darle vueltas al tema y me fijé en que esas preguntas no suelen aparecer -por no decir que no aparecen nunca- en las entrevistas a escritores con hijos. Os pongo un ejemplo muy simple: abrid el libro que tengáis más cerca escrito por una mujer, es muy probable que en su biografía mencione si está casada y si tiene hijos y, si esa respuesta es afirmativa, añada que los cuida. Ahora abrid un libro escrito por un hombre y veréis como no encontráis nada igual.

La idea siguió fermentando en mi estómago, porque allí es donde empieza de verdad a tomar cuerpo una historia. La cabeza es la última parte del recorrido y el corazón es el punto medio, al menos para mí. Si una historia me retuerce por dentro sé que tengo que encontrar la manera de darle forma y escribirla.

Quería hablar de Jane Austen, reivindicar desde mi pequeñísimo lugar en el mundo su figura, su talento inmenso, su modernidad y su feminismo, pero al mismo tiempo me daba mucho respeto. ¿Cómo iba a atreverme a meter a Jane Austen en una de mis novelas? En Herbarium aparecía la obra maestra de Charlotte Brönte, Jane Eyre, pero no su persona, lo de hacer aparecer a Jane como personaje era dar un paso más adelante y quería hacerle justicia o como mínimo intentarlo. Fue entonces cuando recurrí a los libros, obviamente, y al leer biografías sobre Jane descubrí que en realidad a penas sabía nada sobre ella. Poco a poco empecé a conocerla mejor y algo hizo clic dentro de mí -no se me ocurre otro modo de explicarlo-, supe cómo quería hablar de ella: a través de los ojos y de la vida del hombre que supuestamente le rompió el corazón, Tom Lefroy.

Tom Lefroy tiene una historia apasionante en sí mismo, tuvo una infancia dura, una vida académica brillante y llegó a ser parlamentario de Irlanda y juez del Tribunal Supremo. Se casó con Mary Paul, tuvieron once hijos, y solo pasó con Jane Austen dos semanas durante la Navidad de 1795. ¿Por qué entonces aparece en todas las biografías de Jane Austen y se le dedican tantas páginas?

Llegados a este punto fue cuando decidí que no quería escribir un libro sobre la vida de Jane Austen, hay muchos y muy bien escritos, nunca podría alcanzar su nivel, y tampoco quería hacer una nueva versión de ninguno de sus clásicos. Los retellings son una opción válida, pero no era lo que yo quería hacer. Quería ser yo, para lo bueno y para lo malo, supongo, y rendir mi homenaje a Jane de la única manera que sé: escribiendo.

Buenas Intenciones es una historia contemporánea, su protagonista se llama Anne Elliot porque quería hacerle un guiño a Persuasión -porque es mi obra preferida de Austen y porque justo este noviembre se han cumplido 200 años de su publicación-. Este guiño a Persuasión no es el único que encontraréis en mi novela, de hecho, está lleno de pistas que hacen referencia a distintas obras de Jane Austen y a su vida. Si conocéis la obra de Jane Austen los encontraréis y espero que os gusten, pero si no, no pasa nada, no os perderéis nada de Buenas Intenciones, os lo prometo. Os pongo un ejemplo: Manel, el protagonista de Buenas Intenciones, escribe correos a Anne igual que el capitán Wentworth le escribe una carta a su Anne, detalles de este tipo. Buenas Intenciones no es una nueva versión de Persuasión porque Persuasión es sencillamente perfecta.

En Buenas Intenciones conoceréis a Manel, un chico de Barcelona que se va a Inglaterra con una beca Erasmus, allí gana una plaza para un importante proyecto en el M.I.T de Boston y tras aceptarla se muda a Estados Unidos. Con los años crea una aplicación para los móviles llamada Buenas Intenciones y una inteligencia artificial a la que bautiza con el nombre de Jane. Pero Manel no es solo eso, también es el chico al que una chica le rompió el corazón un invierno en Londres y el chico que leyó Persuasión en el vuelo que lo llevó a Boston. Manel queda fascinado con la figura de Jane Austen, más aún con su vida privada y con el papel que jugó Tom Lefroy en ella y por eso se dedica a buscar pistas sobre esa historia. La última le ha llevado hasta un telescopio de Irlanda y quiere aprovechar un viaje por trabajo a Londres para seguir investigando.

También conoceréis a Anne, una chica inglesa que estudiaba derecho aunque no quería porque su verdadera vocación era saberlo todo sobre los pingüinos. Una chica que ahora es camarera en Bath, que perdió a su madre hace unos años, y que está descubriendo que sus hermanas no son exactamente como creía. Es la chica que le rompió el corazón a Manel y también la misma que ha decidido ahora que está harta de no vivir, de no luchar por lo que quiere, y que ha tomado la decisión de cambiar.

Volver a encontrarse nunca ha entrado en los planes de ninguno de los dos. Ella quiere dejar Bath y estudiar a sus pingüinos y él quiere que Jane, su inteligencia artificial, le ayude a averiguar la verdad sobre Jane Austen y Tom Lefroy. Pero ya sabéis lo que dicen sobre las buenas intenciones… nunca acaban como esperas.

Por último, también conoceréis a Tom Lefroy, sus capítulos están llenos de notas de pie de página en los que os cuento, basándome en documentos reales, qué hacía Jane Austen mientras él seguía con su vida. Aquí no puedo deciros más, sería destriparos uno de los secretos del libros. Me entenderéis cuando lo leáis.

Si ya habéis leído la novela o si queréis saber más sobre los hechos reales que se esconden tras ella, os dejo aquí gran parte de la documentación que he utilizado para prepararla. Es la primera vez que enseño las entrañas de una de mis historias de esta manera, así que sed buenos conmigo:

• Links donde podéis seguir descubriendo cosas sobre Jane Austen (clicad sobre lo que está rojo).

Aquí podéis leer todas las cartas de Jane Austen, son de dominio público y están en inglés.

Uno de los libros que me leí mientras preparaba Buenas Intenciones fue Jane Austen en la intimidad de Lucy Worsley que está basado en la serie de documentales que la misma autora rodó para la BBC. Aquí podéis ver el vídeo de presentación y la serie está disponible en varias plataformas digitales, se titula Jane Austen Behind Closed Doors. Esta serie en sí misma me dio la idea para el documental de Colin.

Otro libro que me leí y que me fue de mucha ayuda es Jane Austen: A life de Claire TomalinY también The real Jane Austen: A life in small things de Paula Byrne. 

Y también leí The annotated Persuasion de Jane Austed y con notas ade David M. Shapard que es la novela de Persuasión con notas intercaladas sobre hechos reales y textos académicos. Si os gusta desmenuzar mucho una novela, os lo recomiendo.

 

• Links donde podéis conocer un poco mejor a Tom Lefroy y su afición por la astronomía (clicad sobre lo que está azul).

Aquí tenéis un resumen muy visual de la vida de Tom Lefroy.

En el diccionario oficial de biografías de Oxford encontramos esta de Tom Lefroy.

Un artículo de una web que intenta ofrecer información a los irlandeses que están repartidos por el mundo y donde podéis encontrar posts sobre los “irlandeses más famosos”. Quién era de verdad Thomas Lefroy. 

En la web del Jane Austen Center también dedican un post a Tom Lefroy.

Esta es la página oficial del telescopio que visita Tom Lefroy y desde cuyo castillo escribió a su esposa Mary.

Este artículo ofrece información muy interesante del Leviathan y en este aparecen unas notas manuscritas que me sirvieron de inspiración para las notas de Tom.

Y en la página de la wikipedia de Birr sale una fotografía de la plaza donde Manel y Anne detienen el coche cuando se encuentran con William. Quizá os guste verla.

En lo que se refiere a las estrellas y a su color, y a lo que piensa Manel cuando ve a Anne en la boda (página 173 del libro), podéis encontrar información aquí

 

• Links donde podéis seguir descubriendo cosas sobre la inteligencia artificial (I.A) (clicad sobre lo que está violeta):

En este podéis ver a Eliza, la primera I.A que existió y que aparece mencionada en Buenas Intenciones, en acción hablando con Siri: Eliza charla con Siri. Y si leéis este artículo sabréis más cosas sobre su inventor, el profesor Joseph Weizenbaum. 

En este enlace podéis ver una I.A, la de Google para ser más exactos, hablando. La tomé de ejemplo para crear el tono de Jane: I.A reserva una mesa en un restaurante.

En este artículo de una prestigiosa revista matemática se explica por qué las I.A leen novelas románticas para ser más humanas

Otro artículo donde también explica que Google ha decidido seguir el ejemplo y hacer que su I.A lea novelas románticas para tener empatía y hablar como un ser humano. 

Si sentís curiosidad por entender, por ejemplo, cómo se instrumenta una operación como la compraventa de Buenas Intenciones que sucede en la novela, aquí podéis leer qué pasó cuando Apple decidió comprar a Siri. 

Y si queréis intentar adivinar qué planes tiene Manel para Jane, en este artículo podéis conocer un poco mejor la filosofía de Aubrey De Grey, el matemático que está convencido que podemos evitar el envejecimiento a través de la I.A (es mucho más complicado, obviamente) Y aquí tenéis una entrevista en español que concedió en Salamanca hace años.

 

• Por último, si queréis ver la piscina de pingüinos del Zoo de Londres o saber por qué los elegí para Anne, aquí tenéis también unos cuantos enlaces (clicad sobre lo que está verde):

En este artículo encontraréis cómo se construyó la piscina de pingüinos y podréis ver sus toboganes

En este, veréis fotos actuales de la piscina y de los pingüinos.

Y si queréis comprobar que no me he inventado lo de la monogamia de los pingüinos que aparecen en Buenas Intenciones, podéis leer este artículo y este. 

♥ Podéis comprar Buenas Intenciones en vuestra librería de siempre, si no la tienen la pueden encargar a la editorial y estoy convencida de que se la mandarán rapidísimo, pero si preferís comprarla on-line aquí os dejo unos enlaces. Un click y tenéis el libro en casa:

Comprar Buenas Intenciones en Amazon

Comprar Buenas Intenciones en La Casa del Libro

Comprar Buenas Intenciones en la web de la editorial

Comprar Buenas Intenciones en Fnac

Comprar Buenas Intenciones en Abacus

 

 

4 comentarios el “Buenas Intenciones

  1. Florencia Saez
    diciembre 4, 2018

    ¡genial!

    Me gusta

  2. Pepa
    diciembre 4, 2018

    Hola!!
    Interesante, muy interesante. Y me alegro de que te toparas con ese artículo, gracias a él, tenemos la novela.
    Y gracias por esos links, con tiempo los terminaré viendo todos!!
    Un beso

    Me gusta

  3. Mar
    abril 4, 2019

    Hola Anna:
    Paso por primera vez por aquí, para felicitarte una vez más por tu maravilloso libro, que no me canso de recomendar.
    Te seguiré con interés en tu carrera y en unas semanas espero poder reseñar uno de los títulos que me recomendaste en tu visita a Madrid.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • Anna Casanovas
      mayo 30, 2019

      ¡Muchas gracias por pasarte por aquí, Mar!
      Fue un verdadero placer conocerte en Madrid, ojalá podamos volver a coincidir pronto y seguir hablando de libros.
      Un fuerte abrazo.
      Anna

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.375 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Hace más o menos un año estaba yo en club de lectura de “Buenas Intenciones” en Madrid cuando me preguntaron si Stuart iba a tener su propia historia. No mentí cuando respondí que no, entonces Stuart era para mí un personaje secundario cuya vida empezaba y terminaba dentro de “Buenas Intenciones”, pero -sí, hay un pero- un pero muy grande porque a partir de Madrid y de ese club de lectura Stuart se instaló en mi cabeza, quizá porque nunca había salido del todo y, en serio, ¿cómo me atreví a decir que no tenía nada más que contar sobre él? No sé cuándo terminaré esta historia ni qué sucederá con ella, pero de parte de Stuart y mía: ¡Hola 🙋🏻‍♂️! No suelo hablar de esta parte del proceso, siempre tengo miedo de gafar el proyecto, pero dado que Stuart os susurró a vosotras antes que a mí que tenía mucho que contar, esta vez tenía que hacerlo 😁 #BuenasIntenciones 📚❤️ #PonesAUnJoyeroAltoYTatuadoYLaLías #TendríaQueHaberloVistoVenir #AyStuart Si no habéis leído “Buenas Intenciones” podéis hacerlo cuando os apetezca, es una novela que empieza y acaba y lo de Stuart (si llega a buen puerto, que llegará de un modo u otro 😅) es otra historia 🥰.
Como montar en bicicleta 🚲 ¿Sabéis eso que dicen cuando tienes miedo de hacer algo que hace tiempo que no haces? Como montar en bicicleta. ¿O cuando has hecho algo que te ha salido mal y te aterra volver a intentarlo? Como montar en bicicleta. Quizá como frase no sea nada del otro mundo, en realidad es un tanto absurda y más en mi caso que pedaleo fatal y me da miedo circular por calles transitadas (transitadas = más de una persona en mi camino), pero este año es parte de mí. No os suelto más rollos, espero poder enseñaros poco a poco a qué me refiero; una de las cosas que voy a retomar es el blog -esta me da poco miedo, algo, pero poco- y otra es retomar proyectos pendientes desde hace (demasiado) tiempo. Y otra, escribir una historia que lleva tiempo en mi cabeza pero con la que aún no me había atrevido 👩🏼‍💻 Y por último 🎉🎉 ¡”Carolina y los Valientes” y yo nos vamos de presentación! 🎉🎉 Este miércoles estaré en Castellón, en la llibreria Argot, acompañada por la diputada de cultura de la Diputació de Castelló para hablar del Galardón Letras del Meditérraneo y de Carolina y sus chicos, por supuesto. Si estáis por la zona, agradeceré vuestra compañía y abrazos. #CarolinaYLosValientes 💖#GalardónLetrasDelMediterraneo #SéValiente #ComoMontarEnBicicleta 🚲 #MiPrimeraFotoDel2020
¿Qué es lo que convierte un libro o una película en el libro o la peli perfectos para Navidad? ¿Tiene que suceder en Navidad? ¿Tiene que acabar bien? ¿Tiene que ser un drama? 🤷🏼‍♀️. Una de mis pelis de Navidad preferidas es “Jungla de cristal” y pelearé hasta quedarme afónica con quien me lleve la contraria, otra es “About time”, y estos días leo libros juveniles o románticos que acaben bien porque para dramas todos ya tenemos bastantes. Las novelas que he elegido para concluir este calendario de adviento son perfectas -en mi opinión, total es mi calendario- para estas fechas. Las dos están traducidas al castellano (la edición del de Jeanette Winterson es preciosa 🥺) ¿Tenéis algún libro o género literario preferido para estos días? ¿Y alguna película? Contadme, quiero añadirlas a mi lista 😘 🥮”Christmas days” de Jeanette Winterson (en castellano “Días de Navidad. Cuentos y recetas”). Si no habéis leído nada de Jeanette Winterson dejad el móbil e id a por uno de sus libros, cualquiera. Me espero. Este que os propongo es muy buena opción porque son doce historias cortas, divertidas, imaginativas y geniales cada una con su receta. #ChristmasDays #JeanetteWinterson 🛏”The flat share” de Beth O’Leary (“Piso para dos”). Lo compré por casualidad en semana santa y me cogió por sorpresa, algo que a estas alturas no me sucede tan a menudo como querría. Tiffy trabaja de día y Leon de noche, comparten piso y no se conocen, es la solución perfecta. Se dejan notas y claro eso no complicará las cosas, no, qué va. #TheFlatShare #BethOLeary 🎄Gracias por compartir estos días conmigo, por vuestros comentarios y sugerencias lectoras. Feliz Navidad.🎄 Aunque acabe el calendario seguiré hablando de libros 🤫. Y de “Carolina y los Valientes”💖 #CalendarioDeAdvientoLiterario 23/24 24/24 📚 #LibroNavidad 🎄 #Bibliophiles #BookLove ❤️ #Books #AllIWantForChristmasIsBooks #AllIWantForChristmasIsYou #AndBooks #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro
Hoy el New York Times publicaba que a finales del pasado mes de octubre, a los sesenta y siete años, fallecía Johanna Lindsey tras padecer cáncer de pulmón. Los que no leéis novela romántica -este punto lo dejamos para otro día- es probable que no sepais quién es, pero es como si muriera Scorsese o Spielberg; quizá no toda su carrera son aciertos, pero el género al que pertenecen no sería lo mismo sin ellos. Pues sin Johanna la romántica, la narrativa femenina y la industria editorial que las rodea no serían las mismas. Quería fotografiar un libro suyo, pero los tengo guardados en casa de mis padres porque es cierto que con los años mis gustos de lectora me han llevado lejos de la señora Lindsey, pero eso no significa que no reconozca el valor que tuvieron en su momento. El único libro que conservo en mi casa de esa época es este. Esta es la primera novela romántica que compré en castellano, fue en 1999 y siempre está en mi biblioteca porque me recuerda quién era yo entonces, por qué leía romántica y qué significó para mí. Por eso la recomiendo hoy en el calendario de adviento, no por la novela en sí sino por lo que significan a veces estas historias imperfectas que nos marcan casi sin darnos cuenta. Como el legado de Johanna Lindsey. ¿Cuál fue la primera novela que os marcó sea por lo que sea? Contadme ❣️”Cuando tú llegaste” de Judith McNaught (traducción de Josefina Guerrero. Otra editorial la reeditó con otro título: “Pasajes al corazón”) ❣️¿De qué va? Una rica americana viaja de EEUU a Inglaterra para casarse con un noble, pero la americana en cuestión no quiere tal matrimonio y planea escabullirse. La doncella que la acompaña, Sheridan Blomleigh, humilde y que ha convivido con indios, es la encargada de darle la noticia al noble prometido. Pero al desembarcar un mástil se rompe y la golpea en la cabeza y... ¡la amnesia de la que os hablaba el otro día! Sheridan no recuerda quién es y Stephen Westmoreland, el lord prometido, cree que se trata de su futura esposa pues no se han visto nunca. Esta novela es un locurón, está llena de comportamientos anticuados (gracias a Dios) pero le tengo mucho cariño y eso, en mi opinión, también es importante 😘
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: