Anna Casanovas

Escritora, convencida de que existen los finales felices. Librianna es mi lugar especial, ¿quieres conocerlo?

Dame un buen protagonista y me olvidaré del mundo

El otro día, en el AVE de ida a Madrid, había cuatro señoras de unos cincuenta años sentadas en las filas que quedaban en diagonal a la mía. Las señoras, damas de pro, iban a Madrid a celebrar el aniversario de una. Lo sé porque su tono de voz no era precisamente bajo. Estuvieron la primera mitad del viaje hablando de las reformas que una se había hecho en la cocina (lo juro) y la segunda, de libros. Dado que había tenido que aguantar las explicaciones sobre los distintos tipos de tiradores que podían tener los armarios de la cocina de Carmen, deduje que me había ganado el derecho a seguir escuchando la conversación.

Evidentemente, hablaron del señor Grey (a veces creo que este tema me persigue) y tras los comentarios y risas que te imaginas, una de ellas, Pilar, creo recordar que se llamaba, dijo que había sido incapaz de terminar la trilogía porque la protagonista, Anastasia, no le gustaba. Le parecía insoportable. Las amigas, escandalizadas, le dijeron que no importaba que ella -Anastasia, especificaron- fuese insoportable, que lo único que importaba era Grey. Una le dijo que en realidad a ella tampoco le caía bien “la niña” pero que la ignoraba y fingía que no estaba, que ella solo quería leer lo que hacía el “el tío bueno”. Dejando a un lado que a partir de entonces se pusieron a enumerar todo lo que querrían que les hiciera el señor de la corbata si lo encontrasen en carne y hueso y tuve que dejar de escucharlas, me quedé pensando en lo que había dicho Pilar y me di cuenta de que a mí me pasa exactamente igual.

Soy incapaz de leer una novela en la que no conecte con el protagonista. Va más allá del “gustar”, es más complejo, como lectora necesito creerme y respetar a los protagonistas de la novela que estoy leyendo. Con esto no quiero decir que tengan que caerme bien, no quiero irme a tomar unas copas con ellos (aunque hay algunos con los que no me importaría), quiero vivir su historia, sentirla, emocionarme con ella, tener ganas de ir a su favor o en su contra, según dependa. Si los personajes principales de una novela me son indiferentes o me producen aburrimiento, es más que probable que no consiga terminar de leérmela.

En el caso de “la niña”, es decir, Anastasia, coincido con Pilar, no me la creí y como no me la creía no podía emocionarme con ella. Yo no puedo hacer como decía la amiga de Pilar (Pilar, si lees esto, espero que no te importe que te mencione), eliminar ese personaje y ocupar su lugar. Si un personaje puede ser eliminado, ¿tiene sentido que exista? Entiendo la otra opción, por supuesto, y si sirve para que ese lector sea feliz, adelante a toda máquina. A mí me gusta entender y sentir en la piel la historia, meterme en la vida del protagonista, no hacerlo desaparecer porque es insulso y tan gris que se desvanece.

Hay personajes que aguantan una historia, buenos y malos, incluso secundarios que hacen que una novela, o una película, valga la pena solo para conocerlos. Por ejemplo, la protagonista de Lo que el viento se llevó, Scarlett O’Hara, es una protagonista brillante que cae mal. Sí, tanto si lees la novela (léela) como si ves la película (mírala), Scarlett es insoportable pero al final terminas emocionándote con ella, pidiéndole a Rhett Butler que le dé una última oportunidad. Es una protagonista imborrable, no puedes fingir que no está, y perfecta a pesar de que tiene infinidad de defectos. En el caso de protagonistas malos, se me ocurre, por ejemplo, Jack Randall de Outlander, es malo, malísimo, pero está tan bien construido que hay momentos en los que la autora logra que el lector le entienda. Lo dicho, no iría a tomarme una copa con él, pero sí quiero leer su historia. No quiero que desaparezca.

Tanto si la novela contiene una historia de amor como si trata sobre el robo de un virus súper secreto en medio de Alaska, necesito que sus protagonistas tengan pies y cabeza, y carne, y corazón, y entrañas, que me emocionen y me hagan enfadar. ¿A ti te sucede lo mismo o eres capaz de “modificar” el protagonista a tu antojo?

A mí, para que me emocione una historia de amor, sus protagonistas tienen que hacer desaparecer el mundo de mi alrededor. Y cuando escribo es lo que intento conseguir.

Dame un buen protagonista

Dame un buen protagonista

 

 

13 comentarios el “Dame un buen protagonista y me olvidaré del mundo

  1. Carmen Sanchez Limon
    noviembre 4, 2014

    Totalmente de acuerdo, si no me gustan los personajes, si no “me los creo”, por muy buena que sea la historia y muy bien escrita que esté, se me hace un mundo la lectura. A veces trato de ser objetiva y valorar otros aspectos de la novela pero para mí lo más importante es que los personajes sean coherentes y tengan “magia”. Hay libros que no cuentan gran cosa pero que los personajes desprenden tanto carisma que es imposible dejar de leerlos y otros en que el autor escribe muy bien, se expresa muy bien pero los personajes son sólo negro sobre blanco, les falta la chispa que te hace querer saber más de ellos independientemente de que sean buenos o malos, te enamores o los aborrezcas.

    Me gusta

  2. Vicky Sánchez Romero
    noviembre 4, 2014

    Y lo logras Anna!!!!…. cuando leo tus historias…. el mundo a mi alrededor desaparece y debo de terminar la historia para ver que sucede….. tus personajes son entrañables….. lo cual es mágico….. soy super fan tuya… saludos desde Costa Rica

    Me gusta

  3. Elizabeth Osuna
    noviembre 4, 2014

    Quémen mi carta de feminista o lo que sea el castigo que me gane por decir esto, pero a mi lo que me engancha realmente de una novela, en especifico del romance, es el protagonista masculino. Si el protagonista es un bueno para nada, sin caracter y se la pasa terminando y reconciliando sin sentido con la protagonista, para mi es, mas que una mala historia, un mal ejemplo. El amor no siempre es bonito, pero poner a un protagonista que puede manipular, engañar, acosar y a veces hasta medio humillar a la protagonista y aun asi ésta esta perdidamente enamorada por su “amor desmedido” y “tan territorial” me parece triste y poco real, normalmente una persona asi no puede hacer feliz a otra. Es por eso que al primer signo de un protagonista “macho cabeza dura”, yo le digo adios al libro.
    Y es por eso que me encantan tus historias Anna 🙂 tus protagonistas no son perfectos, pero son tan educados, responsables, un poco cabeza dura a veces, pero se nota que preferirían cortarse una mano antes de levantala contra una mujer, simplemente la clase de hombre que todas deveriamos tener a lado.

    Me gusta

  4. Sabrina
    noviembre 4, 2014

    Siento lo mismo… necesito identificarme y saber que yo haría lo mismo… Y cuando el mundo desaparece a mi alrededor y solo ellos existen es supremo.
    Gracias por tus historias.

    Me gusta

  5. Montse Lectora
    noviembre 4, 2014

    ¡¡Hola Anna!!

    Respecto al último comentario sobre tus protagonistas, tranquila que lo consigues. De verdad. Sobre los protagonistas… ahora mismo no te puedo decir un ejemplo concreto (las últimas semanas están siendo caóticas, muy caóticas) pero depende del libro. En el caso del sr Grey no me gustó la trilogía pero en general. Hay historias que los personajes que más me han llegado han sido secundarios o bien uno de los dos protagonistas.

    En la mayoría de los casos para mí una Novela es una suma de varios factores: protagonistas, secundarios, ambientación y la escritura en si misma. Hay ocasiones en las que unas partes flojean y compensan a las otras, en otras no naturalmente. Pero si uno de los protagonistas no “me gusta” la intensidad con la que leo el libro baja un poco. ¿Me entiendes verdad?

    Me gusta

  6. Montse Lectora
    noviembre 4, 2014

    Un abrazo muy fuerte Anna.

    Me gusta

  7. Sara
    noviembre 4, 2014

    Hola Anna,

    Yo tengo una etiqueta para todos tus personajes “made in Anna”, jeje, son muy especiales, creibles, sus historias y vidas las sientes según lees y se quedan contigo después, así que una condición importante para recordar una pareja es sin duda que no puedas hacerlos desaparecer porque son insulsos o grises…

    Como dices, cuestión de equilibrio, que los dos sean fuertes, aunque a alguno no le soportes, pero justo por eso, a veces son los que más recuerdas.
    Y los grandes secundarios, a veces se les echa de menos, si faltan piensas: “falta algo, todo el rato la pareja protagonista…”, pero si están bien construidos y dan soporte a los protagonistas, el libro gana, y mucho, sobre todo porque quieres saber sus historias!!

    ¿Comprender a Jack Randall?, Nunca jamás de los jamases!, como diría la Reina de Corazones de Alicia: ¡Que le corten la cabeza!, jejeje. Creo que junto con Dimitri, de El Jinete de Bronce, son los dos personajes que más odio del mundo mundial.

    Por último, aunque ya han pasado unos días, gracias por la presentación en Madrid, fue estupenda!

    Un beso

    S

    Me gusta

  8. Begoña
    noviembre 4, 2014

    Conectar con un personaje es esencial para que me guste un libro, pero es difícil que deje de leerlo por eso. Los dejo cuando se junta que no me creo la historia que surge entre ellos.
    Es cierto que me pueden caer mal pero si consigo ver que esa es su historia y no la mía ni lo qué yo haría entoncpes amigos estamos ante el sumun supremo de los libros!!!! Algunos de ellos son de Anna Casanovas.
    Por cierto Scarlett O’hara es “mi personaje” a Dios pongo por testigo que no odié nunca nadie tanto como a ella pero madre mía vaya personaje…
    La lástima es q casi todos los personajes memorables son hombres… Poca relevancia o protagonismo se le da a las mujeres… Un post sobre el tema Anna????

    Gracias!!!!

    Me gusta

  9. Bego V.G.
    noviembre 5, 2014

    Totalmente de acuerdo. Tanto en la literatura como en el cine es imprescindible conectar con los protas.
    Hace poco leí un libro y me lo terminé poque era cortito y tuve la esperanza de que mejorara hasta el final pero era insufrible. La autora decidió que su prota tenia que parecer dura a base de decir una palabrota tras otra, pero lo único que logró es que dieran ganas de darle una colleja y lavarle la boca con jabón!!
    Y, en cambio, hay otros libros que no quieres que terminen nunca o sus protagonistas te gustan tanto que quieres leer mas y mas de ellos.
    Tu lo consigues con nota alta!

    Me gusta

  10. Freyja Silva
    noviembre 6, 2014

    TOTAL MENTE DE ACUERDO!!!
    Para mi es MUY importante que los protagonistas ( y sito: “hagan desaparecer el mundo a mi alrededor) pero tengo un pequeños bproblema, por más de la patada que me caiga un protagonista y por mal que este una historia tengo una REGLA
    INQUEBRANTABLE leer el libro hasta el final ( de alguna manera tengo que reponer 💵 mi mala inversión, valga la redundancia). Pero si los protagonista se calan hasta lo mas ondo de mi ser, sean ambos o el hombre o la mujer siento que si es un libro que bailó la pena. 👍😊

    Me gusta

  11. romanticona (@blogromanticon)
    noviembre 7, 2014

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Si no conecta el personaje y más si es femenino, la historia tiene poco recorrido, pasará por mis manos sin pena ni gloria. Supongo que es difícil crear historias, y que los personajes tengan lógica aún más, pero una cosa es eso y otra que no haya por donde cogerlos.

    Un abrazo Anna

    Me gusta

  12. Raquel
    noviembre 8, 2014

    Oh, esas conversaciones en los medios de transporte que no quieres oír, pero no te queda más remedio. XD

    No puedo obviar personajes, más si son los protagonistas. Se supone que si está ahí y te cae mal o te parece odioso, es porque la intención del autor era esa, ¿no? Cada personaje, al menos los más relevantes, tienen su misión en la historia y en generarle al lector “algo”.

    Con Lo que el viento se llevó, supongo que sucede como con Paradise Lost. Es esa fuerza, esa capacidad para no doblegarse y luchar por los objetivos. A mí me pasó con Gone Girl. ¿Cómo vas a interesarte por las historias de un insulso sin espíritu?

    E imagino que ahí reside el atractivo de Christian Grey, en que quiere algo y no se le pone nada por delante. A Anastasia le toca ser una muchacha de encefalograma plano, con diosas interiores y los ojos en blanco, así evade responsabilidades… genial para la moralidad de aquellos países y las amas de casa que no quieren añadir más peso a sus actos, sino que desean que un tío bueno las rapte y les haga de todo, muy en contra de su voluntad, pero si es millonario, mejor.

    Otra cosa es que haya quien aguante el tostón ese… y no porque le de un azote o veinte, cada uno se entretiene (en consenso) como quiere y puede; sino por la sintaxis tan mala y la escasez argumentativa, para empezar.

    Y ya para terminar, ¿un protagonista con fuerza al que moralmente no he soportado? Carlo Varzi en Malerne de Florencia Bonelli. (Posible SPOILER). Es un proxeneta, vive de explotar sexualmente a mujeres desesperadas. Y no contentos con eso, una vez que jura y perjura estar enamorado de la protagonista, como ésta no le contesta en unos días, le es infiel con una de sus empleadas. Ella lo perdona, porque se quieren tanto. Él lo ha hecho porque estaba herido, inseguro, dolido… ha llevado una vida tan dura. No leí más.

    ¡Buen tema!

    Me gusta

  13. Beitavg
    noviembre 10, 2014

    Ojalá fuera así…yo tengo una manía desde pequeña que es acabar todo libro que empiece aunque no me guste y, la verdad, me he encontrado con cada personaje que no aportaban nada a la historia o que no eran creíbles.

    Me gusta

Responder a Elizabeth Osuna Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 4, 2014 por en Cosas que me hacen reír, Mi inspiración, Mis novelas.

Búscame en Twitter

Así no te perderás ninguna entrada... y prometo contarte cosas interesantes.

Únete a otros 14.375 seguidores

Curiosea por mi Instagram

Como montar en bicicleta 🚲 ¿Sabéis eso que dicen cuando tienes miedo de hacer algo que hace tiempo que no haces? Como montar en bicicleta. ¿O cuando has hecho algo que te ha salido mal y te aterra volver a intentarlo? Como montar en bicicleta. Quizá como frase no sea nada del otro mundo, en realidad es un tanto absurda y más en mi caso que pedaleo fatal y me da miedo circular por calles transitadas (transitadas = más de una persona en mi camino), pero este año es parte de mí. No os suelto más rollos, espero poder enseñaros poco a poco a qué me refiero; una de las cosas que voy a retomar es el blog -esta me da poco miedo, algo, pero poco- y otra es retomar proyectos pendientes desde hace (demasiado) tiempo. Y otra, escribir una historia que lleva tiempo en mi cabeza pero con la que aún no me había atrevido 👩🏼‍💻 Y por último 🎉🎉 ¡”Carolina y los Valientes” y yo nos vamos de presentación! 🎉🎉 Este miércoles estaré en Castellón, en la llibreria Argot, acompañada por la diputada de cultura de la Diputació de Castelló para hablar del Galardón Letras del Meditérraneo y de Carolina y sus chicos, por supuesto. Si estáis por la zona, agradeceré vuestra compañía y abrazos. #CarolinaYLosValientes 💖#GalardónLetrasDelMediterraneo #SéValiente #ComoMontarEnBicicleta 🚲 #MiPrimeraFotoDel2020
¿Qué es lo que convierte un libro o una película en el libro o la peli perfectos para Navidad? ¿Tiene que suceder en Navidad? ¿Tiene que acabar bien? ¿Tiene que ser un drama? 🤷🏼‍♀️. Una de mis pelis de Navidad preferidas es “Jungla de cristal” y pelearé hasta quedarme afónica con quien me lleve la contraria, otra es “About time”, y estos días leo libros juveniles o románticos que acaben bien porque para dramas todos ya tenemos bastantes. Las novelas que he elegido para concluir este calendario de adviento son perfectas -en mi opinión, total es mi calendario- para estas fechas. Las dos están traducidas al castellano (la edición del de Jeanette Winterson es preciosa 🥺) ¿Tenéis algún libro o género literario preferido para estos días? ¿Y alguna película? Contadme, quiero añadirlas a mi lista 😘 🥮”Christmas days” de Jeanette Winterson (en castellano “Días de Navidad. Cuentos y recetas”). Si no habéis leído nada de Jeanette Winterson dejad el móbil e id a por uno de sus libros, cualquiera. Me espero. Este que os propongo es muy buena opción porque son doce historias cortas, divertidas, imaginativas y geniales cada una con su receta. #ChristmasDays #JeanetteWinterson 🛏”The flat share” de Beth O’Leary (“Piso para dos”). Lo compré por casualidad en semana santa y me cogió por sorpresa, algo que a estas alturas no me sucede tan a menudo como querría. Tiffy trabaja de día y Leon de noche, comparten piso y no se conocen, es la solución perfecta. Se dejan notas y claro eso no complicará las cosas, no, qué va. #TheFlatShare #BethOLeary 🎄Gracias por compartir estos días conmigo, por vuestros comentarios y sugerencias lectoras. Feliz Navidad.🎄 Aunque acabe el calendario seguiré hablando de libros 🤫. Y de “Carolina y los Valientes”💖 #CalendarioDeAdvientoLiterario 23/24 24/24 📚 #LibroNavidad 🎄 #Bibliophiles #BookLove ❤️ #Books #AllIWantForChristmasIsBooks #AllIWantForChristmasIsYou #AndBooks #CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro
Hoy el New York Times publicaba que a finales del pasado mes de octubre, a los sesenta y siete años, fallecía Johanna Lindsey tras padecer cáncer de pulmón. Los que no leéis novela romántica -este punto lo dejamos para otro día- es probable que no sepais quién es, pero es como si muriera Scorsese o Spielberg; quizá no toda su carrera son aciertos, pero el género al que pertenecen no sería lo mismo sin ellos. Pues sin Johanna la romántica, la narrativa femenina y la industria editorial que las rodea no serían las mismas. Quería fotografiar un libro suyo, pero los tengo guardados en casa de mis padres porque es cierto que con los años mis gustos de lectora me han llevado lejos de la señora Lindsey, pero eso no significa que no reconozca el valor que tuvieron en su momento. El único libro que conservo en mi casa de esa época es este. Esta es la primera novela romántica que compré en castellano, fue en 1999 y siempre está en mi biblioteca porque me recuerda quién era yo entonces, por qué leía romántica y qué significó para mí. Por eso la recomiendo hoy en el calendario de adviento, no por la novela en sí sino por lo que significan a veces estas historias imperfectas que nos marcan casi sin darnos cuenta. Como el legado de Johanna Lindsey. ¿Cuál fue la primera novela que os marcó sea por lo que sea? Contadme ❣️”Cuando tú llegaste” de Judith McNaught (traducción de Josefina Guerrero. Otra editorial la reeditó con otro título: “Pasajes al corazón”) ❣️¿De qué va? Una rica americana viaja de EEUU a Inglaterra para casarse con un noble, pero la americana en cuestión no quiere tal matrimonio y planea escabullirse. La doncella que la acompaña, Sheridan Blomleigh, humilde y que ha convivido con indios, es la encargada de darle la noticia al noble prometido. Pero al desembarcar un mástil se rompe y la golpea en la cabeza y... ¡la amnesia de la que os hablaba el otro día! Sheridan no recuerda quién es y Stephen Westmoreland, el lord prometido, cree que se trata de su futura esposa pues no se han visto nunca. Esta novela es un locurón, está llena de comportamientos anticuados (gracias a Dios) pero le tengo mucho cariño y eso, en mi opinión, también es importante 😘
La Navidad y todos esos almuerzos con sobremesas, charlas y partidas de cartas que los convierten en cenas y a veces en “¿por qué no os quedáis a dormir?” Ya casi está aquí y quizá por eso he cambiado el libro que iba a colgar hoy por este; porque es una historia familiar llena de personajes imperfectos y reales, de esos que quieres abrazar cuando llegas a la última página. 🌍”Tiene que ser aquí” de Maggie O’Farrell (traducción de Concha Cardeñoso) 🌍¿De qué va? La trama se desarrolla entre 1944 y 2016 y la estructura es desordenada: salta hacia atrás y hacia delante. Al principio puede parecer un poco confuso -a mí estas formas de narración me encantan-, pero si no es así os aseguro que en este caso merece mucho la pena hacer el esfuerzo. Además, la historia nos lleva a Nueva York, Irlanda, París y es preciosa. La novela, aunque nos presenta bastantes personajes, gira en torno a Daniel y Claudette. Daniel es un linguista de Nueva York que cuando conoce a Claudette y se enamora de ella ya tiene un matrimonio fracasado y dos hijos a los que casi no ve a sus espaldas. Los motivos no os los cuento. Claudette es una actriz que en el momento más álgido de su carrera hollywoodiense decidió dejarlo todo y mudarse a la campiña irlandesa. Tampoco os cuento por qué. Allí es donde vive feliz en la actualidad con Daniel y la familia que han creado hasta que su marido recibe una noticia sobre una mujer de su pasado y sus vidas, sus sentimientos y ese lugar en el mundo que han construido juntos son puestos a prueba. Es una historia sobre el amor, sobre la familia y sobre la ausencia. Una cosa más: el libro tiene fotografías en el interior que acompañan cierta parte del argumento de una manera maravillosa. 🌍Una frase: {¡Qué diferente podría haber sido todo, qué minúsculas las causas y qué devastadoras las consecuencias!} #TeníaQueSerAquí #MaggieOFarrell 💙 #CalendarioDeAdvientoLiterario 📚21/24 #LibroNavidad 🎄#CualquierExcusaEsBuenaParaRecomendarUnLibro #BookLove ❤️ #Books #Bibliophiles
Follow Anna Casanovas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: