Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

¡Necesito un héroe! (o cómo encontrar un chico malo de verdad)

Cuando escribo escucho música, no lo hago cuando traduzco ni cuando leo, pero sí cuando estoy completamente metida en una nueva novela e intento darle forma…  ¿y yo por qué te estoy contando esto? ¡Ah, ya lo sé! Llevo días trabajando el personaje de José Antonio y escuchando sin cesar a Bonnie Tyler y ayer lo vi todo claro: ¡Nos están robando a los protagonistas de las novelas!

Piénsalo un segundo, ¿cuántas novelas has leído últimamente en la que no sabes nada –NADA- del protagonista masculino? Sí, el misterio está muy bien, pero existe una gran diferencia entre un personaje misterioso y un personaje inexistente del que no conocemos sus sentimientos, sus emociones o su manera de pensar.  (Un día escribiré un artículo “serio” sobre cómo Nora Roberts cambió el papel de los protagonistas masculinos en la literatura romántica).

Mi teoría es que esto se debe a la obsesión generalizada por “los chicos malos”. Sí, sí, no mientas, tanto a ti como a mí nos gustan más los héroes atormentados y taciturnos que los príncipes remilgados o los abogados responsables. Nos gusta que sean malos, misteriosos, oscuros, y si tienen los ojos más negros que has visto jamás, mejor.

Y en un afán por darnos este chico malo “perfecto” muchas novelas han optado por eliminar al protagonista masculino y dejarnos solo con la visión que tiene de él la protagonista femenina. Pero yo soy terca, tozuda y estoy cargada de manías, y no me gusta que opinen por mí. Yo quiero encontrar solita a mi chico malo y decidir si me enamoro de él o si lo mando a freír espárragos. Así que si te pasa como a mí y quieres poder distinguir entre un buen chico malo y un imbécil, sigue los puntos de mi lista.

Guía para encontrar un chico malo de verdad:

1)    Si se trata de una novela paranormal y tu chico malo es un vampiro lo tienes muy fácil: no querrá morderte por más que se lo pidas. Intentará evitarlo por todos los medios e incluso estará dispuesto a morir de hambre o a sacrificarse por ti. De hecho, lo más probable es que termine dejando que lo queme el sol y que entonces seas tú la que le ofrezca –oh, sí, qué escena- tu cuello o tu muñeca para que te muerda.

2)    Si es un hombre lobo, te pedirá que lo encierres, que le pongas esposas, que hagas todo lo que haga falta para mantenerlo alejado de ti durante la noche de luna llena. Pero esa noche tú correrás peligro y él vendrá a salvarte, y cuando vuelva a transformarse en el tío bueno que de verdad es te besará con manos temblorosas y te dirá que no quiere hacerte daño.

3)    En el caso de las novelas de Regencia hay distintas clases de chicos malos, así que voy a empezar por el primero y más frecuente: el espía. En esta categoría una pista normalmente lo delata es el nombre. Si se llama como un arcángel o Lucien, o algo que recuerde vagamente a Lucifer o al diablo, no hace falta que sigas buscando. Lo has encontrado. Pero si necesitas más pistas te diré que seguro que tiene fama de ser un gran amante, que desaparece constantemente, y que en algún momento recibirá una bala por ti.

4)    Seguimos con las de Regencia, otro chico malo espectacular es el “hombre hecho a sí mismo”. En este caso nuestro protagonista probablemente tiene un pasado horrible y es duro y distante e insiste en que “nos merecemos a alguien mejor”. A este chico malo le delata que siempre, siempre, protege a los necesitados (prostitutas, mujeres maltratadas, huérfanos), realiza obras de beneficencia anónimamente, y se liará a golpes para defender tu honor.

5)    El último chico malo de las novelas de Regencia es uno de mis preferidos porque es quizá el más difícil de encontrar: el chico bueno disfrazado de chico malo. En este caso nos encontraremos con un noble guapo, educado, buen hijo, hermano maravilloso, pero con una personalidad arrolladora y muy mal carácter. Este chico malo es dominante y mantiene las distancias, y es increíble en la cama, así que si das con él no dudes y no le dejes escapar.

6)    En las novelas contemporáneas tenemos que distinguir entre las de acción, las de “multimillonarios” (no sabía cómo clasificarlas) y las de personas corrientes. Empecemos por las de acción. En este caso el chico malo ha participado en varias guerras y ahora le han elegido para formar parte de un grupo de élite. Cuando le conozcas no podrás soportarlo porque es mandón y autoritario pero un día le presentarás a tu abuela y tendrá los modales de un chico sureño a lo Tom Sawyer y te caerá la baba. Al terminar la novela, seguro que intentará abandonarte porque tendrá miedo de no hacerte feliz, pero tú, que ahora has encontrado a tu chico malo de verdad, no vas a dejarlo escapar.

7)    En las novelas de multimillonarios (confieso que de estas no he leído tantas) una manera bastante eficaz de dar con el chico malo es que casi seguro es huérfano y le ha criado una abuela, una tía, o una hermana mayor. Lleva trajes impecables y tiene tendencia a hacer regalos absurdos; desde traerte un helado de Italia dentro de una mini-nevera hasta dos entradas para la ópera más cara del mundo. Otro dato importante es que siempre tiene una ex prometida que es mucho más rica y más rubia que tú. Pero al final, en una escena digna de una película de Hollywood, lo dejará todo y te dirá que hasta que te conoció a ti no sabía qué era el amor.

8)    En las novelas contemporáneas donde los protagonistas son personas corrientes (o casi) el chico malo se caracteriza por su sarcasmo, su inteligencia, su tendencia a discutir contigo y por tener algo oculto en su pasado. Este misterio puede ser un antiguo roce con la justicia, un problema con su familia, o tal vez algo más traumático. Pero la clave para detectar a este chico malo es que no importa lo mal que te lleves con él ni lo mucho que os peléis porque el día que te pase algo malo –un reventón, un problema en el trabajo, se te escapa el perro, necesitas un novio postizo, etc…- aparecerá de la nada y te ayudará. Y después os besaréis y descubriréis lo tontos que habéis sido por no haberlo hecho antes.

9)    Casi en último lugar no puedo olvidarme de explicarte cómo identificar a un chico malo en una novela, o película, de adolescentes. Aquí puedes encontrarte con dos casos. El primero es el chico malo por antonomasia, el rebelde sin/con causa. Este es muy fácil de identificar pues se caracteriza por sus enfrentamientos constantes con la autoridad (profesores, padres, entrenadores), por su parquedad de palabras por y su ropa básicamente negra. Seguro que cuando lo conozcas apenas te dirá nada pero pronto descubrirás que lee a los clásicos y que puede recitar Romeo y Julieta con los ojos cerrados.

10) Y la otra clase de chico malo adolescente es el informático, el pringado (no me gusta especialmente esta traducción, pero bueno). Esta clase, lo reconozco, es difícil de identificar pues ellos mismos se encargan de ocultarlo pero tranquila, aquí va una pista: el día que llores, vendrá a consolarte y si alguien intenta hacerte daño saldrá en tu defensa y entonces descubrirás que además de cerebro tiene unos músculos de infarto.Y cuando te bese se te derretirán las rodillas y el cerebro.

Sea cual sea tu clase de chico malo, yo quiero seguir conociéndolos. Quiero leer sobre ellos, y no quedarme con la opinión de una chica que probablemente no tiene nada en común conmigo. Quiero saber cómo piensan, qué sienten, qué les pasa por la cabeza y por el corazón, y qué piensan hacer al respecto.

¿Y tú qué opinas? ¿Quieres añadir alguno más a la lista? ¿Quieres seguir leyendo sobre chicos malos? ¿O te gusta que los personajes masculinos se difuminen y “desaparezcan” de las novelas?

man-steel-movie

Man of Steel

7 comentarios el “¡Necesito un héroe! (o cómo encontrar un chico malo de verdad)

  1. Montserrat
    julio 24, 2013

    Hola Anna 🙂

    Pues coincido contigo en que quiero descubrir al protagonista masculino por mi misma. Casi siempre me acaban conquistando. Más por pequeños detalles y escenas concretas. Los que más me suenan son los de las novelas de Regencia y en contemporánea los multimillonarios junto a los de acción. Seguiré indagando para intentar descubrir alguno más.

    Un abrazo.

    Me gusta

  2. Ari
    julio 24, 2013

    Me encantó Anna ^ ^ yo también quiero seguir leyendo sobre chicos malos y odio y me aburren los libros contados solo desde la perspectiva de ella que ahora tanto abundan, menos mal que hay mucho dónde elegir :)))

    Me gusta

  3. Maria
    julio 24, 2013

    Estoy contigo Anna, yo también quiero esos chicos malos que tienen sustancia a los que adoro desde siempre, cuenten la historia que cuenten, historica, contenporanea o paranormal. estoy aburrida de estas novelas tan de moda, estilo 50 sombras, son todas iguales no tienen chispa, menos mal que quedan grandes autoras dónde poder elegir un buen libro.

    Me gusta

  4. merchemcl
    julio 26, 2013

    Me gusto mucho y estoy totalmente de acuerdo, a mí también me da mucha rabia terminar el libro y no saber casi nada del personaje masculino. I need a hero!!

    Me gusta

  5. Joane
    julio 27, 2013

    Yo es que tengo la impresión de que los chicos malos de las novelas románticas cada vez son más “de pega”. Te dicen que el chico es malote pero luego no le ves hacer nada remotamente perverso. Estoy un poco cansadita de héroes con nombres luciferinos que luego se pasan la novela salvando ancianitas.
    Norma básica “show, don’t tell”. O sea: muestra (a través de la forma de hablar, de las acciones, de los sentimientos) cómo es un personaje, no me lo cuentes.
    Si me dices que es un gracioso y luego tiene menos chispa que XXX (ponga Vd. aquí el nombre del político más soso que se le ocurra)… Entonces no me has construido un personaje creíble.
    ¡No, no quiero sólo el punto de vista de la heroína! ¿Acaso hemos vuelto a los setenta?
    Lo que enriquece la historia es ver las cosas desde las dos perspectivas. Incluso saber lo que piensan los secundarios. Personalmente, se me hacen muy cuesta arriba las novelas en primera persona.

    Me gusta

  6. lheira
    agosto 9, 2013

    Me encantó! Me aburren los multimillonarios, pero si me consigo con uno, espero no me ignore.
    Feliz día!

    Me gusta

  7. Ros3r
    septiembre 18, 2013

    Hola Anna,
    Me parece maravillosa la definición k has hecho de nuestros “malotes”! Y el problema es que no sabría que tipo malo escoger! :33
    Pero después de leer Sin miedo a nada creo que un prototipo como el de Alejandro sería mí preferido!

    Le gusta a 1 persona

Responder a Montserrat Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 24, 2013 por en Cosas que me hacen reír, Mi inspiración, Mis novelas.

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.375 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Hace más o menos un año estaba yo en club de lectura de “Buenas Intenciones” en Madrid cuando me preguntaron si Stuart iba a tener su propia historia. No mentí cuando respondí que no, entonces Stuart era para mí un personaje secundario cuya vida empezaba y terminaba dentro de “Buenas Intenciones”, pero -sí, hay un pero- un pero muy grande porque a partir de Madrid y de ese club de lectura Stuart se instaló en mi cabeza, quizá porque nunca había salido del todo y, en serio, ¿cómo me atreví a decir que no tenía nada más que contar sobre él? No sé cuándo terminaré esta historia ni qué sucederá con ella, pero de parte de Stuart y mía: ¡Hola 🙋🏻‍♂️! No suelo hablar de esta parte del proceso, siempre tengo miedo de gafar el proyecto, pero dado que Stuart os susurró a vosotras antes que a mí que tenía mucho que contar, esta vez tenía que hacerlo 😁 #BuenasIntenciones 📚❤️ #PonesAUnJoyeroAltoYTatuadoYLaLías #TendríaQueHaberloVistoVenir #AyStuart Si no habéis leído “Buenas Intenciones” podéis hacerlo cuando os apetezca, es una novela que empieza y acaba y lo de Stuart (si llega a buen puerto, que llegará de un modo u otro 😅) es otra historia 🥰.
Como montar en bicicleta 🚲 ¿Sabéis eso que dicen cuando tienes miedo de hacer algo que hace tiempo que no haces? Como montar en bicicleta. ¿O cuando has hecho algo que te ha salido mal y te aterra volver a intentarlo? Como montar en bicicleta. Quizá como frase no sea nada del otro mundo, en realidad es un tanto absurda y más en mi caso que pedaleo fatal y me da miedo circular por calles transitadas (transitadas = más de una persona en mi camino), pero este año es parte de mí. No os suelto más rollos, espero poder enseñaros poco a poco a qué me refiero; una de las cosas que voy a retomar es el blog -esta me da poco miedo, algo, pero poco- y otra es retomar proyectos pendientes desde hace (demasiado) tiempo. Y otra, escribir una historia que lleva tiempo en mi cabeza pero con la que aún no me había atrevido 👩🏼‍💻 Y por último 🎉🎉 ¡”Carolina y los Valientes” y yo nos vamos de presentación! 🎉🎉 Este miércoles estaré en Castellón, en la llibreria Argot, acompañada por la diputada de cultura de la Diputació de Castelló para hablar del Galardón Letras del Meditérraneo y de Carolina y sus chicos, por supuesto. Si estáis por la zona, agradeceré vuestra compañía y abrazos. #CarolinaYLosValientes 💖#GalardónLetrasDelMediterraneo #SéValiente #ComoMontarEnBicicleta 🚲 #MiPrimeraFotoDel2020
¿Qué es lo que convierte un libro o una película en el libro o la peli perfectos para Navidad? ¿Tiene que suceder en Navidad? ¿Tiene que acabar bien? ¿Tiene que ser un drama? 🤷🏼‍♀️. Una de mis pelis de Navidad preferidas es “Jungla de cristal” y pelearé hasta quedarme afónica con quien me lleve la contraria, otra es “About time”, y estos días leo libros juveniles o románticos que acaben bien porque para dramas todos ya tenemos bastantes. Las novelas que he elegido para concluir este calendario de adviento son perfectas -en mi opinión, total es mi calendario- para estas fechas. Las dos están traducidas al castellano (la edición del de Jeanette Winterson es preciosa 🥺) ¿Tenéis algún libro o género literario preferido para estos días? ¿Y alguna película? Contadme, quiero añadirlas a mi lista 😘 🥮”Christmas days” de Jeanette Winterson (en castellano “Días de Navidad. Cuentos y recetas”). Si no habéis leído nada de Jeanette Winterson dejad el móbil e id a por uno de sus libros, cualquiera. Me espero. Este que os propongo es muy buena opción porque son doce historias cortas, divertidas, imaginativas y geniales cada una con su receta. #ChristmasDays #JeanetteWinterson 🛏”The flat share” de Beth O’Leary (“Piso para dos”). Lo compré por casualidad en semana santa y me cogió por sorpresa, algo que a estas alturas no me sucede tan a menudo como querría. Tiffy trabaja de día y Leon de noche, comparten piso y no se conocen, es la solución perfecta. Se dejan notas y claro eso no complicará las cosas, no, qué va. #TheFlatShare #BethOLeary 🎄Gracias por compartir estos días conmigo, por vuestros comentarios y sugerencias lectoras. Feliz Navidad.🎄 Aunque acabe el calendario seguiré hablando de libros 🤫. Y de “Carolina y los Valientes”💖 #CalendarioDeAdvientoLiterario 23/24 24/24 📚 #LibroNavidad 🎄 #Bibliophiles #BookLove ❤️ #Books #AllIWantForChristmasIsBooks #AllIWantForChristmasIsYou #AndBooks #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro
Hoy el New York Times publicaba que a finales del pasado mes de octubre, a los sesenta y siete años, fallecía Johanna Lindsey tras padecer cáncer de pulmón. Los que no leéis novela romántica -este punto lo dejamos para otro día- es probable que no sepais quién es, pero es como si muriera Scorsese o Spielberg; quizá no toda su carrera son aciertos, pero el género al que pertenecen no sería lo mismo sin ellos. Pues sin Johanna la romántica, la narrativa femenina y la industria editorial que las rodea no serían las mismas. Quería fotografiar un libro suyo, pero los tengo guardados en casa de mis padres porque es cierto que con los años mis gustos de lectora me han llevado lejos de la señora Lindsey, pero eso no significa que no reconozca el valor que tuvieron en su momento. El único libro que conservo en mi casa de esa época es este. Esta es la primera novela romántica que compré en castellano, fue en 1999 y siempre está en mi biblioteca porque me recuerda quién era yo entonces, por qué leía romántica y qué significó para mí. Por eso la recomiendo hoy en el calendario de adviento, no por la novela en sí sino por lo que significan a veces estas historias imperfectas que nos marcan casi sin darnos cuenta. Como el legado de Johanna Lindsey. ¿Cuál fue la primera novela que os marcó sea por lo que sea? Contadme ❣️”Cuando tú llegaste” de Judith McNaught (traducción de Josefina Guerrero. Otra editorial la reeditó con otro título: “Pasajes al corazón”) ❣️¿De qué va? Una rica americana viaja de EEUU a Inglaterra para casarse con un noble, pero la americana en cuestión no quiere tal matrimonio y planea escabullirse. La doncella que la acompaña, Sheridan Blomleigh, humilde y que ha convivido con indios, es la encargada de darle la noticia al noble prometido. Pero al desembarcar un mástil se rompe y la golpea en la cabeza y... ¡la amnesia de la que os hablaba el otro día! Sheridan no recuerda quién es y Stephen Westmoreland, el lord prometido, cree que se trata de su futura esposa pues no se han visto nunca. Esta novela es un locurón, está llena de comportamientos anticuados (gracias a Dios) pero le tengo mucho cariño y eso, en mi opinión, también es importante 😘
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: