Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Consolando a Jane Austen

Todos los que escribimos, o que lo intentamos, tememos las cartas de rechazo de las editoriales. De hecho, yo estuve años sin mandar nada a ninguna editorial sólo del miedo que tenía de un día abrir al señor cartero y encontrarme con una (sí, soy cobarde, y sí soy lo bastante mayor como para recordar esa época en la que te mandaban cartas en papel).

La historia esta llena de rechazos famosos; Lolita de Nabokov la rechazaron cinco editoriales; a John le Carre llegaron a decirle que “no tenía ningún futuro como escritor” en una de las cartas que recibió rechazando La espía que llegó del frío; y doce -¡doce!- editoriales inglesas, las de más prestigio y criterio, rechazaron Harry Potter.

La cuestión es que toda esta información la leí el otro día en un post de un blog que ahora no consigo recordar (típico de mí, pero os prometo que cuando lo haga os lo cuento) y me puse a pensar qué pasaría si Jane Austen mandase hoy mismo, esta semana, el manuscrito de Orgullo y Prejuicio a una editorial.

Esta es mi teoría al respecto

“Estimada señora Austen,

Muchas gracias por mandarnos su manuscrito y tenernos en cuenta para publicar su obra, Orgullo y Prejuicio. Lamentablemente no encaja en lo que estamos buscando actualmente.

De todos modos, creemos que su historia tiene cierto potencial y estaríamos dispuestos a reconsiderarla si usted accediera a introducir los siguientes cambios:

-La primera frase de la novela no tiene ningún sentido: <<Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.>> Debería empezar hablando de la protagonista femenina y ésta podría quedarse embobada al ver al atractivo y rico desconocido de mirada penetrante que aparece en el baile.

-El nombre del protagonista masculino es poco atractivo, ¿Fitzwilliam Darcy?, nadie recordará su nombre pasadas unas páginas. Debería optar por un nombre que desprendiera más sensualidad, como por ejemplo Christian o Derek. Lo dejamos a su elección.

-En cuanto a la protagonista femenina, el nombre nos parece acertado, pero debería trabajar más su descripción; tendría que hacerla un poco más alocada y menos reservada. También sería interesante que Elizabeth pensase más en lo que siente por Darcy, y menos en otras cosas, e intentase seducirlo más abiertamente.

-La historia de amor de la pareja protagonista es donde tendría que introducir más cambios; ¿qué le parecería, por ejemplo, que Darcy y Elizabeth se quedasen encerrados en una cabaña una noche de tormenta y no tuviesen más remedio que desnudarse para entrar en calor? La pareja debería de tener como mínimo cuatro encuentros sexuales a lo largo de la novela. Cuantos más mejor, y sería fantástico que pudiera crearle algún trauma al señor Darcy que justificase algún juego sexual.

-A la declaración final de amor le falta fuerza e interacción física. Es absurdo que él no la posea allí mismo en el suelo.

-En cuanto a los personajes secundarios, están bien descritos pero podrían proporcionar algún momento más cómico. Y la historia de amor secundaria, la de Charles Bingley y Jane Bennet, también necesita sexo.

Si introduce los cambios que le solicitamos, estaremos encantados de volver a leernos su manuscrito y tenerlo en cuenta para su futura publicación.

Deseándole mucha suerte, se despide

Una editorial súper importante

PD: También le recomendamos que empiece a escribir en algún Fan-Ficcion, aunque sea copiando la idea de otra persona, y tenga millones de seguidores. De hecho, no nos mande el manuscrito hasta que tenga más de 100.000.”

Por suerte, Jane y jo fuimos a tomar un té, la consolé, y está encantada de que la hayan rechazado. Al fin y al cabo, dentro de 100 años a ella la seguirán versionando y Grey probablemente sólo será el nombre de un color en inglés (aunque a todos los escritores del mundo ahora nos corroa la envidia).

¿Se os ocurren otras cartas posibles? ¿Os imagináis que le dirían hoy a Emily Brönte si mandase Cumbres Borrascosas a una editorial?

(PD: Siempre hay alguna editorial con criterio)

pride-and-prejudice

16 comentarios el “Consolando a Jane Austen

  1. Merche Diolch
    abril 4, 2013

    Jajajajajaja… buenísimo y con mucha razón 😀

    Me gusta

    • librianna
      abril 4, 2013

      Gracias, Merche.
      Qué lástima que todos veamos tan claro que Jane probablemente recibiría una de estas cartas…

      Me gusta

  2. Ari
    abril 4, 2013

    Me encantó Anna XD esperemos que las posibles Jane no siempre hagan caso de las recomendaciones editoriales, porque entonces solo tendríamos otro libro más… Por cierto me hace muy feliz pensar que Darcy no tenía ningún trauma ^ ^

    Me gusta

    • librianna
      abril 4, 2013

      Sí, Ari yo también soy muy feliz de que Darcy no tenga ningún trauma, y estoy segura de que hay muchas Janes auténticas por el mundo.
      Y mil gracias por pasarte por aquí.

      Me gusta

  3. rociorosas77
    abril 4, 2013

    jajajajaja, como me hiciste reir, felicidades por tu ingenio!!!

    Me gusta

    • librianna
      abril 4, 2013

      Tengo mis momentos, y son pocos. Me alegro de haberte hecho reír, Rocío.

      Me gusta

      • rociorosas77
        abril 5, 2013

        gracias por responder, tengo tiempo siguiendo tu blogg y siempre es muy interesante, rei mucho porque todo es cierto, las novelas recientes son todas iguales con los mismos elementos..

        Me gusta

      • librianna
        abril 6, 2013

        Gracias a ti, Rocío. ¡Y gracias por seguirme! Sí, actualmente hay muchas novelas que parecen primas hermanas, pero todas las familias tenen ovejas negras que van por libre. (Menos mal)

        Me gusta

  4. Vanedis
    abril 4, 2013

    Grande !

    Me gusta

  5. Hortensia Martínez
    abril 4, 2013

    Pues yo recién hace 2 semanas que leí por primera vez “Orgullo y prejuicio” (digo por primera vez porque pienso volver ahacerlo en el futuro) y al famoso “Grey” no tengo ni la más mínima intención de conocerlo, ni por encimita.

    Buen artículo. Saludos.

    Me gusta

    • librianna
      abril 4, 2013

      Aplaudo tu buen gusto, Hortensia. Jane es para siempre, los demás, ya veremos ¿no?
      Gracias por pasarte por aquí, espero volver a verte.

      Me gusta

  6. Samantha Arteaga
    abril 20, 2013

    Que ingenio! estoy completamente segura que le hubieran contestado de esa manera ala pobre Jane, pero al menos tengo el consuelo que Orgullo y Prejuicio no haya sido escrito en estos tiempos si no nunca podría haber conocido al “encantador”Señor Darcy libre de problemas mentales jaja, saludos

    Me gusta

    • librianna
      abril 23, 2013

      Cuanta razón tienes Samantha, sería horrible que Jane hubiese “cedido” y hubiese cambiado al señor Darcy.
      Gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. Mi maltrecho ingenio y yo también te mandamos saludos.

      Me gusta

  7. maps
    mayo 28, 2013

    Oh!! como me he reído, tienes toda la razón y hay que tenerse duro, porque van como 15 Fanfics que se volvieron libro ( Ay Dios Mio) la que nos espera látigos, traumas y señores super adinerados.

    PD: gracias por este blog.

    Me gusta

  8. Silvy
    agosto 29, 2013

    ¡¡Tienes muchísima razón Ana!! Pero mi opinión ya que soy fan de todo tipo de novelas, es que las de tipo Orgullo y Prejuicio, o Norte y Sur en las que no ves ni un beso, van a seguir haciéndonos suspirar porque entiendes que una novela no tiene porqué estar contaminada con el sexo que tanto vende. Y afirmo que me emociono mucho más al final de Jane Eyre o en las proposiciones del señor Darcy o el señor Thornton que en cualquier otro libro tipo Sombras de Gray.
    ¡Un saludo!
    PD: ni te imaginas lo que me he reído con este post.

    Me gusta

  9. Jane
    septiembre 20, 2013

    jajjaja.. Dios mío, esta entrada es perfecta. Das en el clavo!

    La clave hoy en día es la palabra “sexo” en romántica. Me parece que estamos perdiendo el significado de la palabra romance. Las autoras noveles solo deben crear copias de Mister Grey con ligeras variaciones (un poco los nombres, ligeramente el escenario y una pizca la trama) y se las quitan de las manos aunque estén tan pésimamente redactadas y tengan tan poco grado de originalidad que dañe la imagen del género.

    Pero creo que la culpa también es de los lectores que compran las “modas” del momento. Cuando ven una segunda parte tan pero tan mal escrita siguen comprando la tercera parte solo por ver como acaba (no me refiero con esto al caso Grey) o cuando leen un mismo argumento caen como moscas a leer otra vez lo mismo.

    En mi caso soy una defensora de la originalidad. Cuando veo algo diferente entonces lo leo, pero para leer una y otra vez lo mismo o solo 50 escenas de de sexo prefiero ver la tele.

    Ojala que en vez de dedicarse a copiar lo de la vecina o seguir la moda, los autores del género romántico deberían esforzarse a crear historias únicas.Así se crearían clásicos inolvidables no modas que duran un suspiro.

    Muchas gracias por crear este articulo y demostrar que hay más gente cansada de lo mismo!!

    Me gusta

Responder a Ari Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 4, 2013 por en Libros imprescindibles, Mi inspiración y etiquetada con , , , .

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.375 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Hace más o menos un año estaba yo en club de lectura de “Buenas Intenciones” en Madrid cuando me preguntaron si Stuart iba a tener su propia historia. No mentí cuando respondí que no, entonces Stuart era para mí un personaje secundario cuya vida empezaba y terminaba dentro de “Buenas Intenciones”, pero -sí, hay un pero- un pero muy grande porque a partir de Madrid y de ese club de lectura Stuart se instaló en mi cabeza, quizá porque nunca había salido del todo y, en serio, ¿cómo me atreví a decir que no tenía nada más que contar sobre él? No sé cuándo terminaré esta historia ni qué sucederá con ella, pero de parte de Stuart y mía: ¡Hola 🙋🏻‍♂️! No suelo hablar de esta parte del proceso, siempre tengo miedo de gafar el proyecto, pero dado que Stuart os susurró a vosotras antes que a mí que tenía mucho que contar, esta vez tenía que hacerlo 😁 #BuenasIntenciones 📚❤️ #PonesAUnJoyeroAltoYTatuadoYLaLías #TendríaQueHaberloVistoVenir #AyStuart Si no habéis leído “Buenas Intenciones” podéis hacerlo cuando os apetezca, es una novela que empieza y acaba y lo de Stuart (si llega a buen puerto, que llegará de un modo u otro 😅) es otra historia 🥰.
Como montar en bicicleta 🚲 ¿Sabéis eso que dicen cuando tienes miedo de hacer algo que hace tiempo que no haces? Como montar en bicicleta. ¿O cuando has hecho algo que te ha salido mal y te aterra volver a intentarlo? Como montar en bicicleta. Quizá como frase no sea nada del otro mundo, en realidad es un tanto absurda y más en mi caso que pedaleo fatal y me da miedo circular por calles transitadas (transitadas = más de una persona en mi camino), pero este año es parte de mí. No os suelto más rollos, espero poder enseñaros poco a poco a qué me refiero; una de las cosas que voy a retomar es el blog -esta me da poco miedo, algo, pero poco- y otra es retomar proyectos pendientes desde hace (demasiado) tiempo. Y otra, escribir una historia que lleva tiempo en mi cabeza pero con la que aún no me había atrevido 👩🏼‍💻 Y por último 🎉🎉 ¡”Carolina y los Valientes” y yo nos vamos de presentación! 🎉🎉 Este miércoles estaré en Castellón, en la llibreria Argot, acompañada por la diputada de cultura de la Diputació de Castelló para hablar del Galardón Letras del Meditérraneo y de Carolina y sus chicos, por supuesto. Si estáis por la zona, agradeceré vuestra compañía y abrazos. #CarolinaYLosValientes 💖#GalardónLetrasDelMediterraneo #SéValiente #ComoMontarEnBicicleta 🚲 #MiPrimeraFotoDel2020
¿Qué es lo que convierte un libro o una película en el libro o la peli perfectos para Navidad? ¿Tiene que suceder en Navidad? ¿Tiene que acabar bien? ¿Tiene que ser un drama? 🤷🏼‍♀️. Una de mis pelis de Navidad preferidas es “Jungla de cristal” y pelearé hasta quedarme afónica con quien me lleve la contraria, otra es “About time”, y estos días leo libros juveniles o románticos que acaben bien porque para dramas todos ya tenemos bastantes. Las novelas que he elegido para concluir este calendario de adviento son perfectas -en mi opinión, total es mi calendario- para estas fechas. Las dos están traducidas al castellano (la edición del de Jeanette Winterson es preciosa 🥺) ¿Tenéis algún libro o género literario preferido para estos días? ¿Y alguna película? Contadme, quiero añadirlas a mi lista 😘 🥮”Christmas days” de Jeanette Winterson (en castellano “Días de Navidad. Cuentos y recetas”). Si no habéis leído nada de Jeanette Winterson dejad el móbil e id a por uno de sus libros, cualquiera. Me espero. Este que os propongo es muy buena opción porque son doce historias cortas, divertidas, imaginativas y geniales cada una con su receta. #ChristmasDays #JeanetteWinterson 🛏”The flat share” de Beth O’Leary (“Piso para dos”). Lo compré por casualidad en semana santa y me cogió por sorpresa, algo que a estas alturas no me sucede tan a menudo como querría. Tiffy trabaja de día y Leon de noche, comparten piso y no se conocen, es la solución perfecta. Se dejan notas y claro eso no complicará las cosas, no, qué va. #TheFlatShare #BethOLeary 🎄Gracias por compartir estos días conmigo, por vuestros comentarios y sugerencias lectoras. Feliz Navidad.🎄 Aunque acabe el calendario seguiré hablando de libros 🤫. Y de “Carolina y los Valientes”💖 #CalendarioDeAdvientoLiterario 23/24 24/24 📚 #LibroNavidad 🎄 #Bibliophiles #BookLove ❤️ #Books #AllIWantForChristmasIsBooks #AllIWantForChristmasIsYou #AndBooks #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro
Hoy el New York Times publicaba que a finales del pasado mes de octubre, a los sesenta y siete años, fallecía Johanna Lindsey tras padecer cáncer de pulmón. Los que no leéis novela romántica -este punto lo dejamos para otro día- es probable que no sepais quién es, pero es como si muriera Scorsese o Spielberg; quizá no toda su carrera son aciertos, pero el género al que pertenecen no sería lo mismo sin ellos. Pues sin Johanna la romántica, la narrativa femenina y la industria editorial que las rodea no serían las mismas. Quería fotografiar un libro suyo, pero los tengo guardados en casa de mis padres porque es cierto que con los años mis gustos de lectora me han llevado lejos de la señora Lindsey, pero eso no significa que no reconozca el valor que tuvieron en su momento. El único libro que conservo en mi casa de esa época es este. Esta es la primera novela romántica que compré en castellano, fue en 1999 y siempre está en mi biblioteca porque me recuerda quién era yo entonces, por qué leía romántica y qué significó para mí. Por eso la recomiendo hoy en el calendario de adviento, no por la novela en sí sino por lo que significan a veces estas historias imperfectas que nos marcan casi sin darnos cuenta. Como el legado de Johanna Lindsey. ¿Cuál fue la primera novela que os marcó sea por lo que sea? Contadme ❣️”Cuando tú llegaste” de Judith McNaught (traducción de Josefina Guerrero. Otra editorial la reeditó con otro título: “Pasajes al corazón”) ❣️¿De qué va? Una rica americana viaja de EEUU a Inglaterra para casarse con un noble, pero la americana en cuestión no quiere tal matrimonio y planea escabullirse. La doncella que la acompaña, Sheridan Blomleigh, humilde y que ha convivido con indios, es la encargada de darle la noticia al noble prometido. Pero al desembarcar un mástil se rompe y la golpea en la cabeza y... ¡la amnesia de la que os hablaba el otro día! Sheridan no recuerda quién es y Stephen Westmoreland, el lord prometido, cree que se trata de su futura esposa pues no se han visto nunca. Esta novela es un locurón, está llena de comportamientos anticuados (gracias a Dios) pero le tengo mucho cariño y eso, en mi opinión, también es importante 😘
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: