Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Dame un buen protagonista y me olvidaré del mundo

El otro día, en el AVE de ida a Madrid, había cuatro señoras de unos cincuenta años sentadas en las filas que quedaban en diagonal a la mía. Las señoras, damas de pro, iban a Madrid a celebrar el aniversario de una. Lo sé porque su tono de voz no era precisamente bajo. Estuvieron la primera mitad del viaje hablando de las reformas que una se había hecho en la cocina (lo juro) y la segunda, de libros. Dado que había tenido que aguantar las explicaciones sobre los distintos tipos de tiradores que podían tener los armarios de la cocina de Carmen, deduje que me había ganado el derecho a seguir escuchando la conversación.

Evidentemente, hablaron del señor Grey (a veces creo que este tema me persigue) y tras los comentarios y risas que te imaginas, una de ellas, Pilar, creo recordar que se llamaba, dijo que había sido incapaz de terminar la trilogía porque la protagonista, Anastasia, no le gustaba. Le parecía insoportable. Las amigas, escandalizadas, le dijeron que no importaba que ella -Anastasia, especificaron- fuese insoportable, que lo único que importaba era Grey. Una le dijo que en realidad a ella tampoco le caía bien “la niña” pero que la ignoraba y fingía que no estaba, que ella solo quería leer lo que hacía el “el tío bueno”. Dejando a un lado que a partir de entonces se pusieron a enumerar todo lo que querrían que les hiciera el señor de la corbata si lo encontrasen en carne y hueso y tuve que dejar de escucharlas, me quedé pensando en lo que había dicho Pilar y me di cuenta de que a mí me pasa exactamente igual.

Soy incapaz de leer una novela en la que no conecte con el protagonista. Va más allá del “gustar”, es más complejo, como lectora necesito creerme y respetar a los protagonistas de la novela que estoy leyendo. Con esto no quiero decir que tengan que caerme bien, no quiero irme a tomar unas copas con ellos (aunque hay algunos con los que no me importaría), quiero vivir su historia, sentirla, emocionarme con ella, tener ganas de ir a su favor o en su contra, según dependa. Si los personajes principales de una novela me son indiferentes o me producen aburrimiento, es más que probable que no consiga terminar de leérmela.

En el caso de “la niña”, es decir, Anastasia, coincido con Pilar, no me la creí y como no me la creía no podía emocionarme con ella. Yo no puedo hacer como decía la amiga de Pilar (Pilar, si lees esto, espero que no te importe que te mencione), eliminar ese personaje y ocupar su lugar. Si un personaje puede ser eliminado, ¿tiene sentido que exista? Entiendo la otra opción, por supuesto, y si sirve para que ese lector sea feliz, adelante a toda máquina. A mí me gusta entender y sentir en la piel la historia, meterme en la vida del protagonista, no hacerlo desaparecer porque es insulso y tan gris que se desvanece.

Hay personajes que aguantan una historia, buenos y malos, incluso secundarios que hacen que una novela, o una película, valga la pena solo para conocerlos. Por ejemplo, la protagonista de Lo que el viento se llevó, Scarlett O’Hara, es una protagonista brillante que cae mal. Sí, tanto si lees la novela (léela) como si ves la película (mírala), Scarlett es insoportable pero al final terminas emocionándote con ella, pidiéndole a Rhett Butler que le dé una última oportunidad. Es una protagonista imborrable, no puedes fingir que no está, y perfecta a pesar de que tiene infinidad de defectos. En el caso de protagonistas malos, se me ocurre, por ejemplo, Jack Randall de Outlander, es malo, malísimo, pero está tan bien construido que hay momentos en los que la autora logra que el lector le entienda. Lo dicho, no iría a tomarme una copa con él, pero sí quiero leer su historia. No quiero que desaparezca.

Tanto si la novela contiene una historia de amor como si trata sobre el robo de un virus súper secreto en medio de Alaska, necesito que sus protagonistas tengan pies y cabeza, y carne, y corazón, y entrañas, que me emocionen y me hagan enfadar. ¿A ti te sucede lo mismo o eres capaz de “modificar” el protagonista a tu antojo?

A mí, para que me emocione una historia de amor, sus protagonistas tienen que hacer desaparecer el mundo de mi alrededor. Y cuando escribo es lo que intento conseguir.

Dame un buen protagonista

Dame un buen protagonista

 

 

13 comentarios el “Dame un buen protagonista y me olvidaré del mundo

  1. Carmen Sanchez Limon
    noviembre 4, 2014

    Totalmente de acuerdo, si no me gustan los personajes, si no “me los creo”, por muy buena que sea la historia y muy bien escrita que esté, se me hace un mundo la lectura. A veces trato de ser objetiva y valorar otros aspectos de la novela pero para mí lo más importante es que los personajes sean coherentes y tengan “magia”. Hay libros que no cuentan gran cosa pero que los personajes desprenden tanto carisma que es imposible dejar de leerlos y otros en que el autor escribe muy bien, se expresa muy bien pero los personajes son sólo negro sobre blanco, les falta la chispa que te hace querer saber más de ellos independientemente de que sean buenos o malos, te enamores o los aborrezcas.

    Me gusta

  2. Vicky Sánchez Romero
    noviembre 4, 2014

    Y lo logras Anna!!!!…. cuando leo tus historias…. el mundo a mi alrededor desaparece y debo de terminar la historia para ver que sucede….. tus personajes son entrañables….. lo cual es mágico….. soy super fan tuya… saludos desde Costa Rica

    Me gusta

  3. Elizabeth Osuna
    noviembre 4, 2014

    Quémen mi carta de feminista o lo que sea el castigo que me gane por decir esto, pero a mi lo que me engancha realmente de una novela, en especifico del romance, es el protagonista masculino. Si el protagonista es un bueno para nada, sin caracter y se la pasa terminando y reconciliando sin sentido con la protagonista, para mi es, mas que una mala historia, un mal ejemplo. El amor no siempre es bonito, pero poner a un protagonista que puede manipular, engañar, acosar y a veces hasta medio humillar a la protagonista y aun asi ésta esta perdidamente enamorada por su “amor desmedido” y “tan territorial” me parece triste y poco real, normalmente una persona asi no puede hacer feliz a otra. Es por eso que al primer signo de un protagonista “macho cabeza dura”, yo le digo adios al libro.
    Y es por eso que me encantan tus historias Anna 🙂 tus protagonistas no son perfectos, pero son tan educados, responsables, un poco cabeza dura a veces, pero se nota que preferirían cortarse una mano antes de levantala contra una mujer, simplemente la clase de hombre que todas deveriamos tener a lado.

    Me gusta

  4. Sabrina
    noviembre 4, 2014

    Siento lo mismo… necesito identificarme y saber que yo haría lo mismo… Y cuando el mundo desaparece a mi alrededor y solo ellos existen es supremo.
    Gracias por tus historias.

    Me gusta

  5. Montse Lectora
    noviembre 4, 2014

    ¡¡Hola Anna!!

    Respecto al último comentario sobre tus protagonistas, tranquila que lo consigues. De verdad. Sobre los protagonistas… ahora mismo no te puedo decir un ejemplo concreto (las últimas semanas están siendo caóticas, muy caóticas) pero depende del libro. En el caso del sr Grey no me gustó la trilogía pero en general. Hay historias que los personajes que más me han llegado han sido secundarios o bien uno de los dos protagonistas.

    En la mayoría de los casos para mí una Novela es una suma de varios factores: protagonistas, secundarios, ambientación y la escritura en si misma. Hay ocasiones en las que unas partes flojean y compensan a las otras, en otras no naturalmente. Pero si uno de los protagonistas no “me gusta” la intensidad con la que leo el libro baja un poco. ¿Me entiendes verdad?

    Me gusta

  6. Montse Lectora
    noviembre 4, 2014

    Un abrazo muy fuerte Anna.

    Me gusta

  7. Sara
    noviembre 4, 2014

    Hola Anna,

    Yo tengo una etiqueta para todos tus personajes “made in Anna”, jeje, son muy especiales, creibles, sus historias y vidas las sientes según lees y se quedan contigo después, así que una condición importante para recordar una pareja es sin duda que no puedas hacerlos desaparecer porque son insulsos o grises…

    Como dices, cuestión de equilibrio, que los dos sean fuertes, aunque a alguno no le soportes, pero justo por eso, a veces son los que más recuerdas.
    Y los grandes secundarios, a veces se les echa de menos, si faltan piensas: “falta algo, todo el rato la pareja protagonista…”, pero si están bien construidos y dan soporte a los protagonistas, el libro gana, y mucho, sobre todo porque quieres saber sus historias!!

    ¿Comprender a Jack Randall?, Nunca jamás de los jamases!, como diría la Reina de Corazones de Alicia: ¡Que le corten la cabeza!, jejeje. Creo que junto con Dimitri, de El Jinete de Bronce, son los dos personajes que más odio del mundo mundial.

    Por último, aunque ya han pasado unos días, gracias por la presentación en Madrid, fue estupenda!

    Un beso

    S

    Me gusta

  8. Begoña
    noviembre 4, 2014

    Conectar con un personaje es esencial para que me guste un libro, pero es difícil que deje de leerlo por eso. Los dejo cuando se junta que no me creo la historia que surge entre ellos.
    Es cierto que me pueden caer mal pero si consigo ver que esa es su historia y no la mía ni lo qué yo haría entoncpes amigos estamos ante el sumun supremo de los libros!!!! Algunos de ellos son de Anna Casanovas.
    Por cierto Scarlett O’hara es “mi personaje” a Dios pongo por testigo que no odié nunca nadie tanto como a ella pero madre mía vaya personaje…
    La lástima es q casi todos los personajes memorables son hombres… Poca relevancia o protagonismo se le da a las mujeres… Un post sobre el tema Anna????

    Gracias!!!!

    Me gusta

  9. Bego V.G.
    noviembre 5, 2014

    Totalmente de acuerdo. Tanto en la literatura como en el cine es imprescindible conectar con los protas.
    Hace poco leí un libro y me lo terminé poque era cortito y tuve la esperanza de que mejorara hasta el final pero era insufrible. La autora decidió que su prota tenia que parecer dura a base de decir una palabrota tras otra, pero lo único que logró es que dieran ganas de darle una colleja y lavarle la boca con jabón!!
    Y, en cambio, hay otros libros que no quieres que terminen nunca o sus protagonistas te gustan tanto que quieres leer mas y mas de ellos.
    Tu lo consigues con nota alta!

    Me gusta

  10. Freyja Silva
    noviembre 6, 2014

    TOTAL MENTE DE ACUERDO!!!
    Para mi es MUY importante que los protagonistas ( y sito: “hagan desaparecer el mundo a mi alrededor) pero tengo un pequeños bproblema, por más de la patada que me caiga un protagonista y por mal que este una historia tengo una REGLA
    INQUEBRANTABLE leer el libro hasta el final ( de alguna manera tengo que reponer 💵 mi mala inversión, valga la redundancia). Pero si los protagonista se calan hasta lo mas ondo de mi ser, sean ambos o el hombre o la mujer siento que si es un libro que bailó la pena. 👍😊

    Me gusta

  11. romanticona (@blogromanticon)
    noviembre 7, 2014

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Si no conecta el personaje y más si es femenino, la historia tiene poco recorrido, pasará por mis manos sin pena ni gloria. Supongo que es difícil crear historias, y que los personajes tengan lógica aún más, pero una cosa es eso y otra que no haya por donde cogerlos.

    Un abrazo Anna

    Me gusta

  12. Raquel
    noviembre 8, 2014

    Oh, esas conversaciones en los medios de transporte que no quieres oír, pero no te queda más remedio. XD

    No puedo obviar personajes, más si son los protagonistas. Se supone que si está ahí y te cae mal o te parece odioso, es porque la intención del autor era esa, ¿no? Cada personaje, al menos los más relevantes, tienen su misión en la historia y en generarle al lector “algo”.

    Con Lo que el viento se llevó, supongo que sucede como con Paradise Lost. Es esa fuerza, esa capacidad para no doblegarse y luchar por los objetivos. A mí me pasó con Gone Girl. ¿Cómo vas a interesarte por las historias de un insulso sin espíritu?

    E imagino que ahí reside el atractivo de Christian Grey, en que quiere algo y no se le pone nada por delante. A Anastasia le toca ser una muchacha de encefalograma plano, con diosas interiores y los ojos en blanco, así evade responsabilidades… genial para la moralidad de aquellos países y las amas de casa que no quieren añadir más peso a sus actos, sino que desean que un tío bueno las rapte y les haga de todo, muy en contra de su voluntad, pero si es millonario, mejor.

    Otra cosa es que haya quien aguante el tostón ese… y no porque le de un azote o veinte, cada uno se entretiene (en consenso) como quiere y puede; sino por la sintaxis tan mala y la escasez argumentativa, para empezar.

    Y ya para terminar, ¿un protagonista con fuerza al que moralmente no he soportado? Carlo Varzi en Malerne de Florencia Bonelli. (Posible SPOILER). Es un proxeneta, vive de explotar sexualmente a mujeres desesperadas. Y no contentos con eso, una vez que jura y perjura estar enamorado de la protagonista, como ésta no le contesta en unos días, le es infiel con una de sus empleadas. Ella lo perdona, porque se quieren tanto. Él lo ha hecho porque estaba herido, inseguro, dolido… ha llevado una vida tan dura. No leí más.

    ¡Buen tema!

    Me gusta

  13. Beitavg
    noviembre 10, 2014

    Ojalá fuera así…yo tengo una manía desde pequeña que es acabar todo libro que empiece aunque no me guste y, la verdad, me he encontrado con cada personaje que no aportaban nada a la historia o que no eran creíbles.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 4, 2014 por en Cosas que me hacen reír, Mi inspiración, Mis novelas.

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 13.625 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Hoy sábado a las 12h estaré en Maite Libros (Vía Augusta 64 BCN) participando en un vermut literario con un grupo de autoras estupendas y rodeadas de libros increíbles. Si estáis por la ciudad y os apetece hablar con nosotras, venid 🍸📚 #VermutLiterario #VermutRomántico #TodoMejoraConUnLibro #InclusoElVermut #MaiteLibros #LaPartitura #MúsicaParaAdam 🎼❤️📚 #Herbarium #LasFloresDeGideon 🌸💞📚 Tal día como hoy en 1847 la Smith, Elder & Co publicó por primera vez “Jane Eyre” de Charlotte Brontë, aunque en esa primera edición figuraba que el autor era Currer Bell, y resulta que hoy se celebra el día de las escritoras. A veces existen coincidencias maravillosas ✨. Feliz día a todas las escritoras y GRACIAS Charlotte por crear a Jane ❤️.
Esta edición tan preciosa es de la colección Penguin Drop Caps y decidí regalármela este verano: es de piel y los márgenes de las páginas son rojos. Además, en la contraportada tiene una de mis frases preferidas y lema vital: “I would always rather be happy than dignified”. {Siempre prefiero ser feliz a ser digna} 
#OTD #JaneEyre #CharlotteBrontë #PenguinDropCaps 📚
#DíaDeLasEscritoras #CoincidenciasMaravillosas #Bookstagram #TenerVariasEdicionesDelMismoLibroEsDeLoMásNormal #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro 📖❤️ Andy Warhol, Agata, Olivia y su amiga Adriana. Una exposición impactante, no muy extensa, con sus Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor y latas Campbell, y la portada del disco de Miguel Bosé 😳 que creó el señor Warhol en los ochenta. Lo curioso es que Andy Warhol le regaló a Bosé dos cuadros en esa época (Dollar sing y Oxidation) y Miguel los vendió hace unos años en Chrisite’s y ahora esos cuadros están en esta exposición de Barcelona. Vaya, que la vida da muchas vueltas. La colección es fascinante y la sección donde puedes “crear tu Warhol” les ha gustado mucho a las niñas (y a mí). #UnViernesTreceDistinto 👻
#AndyWarhol #WarholCaixaForum 🖍 Esto de ir a la playa en octubre es raro, pero me gusta. Aunque casi me atacan unas 🐦. Estas aves y yo no nos llevamos demasiado bien, claro que en verano un día estaba aquí mismo con Agata y Olivia y unas gaviotas se pelearon delante de nosotras y, bueno, yo no he visto “It” ni ninguna película de miedo últimamente, porque luego no duermo, pero esa pelea de gaviotas daba terror. Y si has visto “Pájaros” porque eres fan del cine clásico, todavía más. Y ahora que os he contado esto completamente absurdo e innecesario os dejo unas frases de “La partitura. Música para Adam” :
{Sexto compás de la partitura. 
Corría el año 1849 y Chopin había muerto, pero le había hecho una última petición a Ludwika, su hermana mayor; quería que su corazón estuviese enterrado en Varsovia. La mayoría de personas, al menos la que se han cruzado en mi camino, interpretarían esa petición como algo simbólico, pero Ludwika conocía su hermano y se lo tomó al pie de la letra. Se encargó de que arrancasem dicho órgano del cuerpo sin vida de Chopin y lo guardasen en una caja de cristal sellada y llena de alcohol. Creo que era coñac.} Folie en “La paritura. Música para Adam” 🎼📖❤️
Además de huir de palomas, estoy escribiendo, este nuevo proyecto me tiene muy ilusionada y aterrorizada. ¿Creéis que importa dónde está el corazón, que el amor se limita a cuestiones físicas y prácticas o que es imposible de encerrar en una caja? 
#DicenQueEsOtoño ☀️ #Playa 🌊 #NoFilter #MiPueblo #MeDanMiedoLasPalomas 🤦🏼‍♀️ #LaPartitura #MúsicaParaAdam 🎼❤️📖 Perdón por el rollo 🙃, no estoy de puente y es lo que tiene intentar terminar un capítulo más con unas niñas en casa que creen que vuelve a ser verano.
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: